MARÍTMAS

Somos el puerto regional más profundo

Barco granelero panamax salió cargado a 12.10 metros de profundidad, y podemos ir a más.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Barco granelero

La reciente operación de top-off realizada por primera vez en el Puerto de Montevideo a través de Terminal Granelera de Montevideo es realmente un hito único y trascendente que debemos incorporar a la historia de nuestra estación marítima, tan extensa como legítima alumbrada en 1776 cuando España declara a Montevideo como el único puerto Atlántico con características valiosas por su profundidad de aguas, protección de los elementos y bahía con amparo insuperable, fondeadero ideal apto para trasbordos logísticos con el resto del imperio en el Pacífico.

Más allá de la nota que publicamos el lunes pasado como acontecimiento portuario y comercial que nos entusiasmó, con todos los detalles de la ocurrido, volvemos sobre el tema para destacar otros puntos que vale la pena darles un poco más de luz porque son cosas importantes que a veces no se ven más allá del primer plano y se desconocen sus consecuencias. Y es que aspiramos a que esta primera operación de top-off sea vista con con una mirada referente con mucho optimismo de futuro.



NAVÍOS. El barco “panamax” que inauguró la flamante estación TGM haciendo el primer embarque de top-off fue el “Unity N”, una nave de la empresa internacional marítima Navíos cuya propietaria es la Sra. Angeliki Frangou una prestigiosa y reconocida armadora internacional y propietaria de Corporación Navíos en Nueva Palmíra. Es un barco de 229 metros de eslora construido hace apenas 4 años que después de cargar en Palmira vino a Montevideo a completar. Fue una primera y estupenda experiencia tomandose todos los cuidados necesarios para evitar sorpresas en una operación que no se había hecho nunca antes en Montevideo.



ASOMBROSO. La compleja y costosa estación de TGM fue totalmente solventada con capitales privados, incluso hasta el dragado, nos referimos su espejo de agua frente a su amarradero, en un área si no nos equivocamos de 250 metros de largo por 50 de ancho a 12 metros de profundidad, el resto del dragado, un tramo de unos 3 kilometros que van del amarre hasta casi el antepuerto lo hizo la ANP. A partir de aquí comienza el canal de acceso al puerto en una extensión de 42 kilómetros que se profundizó a 12.60 metros para viabilizar el anterior proyecto de la regasificadora y que ahora estamos utilizando para otro propósito. Pues bien, vamos al meollo de lo que deseamos informar; el barco pudo haber sido cargado a más porque había agua y capacidad operativa para hacerlo, pero se fue prudente para esta operación pionera. Con el Práctico de Puerto Capitán Jorge Gonzalez, el barco fue desatracado con la ayuda de dos remolcadores y asi comenzó el viaje a China, primero para recorrer aquellos tres kilómetros a 12.05 metros y luego para entrar en el canal principal a partir de la escollera Sarandí y a una velocidad de 11 nudos el barco llego al Kilómetro 42 tres horas más tarde, prácticamente al Atlántico, lo que es un record. Vean Uds.: desde Montevideo al Atlántico un barco demora 3 horas y desde Buenos Aires casi al mismo punto de nuestro canal no menos de 11 horas. Y aquí está el punto que simplemente responde a ecuaciones geográficas que son los que traen cambios económicos favorables a Montevideo. El “Unity N” cargó en Nueva Palmira, pudo haber salido por el Martín García que actualmente apenas si tiene 27 pies de profundidad, razón por la cual debió hacerlo por el Paraná Bravo, el Mitre y entrar a Montevideo dando esa vuelta.



COSTOS. Esa ecuación es así, si hubiera navegado por el Martín García desde Nueva Palmíra habría empleado 15 horas de navegación, hacerlo por el Mitre fueron 31/32 horas, más los costos de Prácticos que son tres veces los de Uruguay y los tiempos y el costo del combustible. Otro cálculo muy sugestivo y no queremos ser odiosos con esta comparación, es un barco cargando en el puerto argentino de San Lorenzo sobre el Paraná, que debe ir a Bahía Blanca a completar sus bodegas y esto demanda 25/31 horas de navegación sobre todo en invierno con niebla todas las mañanas lo que obliga a los barcos fondear en espera de mejora climática para reiniciar la navegación. Y luego de completar navegar otras 30 horas al norte para salir al Atlántico. De los costos inferiores de Montevideo se ha hablado en el Bolsa de Rosario, lo han dicho conocidos periodistas argentinos, ha sido a través de los años tema en conferencias en Buenos Aires en las que hemos participado, de manera que no es sorpresa. Pero esa es la realidad. La instalación de la Terminal Granelera de Montevideo es producto de hombres de negocios creativos con visión económica y tecnológica, de tiempos, de buenos canales de navegación y otros ponderables. Asiísurgió esta terminal de top-off que lo cambia todo y abre para el Puerto de Montevideo una nueva perspectiva en el tiempo que, sin duda, atraerá la atención de traders, cargadores, y del comercio marítimo internacional. Y tendríamos que consultar porque no lo sabemos, si con esta nueva terminal Montevideo agranda a Nueva Palmira complementando sus desafíos. Ahora un último y pequeño comentario que es de estricta justicia y no vamos a dejar de destacar y es que la comunidad portuaria del Uruguay y en ella incluimos a todos, Prácticos, remolcadores, ANP, operadores, gestores, y las propias autoridades, han apoyado este desafío que de alguna manera catapulta al Puerto de Montevideo y lo pone en los centros internacionales del comercio marítimo. Solo habrá que dragar ese tramo de 3 kilómetros a 13 metros.

Armadora Angeliki Frangou

Unas palabras para la señora Angeliki Frangou, una figura descollante y de intelecto privilegiado en el competitivo mundo de los negocios marítimos, no solo es la propietaria de Corporación Navíos en Nueva Palmira sino una socia comercial del Uruguay al que se siente vinculada además por lazos de afecto como lo ha demostrado a través de estos años. Desde que asumió la propiedad de la empresa no ha dejado de invertir para agrandar y modernizar la terminal y sumarle capacidad de ensilaje y es a través de su empuje y confianza en el futuro del país que Nueva Palmira está respondiendo a la demanda internacional de tránsitos y de la exportación uruguaya. Esta vez fue un barco de su propiedad que inauguró la terminal TGM del Uruguay. La Sra. Frangou es reconocida armadora naviera propietaria de una importante flota de naves graneleras y tanqueras y en el 2009 fue declarada la Empresaria del Año, cuya nota leimos en la publicación del Lloyd List.

En el 2010, participó en la compra de unas 14 naves, 7 graneleros y 7 portacontenedores todos ellos construidos cuatro años antes. Posiblemente el Unity N es uno de los graneleros de la subasta a que hacemos referencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)