en busca del crecimiento

Rousseff pide austeridad fiscal en primer reunión de gabinete

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo ayer que la austeridad fiscal y nuevos incentivos para la inversión privada serán parte de la estrategia para alentar el crecimiento económico en su segundo mandato.

Rousseff destacó la necesidad de mejorar las finanzas públicas con fuertes recortes de gastos y haciendo más con menos, un cambio en la política económica que los inversores quieren ver pero que ha causado fricciones con el gobernante Partido de los Trabajadores.

"El reequilibrio fiscal que estamos emprendiendo es necesario para mantener nuestro curso y ampliar oportunidades, preservando prioridades sociales y económicas", dijo Rousseff en su primera reunión con el nuevo gabinete. La presidenta señaló que los ajustes fiscales se harán gradualmente, y que el gobierno ampliará las concesiones privadas en infraestructura. Rousseff dijo que su gobierno está comprometido en establecer una gobernanza rigurosa en la petrolera estatal Petrobras, que está en el centro de un escándalo de corrupción que amenaza con implicar a miembros de su partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)