CUENTAS SANCIONADA SANCIONADAS

En primeros cuatro meses, 12 empresas fueron a concurso de acreedores

De acreedores; a su vez crecen cuentas sancionadas.

En los primeros cuatro meses del año se presentaron a concurso de acreedores 12 empresas. La cifra es menor a la registrada en el mismo período del año pasado. A su vez, en el acumulado de los últimos 12 meses a marzo creció la cantidad de cuentas bancarias sancionadas en la comparación interanual, según datos brindados por la Liga de Defensa Comercial (LIdeco) a El País.

La cantidad de concursos fue menor que en el primer cuatrimestre de 2015 cuando las firmas en esa situación eran 18. Entre las 12 empresas de este año se encuentra Fotomartín. Además, hay una empresa de la construcción, una de importación de polietileno y algunas vinculadas al transporte y a la distribución de alimentos, entre otras.

A pesar de ser datos cuatrimestrales cabe precisar que en realidad el período observado es de tres meses —febrero, marzo y abril— ya que en enero no hubo presentaciones de empresas a concurso de acreedores por la feria judicial.

En todo el año pasado se presentaron a concurso de acreedores 83 empresas. Fue la mayor cantidad desde la crisis de 2002, cuando fueron alrededor de 220 las compañías que optaron por ese camino. Un año atrás, en 2014, los concursos habían llegado a 61 y número similares se habían registrado en 2013, con 63 empresas. En ese año ya se había verificado un incremento en la cantidad de empresas a concurso, ya que en 2012 habían sido 49.

Cuentas.

Lideco informó que en los 12 meses acumulados a marzo de este año fueron sancionadas 2.041 cuentas bancarias, con un incremento de 18,5%, en la comparación anualizada al mismo mes del año pasado.

Las cuentas suspendidas llegaron a 1.513, con un aumento de 17,2%, mientras que las cuentas clausuradas fueron 528, con un incremento de 22,5%.

La clausura de la cuenta se aplica cuando la emisión de cheques sin fondos —y, por tanto, la suspensión de la misma— es repetida. Esa medida puede extenderse por el plazo de uno a dos años.

En tanto, cuando se libra un cheque que no puede ser cubierto por falta de fondos, la suspensión que se aplica es por seis meses, según establece la legislación vigente.

Además, cuando esta situación es detectada por el Banco Central (BCU), se otorga un plazo de cinco días hábiles al titular de la cuenta para que cumpla con los pagos o de lo contrario se procede a la suspensión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)