Tras la salida de la constructora OAS, la firma GNLS no define a la sustituta

Regasificadora: 700 obreros al seguro de paro e incertidumbre por el futuro

El alejamiento de la constructora brasileña OAS de las obras de los muelles y la escollera para la planta regasificadora tuvo su coletazo laboral: los 700 obreros que cumplían tareas en Puntas de Sayago irán al seguro de paro. GNLS (consorcio conformado por GDF – Suez y la compañía japonesa Marubeni para construir y gestionar la regasificadora) deberá definir ahora a qué constructora internacional le encomienda la continuación de las obras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Sunca ocupa la obra desde hace 18 días. Foto: El País

La rescisión del contrato que vinculaba a GNLS con OAS se produjo el martes pasado, pero ayer durante un encuentro que se realizó en la Dirección Nacional del Trabajo (Dinatra) quedó establecido a nivel oficial. "La rescisión tiene como resultado que los 700 trabajadores que habían sido contratados por OAS pasan al seguro de desempleo", dijo el dirigente del Sunca, Richard Ferreira a El País.

En este escenario, el sindicato buscará garantizar los puestos de trabajo, añadió Ferreira. Ayer quedó previsto un nuevo encuentro para el miércoles próximo donde se espera que GNLS informe sobre la continuidad del proyecto de regasificación y también cuál será la nueva constructora encargada de proseguir con las obras.

El abanico de posibilidades incluye a tres empresas: la chilena Belfi, la belga Dredging International y un consorcio constructor holandés.

Belfi, en conjunto con Techint, construyó la terminal portuaria de Montes del Plata (donde hubo problemas técnicos) y se había presentado consorciada con la noruega Höegh a la licitación de la planta regasificadora. Pero su propuesta no conformó al gobierno y quedó descartada.

En el informe de adjudicación de la licitación realizado por Gas Sayago el 15 de mayo de 2013 (al cual accedió El País) se señala a Höegh como un "consorcio que presenta propuestas inconsistentes. La estabilidad y durabilidad de la (escollera) rompeolas no parecen aceptables". Justamente, Belfi podría hacerse cargo de esa obra.

En otro punto, cuando se efectúa una evaluación técnica de las propuestas se indicó que "un énfasis especial se ha dado a la evaluación civil propuesta, por su fuerte incidencia en la inversión y su potencial valor residual. Se han analizado las ofertas desde el punto de vista de la robustez, del concepto y su ejecución, resultando en la siguiente valoración relativa al máximo posible. Suez 76%, Enagás 48%, Samsung 48% y Höegh 24%".

Sin embargo, ante la salida de OAS, Belfi transmitió a GNLS su intención de hacerse cargo del desarrollo del resto de la obra de la regasificadora.

A su vez, Dredging International ya realizó emprendimientos en el país. El proyecto de más reciente culminación fue la construcción del Muelle C en el puerto de Montevideo, inaugurado el mes pasado. Las obras fueron realizadas en conjunto con Saceem y la francesa Soletanche Bachy.

Tanto Belfi como Dredging estarían por delante de la firma holandesa en la consideración de GNLS.

Rescisión.

La desvinculación de OAS del proyecto de regasificación era un secreto a voces desde noviembre del año pasado. Los plazos corrían y se evidenciaban diferencias técnicas entre GNLS y la constructora en el desarrollo de la obra.

Esas diferencias impedían continuar con parte de las obras en la zona de escolleras y muelles.

A fines del mes pasado OAS comunicó el envío de 150 trabajadores al seguro de paro y eso motivó que el lunes 23 de ese mes el Sunca tomara la decisión de paralizar la actividad y ocupar en Puntas de Sayago.

Desde esa fecha, la obra está paralizada y cada vez es más incierta la fecha en la que se recomenzará.

Ya allí era inminente la desvinculación de OAS del proyecto y la rescisión del contrato que tenía un valor superior a los US$ 400 millones. A pesar de eso, OAS continuará construyendo el gasoducto para la regasificadora. Para esa parte del proyecto, el contratante fue Gas Sayago (empresa de UTE y Ancap que licitó la regasificadora y la adjudicó a GNLS) y no hay diferencias entre ambas.

A su vez, el freno en el mayor proyecto de infraestructura del país reavivó las críticas de vecinos de zonas cercanas a Puntas de Sayago.

La "Coordinadora de vecinos del oeste montevideano" denunció "importantes carencias técnicas en la formulación del proyecto, que demostraron la falta de estudios serios y la irresponsabilidad en el manejo de la construcción de la escollera". También señalaron que el basamento de esa escollera está mal hecho. Además, indicaron que "lo poco que se construyó de la futura escollera (70 pilotes) se construyó mal y en consecuencia se tendrá que tirar abajo y hacer de nuevo".

Desde la adjudicación a GDF-Suez el proyecto viene acompañado de polémica. Para definir el ganador de la licitación el gobierno contrató a consultoras especializadas.

Una de ellas fue la italiana RINA Group a quien se le envió las cuatro propuestas recibidas. Sobre las propuestas de GDF-Suez y Höegh señaló que "ambas parecen no adaptarse a las especificaciones" que había requerido Gas Sayago.

Además, sostuvo que para realizar una "comparación consistente y detallada de las dos ofertas" se debía solicitar a ambas compañías información adicional. Sin embargo, ese documento no fue tomado en cuenta y Gas Sayago adjudicó la obra a GDF-Suez.

Lo social y el medioambiente.

Los vecinos de la zona también cuestionan al proyecto de regasificación por cuestiones medioambientales y sociales. Sobre el primer punto señalaron que se visualizan cambios en las playas de la zona, por ejemplo la del Cerro donde "existe mayor cantidad de olas y cambiaron las corrientes. Se observa pérdida de arena y caída de árboles costeros en Punta Yeguas".

Sobre aspectos sociales indicaron que las autoridades habían dicho que el proyecto no iba a tener repercusión negativa en la sociedad. "Se rieron cuando hablamos de abuso sexual de niñas, niños y adolescentes: ahora Conapes-INAU, en una reciente investigación en la zona, confirmó nuestros dichos".

Ese informe se refiere a la explotación sexual comercial en el oeste montevideano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)