LEY DE INCLUSIÓN FINANCIERA

Prohibirán fijar mínimo para compra con tarjeta de débito

Si comercio acepta el plástico, deberá tener igual tratamiento que efectivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comercios no podrán aceptar tarjeta de débito por monto mínimo. Foto:AFP

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prepara un proyecto de ley para "perfeccionar" y "profundizar" "algunos de los criterios" detrás de la ley de Inclusión Financiera, dijo a El País el integrante de la Asesoría Macroeconómica del MEF y coordinador en la materia, Martín Vallcorba.

Esos cambios también buscan "generar condiciones" para que la tarjeta de débito o dinero electrónico "no sea discriminada" sobre el efectivo, aseguró.

En ese sentido, se incluirá un artículo que establecerá que los comercios "no podrán establecer (montos) mínimos para aceptar el pago con tarjeta de débito" o dinero electrónico, adelantó Vallcorba. Actualmente, algunos comercios tienen fijados mínimos de $ 200, $ 300 y más para aceptar el pagó con la tarjeta de débito. Por debajo de esos montos solo aceptan efectivo. Cuando se apruebe el proyecto, ya no podrán hacerlo.

El "espíritu" de la ley de Inclusión Financiera es el de que "no se le diera un trato más favorable al efectivo que al débito", señaló Vallcorba. El artículo 64 de la ley establece la "equiparación entre el pago con efectivo y el pago con tarjeta de débito o instrumento electrónico" y señala que "los proveedores o comercios no podrán cobrar por los productos o servicios que ofrezcan un precio mayor si el pago se realiza mediante tarjeta de débito o instrumento de dinero electrónico que si el mismo se realiza en efectivo".

También establece que las promociones, descuentos, etc. para pago en efectivo deben ser extendidas al débito.

Pero, faltaba este artículo que prohíbe los mínimos para pagos con el plástico para que "no se le de un tratamiento más favorable al efectivo", indicó el asesor del MEF.

Vallcorba puntualizó que "el comercio no está obligado a aceptar la tarjeta de débito" y eso se va a dejar claro en el proyecto. Pero, si decide aceptarla, "no puede establecer restricciones", agregó.

Inmuebles y vehículos.

Otros ajustes que tendrá el proyecto tienen que ver con la obligatoriedad de abonar las compras de inmuebles y vehículos con instrumentos bancarios, indicó Vallcorba.

Días atrás, el Poder Ejecutivo envió al Legislativo un proyecto de ley para prorrogar esa obligatoriedad —cuya fecha prevista era 1° de junio— para fin de año. Esa extensión "es para trabajar con más detalle" este proyecto que se enviará en las próximas semanas y que ha sido conversado con escribanos y otros actores involucrados, explicó el asesor del MEF.

Una de las modificaciones será en el régimen sancionatorio de estas operaciones.

Actualmente la ley establece que las sanciones son las mismas si el incumplimiento es "formal" o "sustantivo", indicó Vallcorba.

En concreto, si una compra-venta de inmuebles o vehículos se pagara en efectivo (incumplimiento sustantivo) o si el escribano individualiza en forma incorrecta el instrumento bancario utilizado (incumplimiento formal), la sanción es la misma: la nulidad del negocio.

El cambio que traerá el proyecto es que el incumplimiento formal "se pueda subsanar" y mientras "no se pueda inscribir en el Registro", pero no quedará anulado. Es decir, si el escribano por ejemplo olvida poner el número de Letra de Cambio utilizada para el pago, eso podrá subsanarse sin que se declare nula la compra-venta.

La ley establece que —cuando entre a regir— las compraventas de inmuebles y vehículos cuando superen las 40.000 Unidades Indexadas (UI) a la inflación (a hoy US$ 4.270) y toda otra compra superior a 160.000 UI (a hoy US$ 17.081), deberán dejar de hacerse con efectivo y solo se aceptarían algunos instrumentos bancarios como la transferencia, las letras de cambio y los cheques. En las compras superiores a 160.000 UI tampoco se aceptan los cheques.

Otro de los ajustes incluidos en el proyecto tiene que ver con "los negocios en cadena" para que no se vean demorados. Si una persona A vende por ejemplo un inmueble a una persona B, luego A podía comprar en el mismo día otro inmueble a C con el pago recibido por B. Eso ocurría porque B le libraba una letra de cambio y A la endosaba a su vendedor (C). Con la ley como está hoy, eso no se podría hacer.

Por eso el cambio a incluir será que "cuando el negocio encadenado sea de la misma naturaleza" como el del ejemplo, la letra de cambio pueda estar registrada a nombre de A y utilizarse como pago a C. El escribano deberá dejar registrado eso, indicó Vallcorba.

A su vez, también se cambiará otro aspecto que tiene que ver con los cheques. Con la ley actual, toda operación de venta de bienes o servicios que supere las 160.000 UI (a hoy US$ 17.081) solo podrá pagarse con instrumentos electrónico o cheques diferidos cruzados no a la orden.

Esto implica que no se pueda endosar el cheque. Es decir, que el que recibe el cheque como pago, no lo puede utilizar para pagar con él, sino que tiene que depositarlo.

Vallcorba dijo que el nuevo proyecto establecerá una "flexibilidad", es decir "un período de transición" por el que se faculta al Poder Ejecutivo a que por decreto lo establezca. Así se podrá usar el cheque diferido endosable. De manera que "un comercio puede usar el cheque que recibió y endosarlo para pagar a un proveedor", explicó. Sin este cambio "se podía dificultar la actividad comercial", agregó.

Obligaciones y beneficios.

La ley de Inclusión Financiera establece que los salarios y las nuevas pasividades deberán pagarse con tarjeta de débito o instrumento de dinero electrónico. Es el trabajador el que tiene la potestad de postergar hasta 2017 y seguir cobrando en efectivo. A su vez, establece que los bancos o emisores de dinero electrónico deberán proporcionar cuentas gratuitas, sin exigencias de saldos mínimos, con la posibilidad de realizar ocho transferencias bancarias gratuitas y cinco extracciones de efectivo de cajeros automáticos sin costo. A su vez, los pagos con tarjeta de débito tienen un descuento de tres puntos de IVA hasta el 31 de julio de este año, cuando pasará a ser dos puntos y quedará fija. Así se abona una tasa básica de 19% y una mínima de 7% actualmente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)