"UN MUNDO MUY INCIERTO"

Riesgos que ve el BID para recuperación de la región

El organismo cree que crecerá tras dos años de recesión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
BID: presentó informe económico en el marco de su Asamblea. Foto: AFP

Un "mundo muy incierto" es lo que enfrentan América Latina y el Caribe, pero con un "escenario de referencia razonablemente positivo, con un crecimiento global más fuerte y una recuperación prevista en Argentina y Brasil", aunque "hay riesgos externos e internos importantes".

Así ve el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a la región en su informe "Caminos para crecer en un nuevo mundo comercial", cuya primera parte fue presentada en el marco de la Asamblea Anual del organismo en Asunción.

Tras dos años de recesión, América Latina y el Caribe volverán a crecer económicamente en 2017 indica el organismo. En el informe se estima que en 2017, la región crecerá entre un 1,5% y un 1,7%, mientras que para el trienio 2017-2019 el crecimiento promedio será del 2% en condiciones normales.

Pero, el BID evalúa que "por el lado externo, una incertidumbre considerable rodea la magnitud de diferentes medidas de políticas públicas en Estados Unidos que pueden impulsar el crecimiento en ese país pero, al mismo tiempo, pueden afectar las relaciones comerciales globales. Si bien esto puede ser neutral o positivo para Estados Unidos, los impactos del comercio pueden afectar a México directamente y, si China se ve afectada, América del Sur puede sufrir un impacto a través de precios más bajos de las materias primas. Si el estímulo de Estados Unidos es mayor de lo previsto, propiciando una normalización monetaria más rápida que la anticipada, puede que los mercados financieros resulten perjudicados y que las condiciones de financiamiento para las economías emergentes se vean más limitadas".

Añade que "los impactos de los shocks en el crecimiento de Brasil y Argentina también siguen siendo muy importantes para la región. El éxito de la actual recuperación en estas dos grandes economías es tan importante como los riesgos externos, si no más, para las perspectivas de crecimiento regional. Desde luego, los dos están relacionados. Un crecimiento global más fuerte, el aumento de los precios de las materias primas y la ausencia de shocks negativos en el comercio ayudarán a las dos economías a recuperarse con éxito".

El economista jefe del BID, José Juan Ruiz, destacó durante una rueda de prensa que el mayor efecto sobre la región de las políticas proteccionistas propuestas por Donald Trump no sería por el impacto negativo a México sino a la economía global. Ruiz explicó que si Estados Unidos impone aranceles aduaneros de ajuste a las seis economías con las que tiene mayores déficit comerciales, el impacto será global. "El tema importante es que puesto que el shock es global, el impacto no se queda constreñido a lo que le ocurre a la economía mexicana sino que a través del canal de China acaba teniendo impacto negativo sobre Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, Ecuador, Perú, Colombia, todos exportadores de commodities", afirmó.

Pero el economista jefe del BID también dijo que los cambios políticos en Estados Unidos no son el mayor riesgo para las economías latinoamericanas, sino los niveles de endeudamiento con los que están saliendo de la recesión.

"De esta crisis salimos con un nivel de deuda pública mayor, con un nivel de deuda externa mayor y con un sector privado más endeudado de lo que entramos en crisis", dijo Ruiz.

"En un momento en que el mundo se aboca a una subida de los tipos de interés, esto es una vulnerabilidad porque mayores tipos de interés pueden encarecer el servicio de la deuda y disminuir la tolerancia de los mercados a seguir financiando las políticas que estamos desarrollando. Creo que este es el mayor riesgo que la región hoy enfrenta", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)