Competencia brasileña

Propietarios de free shops esperan más dificultades

En toda la frontera, los propietarios de free shops están convencidos que "lo peor está por venir". Estiman que en el verano, los free shops ubicados en el Chuy tendrán un impacto menor que los de Artigas, Rivera, Rio Branco y Aceguá, pero en contra partida, en territorio norteño, la dinámica comercial es enorme.

En el micro centro de Rivera, los locales vacíos y con cartel de alquiler se cuentan por decenas. Quienes recorran avenida Sarandí, la principal de ésta ciudad, y sus paralelas Agraciada e Ituzaingó, al igual que las transversales Ceballos, Paysandú, Figueroa, Carámbula y Monseñor Vera, encontrarán ante sí un panorama desolador, que hace recordar tristes años de la década del 80.

Ante la severa crisis empresarial que azota a la frontera, consecuencia de la devaluación del real y de la crisis económica y política de Brasil, los empresarios entienden que "lo peor está por venir".

Los comerciantes consultados por El País aseguaran que "vendrán meses muy difíciles". La estimación de los empresarios es que tendrán "un par de años muy complicados, y no sabemos cuántos comercios terminarán sucumbiendo". En Rivera, la apertura del shopping Melancia generó contrataciones, que de cierta forma, distorsionan las cifras de despidos, desempleo y seguros de paro en el sector.

El País logró determinar que la Asociación de Comercios Free Shops, viene realizando un relevamiento constante de la realidad. Por lo menos dos free shops cerraron sus puertas en forma definitiva, al no lograr cumplir con el requisito que les impone mantener actividad en forma ininterrumpida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)