UNA VISIÓN DE ESPAÑA

Los retos a los que se enfrentan los bancos

"La banca está sometida a una importante transformación, por la presión que sobre la rentabilidad ejercen los bajos tipos de interés, la creciente regulación y la revolución tecnológica", escribe José María Roldán presidente de la Asociación Española de Banca en una columna en el periódico El Confidencial.

Esa realidad es muy similar a la de Uruguay, aún cuando también hay otros factores.

Según Roldán, "los bancos están corriendo una maratón para mejorar su rentabilidad, las relaciones con sus clientes y financiar el proceso de recuperación de la economía española. Pero no nos llamemos a engaño, no pueden ganar esa carrera con los pies atados y los ojos vendados".

A su juicio, los bancos "no pueden ganar la carrera del futuro sin una mínima seguridad jurídica que les permita acometer financiaciones de largo plazo, como son los préstamos hipotecarios. Y también necesitan asegurar una adecuada retribución a sus accionistas, porque son los que aportan fondos imprescindibles para su subsistencia".

Roldán señaló que "sorprende, por ejemplo, la visión tan simplificada que existe en torno a los beneficios bancarios" y recordó que "a diferencia de otras empresas, operan con márgenes muy reducidos, entre el 1% y el 2%, y obtienen su rentabilidad manejando grandes masas financieras, entre otras, el dinero de sus clientes".

Agregó que "por ello, son también administradores de dinero ajeno, el de los depositantes, lo que les obliga a ser especialmente cautelosos en la asunción de riesgos. Por último, su operativa es de medio y largo plazo: la rotación del balance es más reducida que en otros sectores, y esto es lo que hace que cambios legales con carácter retroactivo, imposibles de evaluar y prever, en grandes masas de negocio con escaso margen puedan tener efectos devastadores para la rentabilidad de ciertos segmentos del negocio y de la entidad, en general".

El presidente de la Asociación Española de Banca sostuvo que "no hay sociedad próspera que haya conseguido progresar sin una banca sólida y rentable. Nos guste o no, el futuro de la sociedad depende, en gran medida, del futuro de la banca. Un futuro que entre todos debemos preservar, porque es el nuestro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)