Exigen al gobierno que “abandone” el emprendimiento

Regasificadora: OAS afuera y vecinos denuncian fallas

La empresa GNLS (consorcio local conformado por GDF-Suez y la compañía japonesa Marubeni) ya rescindió el contrato con la constructora brasileña OAS y las obras se encuentran paralizadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Regasificadora: las obras están paradas actualmente.

En ese escenario, una coordinadora de vecinos denunció fallas en las obras y le exigen al gobierno que abandone el proyecto.

Fuentes al tanto de las negociaciones confirmaron a El País que GNLS le rescindió el contrato a OAS el martes pasado. Ahora, la empresa negocia con tres constructoras internacionales que se encuentran interesadas en retomar las obras de la escollera y el muelle para la planta regasificadora en Puntas de Sayago.

Estas compañías son: la chilena Belfi (que junto a la noruega Höegh se presentó al llamado que ganó GNLS), Dredging de Bélgica y otro consorcio holandés.

Hoy igualmente, GNLS y OAS deberán continuar explicando la rescisión del contrato en el Ministerio de Trabajo, donde debe dirimirse la situación de 150 trabajadores que fueron enviados al seguro de paro por la constructora brasileña.

OAS sí seguirá con la construcción del gasoducto, obra para la que fue contratada directamente por Gas Sayago.

La rescisión del contrato se concretó debido a diferencias técnicas entre GNLS y OAS.

A su vez, la "Coordinadora de vecinos del oeste montevideano" indicó en un comunicado que "se confirmaron las denuncias de importantes carencias técnicas en la formulación del proyecto, que demostraron la falta de estudios serios y la irresponsabilidad en el manejo de la construcción de la escollera".

"Exigimos que se reconozca la precariedad e inexistencia de estudios serios como lo observó la Universidad de la República, observaciones que fueran oportunamente entregadas a la Dirección Nacional de Medioambiente (Dinama)", sostuvo.

Además, expresó que el basamento de la escollera "fue mal hecho" (debía hacerse a 25 metros de profundidad y se habría hecho a 19 metros) y el gasoducto se está haciendo "a las apuradas". Apuntó que "lo poco que se construyó de la futura escollera (70 pilotes) se construyó mal y en consecuencia se tendrá que tirar abajo y hacer de nuevo".

También denunció la utilización de arenas no aptas para la seguridad de la infraestructura.

La coordinadora informó que el 16 de diciembre en una comisión de seguimiento se comenzaron a reconocer errores. "Dinama reconoce que el dragado posiblemente se estuviera haciendo mal y manda a hacer una auditoria del dragado. Esperamos que este estudio no sea declarado secreto", sostuvo el comunicado.

"Con todas estas evidencias, estamos exigiendo al gobierno que indemnice a trabajadores y pescadores artesanales y abandone este proyecto", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)