Consignatarios esperan precios al alza y una oferta chica

Regreso de grupos Kösher moverá más el mercado

La llegada de los equipos de rabinos que desarrollan y supervisan las faenas Kösher —también las especiales— en los frigoríficos que exportan cortes del delantero vacuno hacia Israel, pueden aportarle un mayor dinamismo al mercado ganadero, en el marco de una oferta que se achica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La oferta de ganado se achica cada vez más y el frío se hace sentir. Foto: EFE

Algunas empresas cárnicas han decidido no cerrar contratos con Israel, debido a que el período de producción será de apenas dos meses, cuando habitualmente los equipos Kösher trabajan cuatro meses al año en los frigoríficos uruguayos.

Sin embargo, en el caso de los que producirán carne con ese destino, según la visión del presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado, Sebastián Blanco, las cuadrillas de rabinos "le pondrán un poco más de presión a la industria a la hora de comprar ganados. Seguramente será más difícil conseguir ganados bien terminados —por los efectos del clima y por tratarse de los meses de invierno donde se terminan los ganados de campo— y los precios tendrán que moverse un poquito hacia arriba".

Blanco consideró que la oferta continuará achicándose en la medida que el rigor del invierno se siga haciendo sentir sobre los animales. A la vez, son ocho los departamentos que transitan por una emergencia agropecuaria declarada por el gobierno y en ellos, ya no se habla de ganado gordo, lo único en que piensan los productores es en racionar para salvarle la vida a los ganados.

"La oferta que se está viendo en el mercado es muy chica y el ganado que está saliendo a venta sintió las tres o cuatro heladas seguidas que castigaron el campo. Ganado de campo prácticamente no queda y el que hay no es bueno. La oferta ganadera está solventada por animales que son terminados en base a comida", aseguró el presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado.

Esta semana el mercado ganadero uruguayo "se muestra muy similar al de la semana pasada", con "precios bastante estables", sostuvo Blanco.

Explicó que por novillo gordo se consiguen US$ 3,30 por kilo y hasta un poquito más —dependiendo de la buena terminación de los animales, cercanía a la planta y otras características—, mientras que por la vaca gorda se está pagando US$ 3 por kilo, especialmente por los animales bien pesados. Las plantas dedicadas al mercado interno siguen pujando los precios. "La oferta se vino al piso", aseguró Blanco a El País.

La industria ya preveía una postzafra bastante complicada y más acentuada que la del año pasado. Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), la faena de vacunos —datos parciales hasta el pasado 13 de junio— creció 3% respecto a igual período del año anterior con una industrialización total de 1.029.352 cabezas. El año pasado, hasta la misma fecha de comparación, la industria frigorífica instalada había faenado 997.464 cabezas.

La faena de vacas ha crecido y alcanzó 503.962 hasta el pasado 13 de junio contra 454.131 cabezas. Las vacas son más fáciles de terminar que el novillo cuando la comida en los campos se complica y comienza a escasear. A la vez, hubo varios meses en que los frigoríficos no mostraban tanto interés por las vacas gordas y se había acumulado un cierto volumen en los campos que había que sacar durante el otoño.

En cuanto a novillos gordos, el volumen industrializado es menor. Se llevan faenados 503.696 cabezas contra 520.173 que pasaron por los frigoríficos durante la primera quincena de junio de 2014.

La mayor industrialización de ganado en estos primeros meses del año se transformará en un faltante en estos meses de invierno, donde la oferta siempre cae. La falta de lluvias se sigue haciendo sentir y complican más la oferta.

Desde IPA proyectan más novillos este año.

En el Instituto Plan Agropecuario (IPA) se proyecta un stock ganadero que volverá a crecer entre 300.000 y 400.000 cabezas anuales, como viene dándose en los últimos años.

Según el análisis del técnico Esteban Montes, entre 2,8 o 2,9 millones de terneros ingresarán al rodeo en la Declaración Jurada de Dicose 2015 —se hace el mes que viene—, con una mortandad de entre 300.000 y 350.000 cabezas y una extracción que alcanzará 2,2 millones de cabezas vacunas.

En cuanto a novillos, se vienen de años en que el stock total de 1 a 2, 2 a 3 y más de 3 años, estaba en el mínimo histórico. En 2014 se comenzó a recuperar y en 2015 se espera que siga recuperándose, dijo Montes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)