economía regional

Rousseff dice que cuenta con apoyode su partido para enfrentar la crisis

"Brasil necesita estar unido para implementar con éxito ajustes y convencer a los inversores de que está preparado para superar la fuerte crisis económica que atraviesa", dijo el sábado en Santiago la presidenta Dilma Rousseff, que aseguró que cuenta con el apoyo de su Partido de los Trabajadores (PT).

Para volver a la senda de crecimiento, tras un 2015 en el que habría registrado una contracción de 3,8%, Brasil "no puede sistemáticamente mostrarse desunido". Brasil precisa encarar la necesarias medidas (...) en medio de una crisis fuerte como la que estamos pasando" y mostrar a los empresarios que el país "tiene sólidas estructuras".

En la semana, la británica Moody's se convirtió en la última de las grandes calificadoras de riesgo en quitarle el sello de buen pagador a Brasil sumando aún más incertidumbre sobre la séptima economía del mundo.

Rousseff consideró que para recuperar el grado inversor su gobierno debe estabilizar la situación fiscal, un hito necesario "para que se cree un ambiente favorable para las inversiones (..)que la inflación esté controlada y que permita que haya un horizonte de expectativas positivas".

"Nosotros queremos volver a crecer y para volver a crecer es importante tener inversiones del sector privado y también del sector público", que pese a los ajustes y a la necesidad a futuro de realizar una reforma previsional seguirá adelante con sus políticas de inclusión como las de vivienda y educación, agregó.

En su segundo día de visita en Chile, programada en tiempo récord, la mandataria justificó su ausencia de la reunión que este sábado realiza el Partido de los Trabajadores (PT) en Brasil en la importancia que tiene para su país fomentar las inversiones extranjeras y en especial de empresas chilenas y minimizó las molestias que habrían surgido en su base política por su ausencia.
"Tengo un problema de distancia" para acudir a la cita partidaria, dijo Rousseff a periodistas a la salida de una reunión con empresarios chilenos y antes de acudir a un almuerzo con la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

"Preciso ayuda de todos los partidos de mi base, y sobre todo del PT, que es el partido al cual yo pertenezco", señaló la jerarca.
"Siempre pediré apoyo (a mi partido) y cuento con el apoyo de ellos", dijo Rousseff, que llamó a diferenciar los partidos políticos de su Ejecutuvo, que debe gobernar pensando en todos los brasileños y oír todas las voces políticas y no sólo las del PT, inmerso en una fuerte crisis por sonados casos de corrupción.

Rousseff enfrenta nuevas turbulencias dentro y fuera de su partido por los casos de corrupción que salpican su segundo mandato y que incluyeron pedidos de juicio político que pusieron en riesgo su continuidad en el poder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)