INFORME DE LA CEPAL Y LA OIT

Productividad: estudio de las diferencias en Uruguay

Dinamismo en el mercado laboral esconde brechas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Agro: de los sectores con alta productividad desde 10 empleados. Foto: A. Colmegna

La productividad más baja se verifica en las empresas que cuentan con menos de 10 empleados. La situación se revierte a medida que aumenta la plantilla laboral en las compañías.

La conclusión surge de un estudio elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) titulado "Hacia un desarrollo inclusivo. El caso de Uruguay".

Uno de los capítulos se refirió al mercado laboral y la heterogeneidad productiva en el período comprendido entre 2001 y 2014 y fue elaborado por Verónica Amarante y Victoria Tenenbaum.

Allí, las autoras, explicaron que el dinamismo del mercado laboral de la última década puede esconder comportamientos diferenciados por segmentos del mercado laboral.

Por eso, marcaron como un aspecto razonable suponer que no todos los sectores productivos respondieron de igual manera a la fase creciente del ciclo económico que se verificó y esos distintos comportamientos pueden haber producido variaciones en la estructura productiva del país.

Para el análisis confeccionaron un listado de 19 grupos de actividad. En segunda instancia establecieron tres segmentos: empresas de menos de 10 empleados, de 10 a 49 trabajadores y de 50 o más. Luego establecieron comparaciones del nivel de productividad medido a través del valor agregado bruto (baja, media baja, media alta y alta) en tres años: 2001, 2007 y 2014.

En el último año, 11 grupos del segmento de menos de 10 empleados tuvieron baja productividad, cuatro productividad media baja, tres media alta y uno tuvo alta productividad.

Cuando el estudio se realizó en compañías de entre 10 y 49 empleados, fueron cuatro grupos que tuvieron productividad baja, cuatro media baja, cinco media alta y seis alta.

En el tercer análisis —de 50 o más trabajadores—, ningún grupo tuvo productividad baja, seis tuvieron productividad media baja, seis media alta y siete alta.

El sector de actividad que tuvo productividad alta con menos de 10 empleados fue el de información y comunicación.

Para las empresas con una plantilla de entre 10 y 49 trabajadores, la alta productividad se constató en seis grupos. Fueron los de producción agropecuaria, forestal y pesquera; la explotación de minas; la producción de madera, fabricación de productos de madera y papel; la industria química; información y comunicación y las actividades financieras.

En el último segmento, de 50 o más trabajadores se verificó alta productividad en siete grupos: producción agropecuaria, forestal y pesquera; explotación de minas; producción de madera, fabricación de productos de madera y papel; suministro de electricidad, gas y agua; información y comunicación; actividades financieras y las actividades inmobiliarias.

El documento agregó que tanto el valor agregado bruto como el empleo experimentaron variaciones en el período. En el caso del empleo, el estrato de baja productividad concentraba un 55% de los ocupados en 2001y se redujo a 36% en 2014.

Protección social.

Otro capítulo del estudio se dedicó a la protección social. Elaborado por Cecilia Rossel, indicó que en la actualidad aproximadamente una cuarta parte de los trabajadores uruguayos (24%) no realiza contribuciones a la seguridad social.

El estudio expresa que esa cifra, aunque alta, es el valor más bajo de no afiliación de las últimas décadas.

Añadió que el 92% de los trabajadores afiliados a la seguridad social están cubiertos por el régimen del Banco de Previsión Social (92%), mientras que el grupo restante está conformado por trabajadores que aportan a la Caja de Profesionales Universitarios, Caja Notarial, Caja Bancaria, Caja Policial y Caja Militar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)