A un año de vigencia de la ley que habilita a desafiliarse, 8.098 lo hicieron

Por cada uno que salió de las AFAP, se afiliaron cinco

Aun año desde que se habilitó la posibilidad de desafiliarse o dejar de aportar al régimen de AFAP, la cantidad de personas que ha hecho uso de la opción apenas supera las 8.000, mientras que en un lapso similar, unas 41.000 personas ingresaron al régimen mixto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde 1996 existe el régimen mixto: jubilación por BPS y complemento por AFAP. Foto: Archivo.

Entre febrero de 2014 y fin de enero de este año un total de 8.098 personas decidieron dejar de aportar a las AFAP, entre 31.086 que recibieron asesoramiento, según datos del Banco de Previsión Social (BPS) a los que accedió El País.

Hubo 6.219 personas que revocaron la opción de aportar a las administradoras. Estas personas técnicamente no dejan de pertenecer al sistema mixto y permanecen afiliados, porque sus cuentas permanecen abiertas. Podrían volver a aportar a la AFAP si su salario supera el tope ($ 39.871 en la actualidad) que obliga a contribuir al régimen. En tanto, las restantes 1.879 optaron por desafiliarse de las AFAP (tenían 40 o más años de edad al crearse el sistema mixto). Cuando empezó a regir la ley, había unos 256.000 habilitados para desafiliarse por una u otra opción.

Mientras, entre febrero y diciembre del año pasado (último dato disponible) hubo 41.165 personas que se afiliaron a las AFAP. Estos datos arrojan que por cada uno que se desafilió o revocó su opción de aportar, las AFAP sumaron cinco afiliados.

La cantidad de afiliados a las AFAP ascendía a 1.259.336 al cierre de 2014. Unas 487.000 estaban en República AFAP, 310.500 en AFAP SURA, 268.000 en Unión Capital AFAP y 194.000 en Integración AFAP.

¿Desinformación o racionalidad?

El Pit-Cnt y la representación de los trabajadores y jubilados en el BPS han sido los grandes impulsores de dar la opción a las personas de desafiliarse de las AFAP.

El director del BPS en representación de los trabajadores, Ramón Ruiz, atribuyó el bajo interés demostrado hasta ahora por los trabajadores habilitados a dejar ese sistema a la "desinformación".

Ruiz dijo a El País que "es muy difícil que las personas que no están próximas a la jubilación se preocupen por el tema jubilatorio porque todavía sienten que falta mucho. Entonces es muy difícil entusiasmar y convocar a que las personas empiecen a pensar en su jubilación a los 40 o 50 años. Eso ha sido una limitante para lograr un buen número de personas que primero se asesoren y después decidan qué hacer".

Ruiz también apuntó a otros factores que a su juicio interfirieron el año pasado de forma negativa, como la campaña electoral y la disputa del mundial de fútbol.

Del otro lado, el gerente de Inversiones de Unión Capital AFAP, Ignacio Azpiroz dijo a El País que el ritmo de desafiliación ha sido "muy bajo".

"El BPS está asesorando muy bien y la gente está actuando con mucha racionalidad. Consultan cerca de los 50 años y no a los 40 años", afirmó.

El ejecutivo atribuyó la baja cantidad de personas que han optado por abandonar el régimen de AFAP a que "el sistema ha demostrado ser muy bueno para los afiliados". "Es claramente mejor que el anterior. Los sistemas de reparto (lo que sería el BPS solo) han colapsado en todo el mundo", indicó.

Por su parte, el gerente general de AFAP Sura, Gonzalo Falcone, dijo a El País que en los primeros meses hubo un impulso importante de gente que se agendó porque quería ver su situación, pero después eso fue tendiendo a la baja.

"Cuando se analiza entre cambiarse al sistema de reparto puro o permanecer en el mixto, este ha sido más beneficioso. El 75% ha decidido mantenerse en el sistema mixto porque lo ha comprobado en los números", afirmó el ejecutivo.

Falcone sostuvo que la administradora ha hecho hincapié en que la posibilidad de revisar la forma de hacer sus aportes jubilatorios es "un derecho" que tiene el afiliado y que por eso "tiene que hacer la consulta".

La ley 19.162 que entró en vigencia desde el 1° de febrero, da la posibilidad de abandonar el sistema mixto a dos colectivos que se afiliaron voluntariamente. Uno está compuesto por 13.000 trabajadores que tenían 40 o más años de edad a abril de 1996 (hoy son mayores de 57 años) y, sin estar obligados a hacerlo, en 1996 optaron por aportar a una AFAP. El plazo previsto para que puedan solicitar asesoramiento por desafiliación se extenderá hasta el 31 de enero de 2016.

El otro grupo está integrado por personas que también eligieron aportar por el régimen mixto (AFAP y BPS) sin estar obligados, amparándose en el artículo 8 de la ley 16.713. Por ese artículo, aportan por la mitad de su salario al BPS y por la otra mitad a una AFAP. Estas personas podrán revocar esa opción cuando tengan entre 40 y 50 años de edad. Al momento, hay unos 250.000 que cumplen con esos requisitos. Esta otra opción es permanente.

Más desafilación.

Para el director del BPS en representación de los trabajadores, la ley 19.162 fue "solo un paso" que "debe profundizarse", porque las condiciones "fueron muy acotadas".

En este sentido, expresó que una vez vuelva a funcionar la Mesa de Diálogo sobre Seguridad Social se analizará la posibilidad de que otros colectivos que "fueron obligados" a afiliarse y que están "perjudicados" por el sistema de capitalización tengan la posibilidad de salir.

Incluso el Pit-Cnt tiene en carpeta impulsar la eliminación de la ley que respalda la participación de las AFAP, durante el próximo período de gobierno.

"La diferencia que hay entre el sistema de ahorro individual y la del sistema de reparto del BPS no es un problema de quién administra el dinero y de quién paga. El problema es la inseguridad, el riesgo que existe de que la persona pierda. En el BPS se sabe bien cuando se aporta y cuánto se va recibir. En el caso de las AFAP sabemos cuánto vamos a aportar, cuánto nos descuentan de comisión, pero no sabemos cuánto vamos a recibir el día que nos jubilemos", expresó Ruiz.

Las AFAP invierten el dinero que reciben de los trabajadores en títulos de deuda principalmente del Estado uruguayo, aunque también incursionan (en un porcentaje menor) en bonos y participaciones en fideicomisos que emiten empresas uruguayas y deuda que emiten organismos internacionales. Por ello cobran una comisión.

El gobierno intentó mitigar la posibilidad de que alguien próximo a jubilarse pierda parte del dinero que acumuló (por los aportes y por las inversiones de las AFAP) creando un subfondo de retiro. Este subfondo invierte únicamente en títulos del Estado uruguayo (principalmente Letras de Regulación Monetaria del Banco Central) y a plazos cortos.

Cuando una persona cumple los 55 años (le faltan cinco años para tener la edad mínima para jubilarse), la AFAP transfiere su dinero al subfondo de retiro. Se supone que ese subfondo está menos expuesto a los vaivenes de la coyuntura.

Es que en 2008, cuando se desató la crisis internacional, los precios de los bonos uruguayos cayeron en picada y con ellos, la rentabilidad del fondo que administran las AFAP bajó mes a mes. Si alguien se hubiera jubilado en ese momento, habría perdido buena parte de lo acumulado.

En el largo plazo, eso no sucede ya que las caídas se recuperan. Eso sucede ahora, ya que los bonos uruguayos aumentaron fuertemente su precio en los últimos años.

TRES ASPECTOS DE LA LEY DE DESAFILIACIÓN DE LAS AFAP

BANCO DE PREVISIÓN SOCIAL

ASESORA SOBRE DESAFILIACIÓN

El Banco de Previsión Social es el que asesora para desafiliarse de la AFAP. Para ello realiza "un análisis de la trayectoria laboral del afiliado y una proyección estimativa de las eventuales prestaciones a que éste podría acceder según la decisión que adoptare", establece el decreto reglamentario de la ley 19.162. Las proyecciones son "solamente estimativas y no vinculantes", señala.

SUBFONDO EN AFAP

PREVIO AL RETIRO

La ley que dio la opción de desafiliarse de las AFAP, también creó un subfondo de retiro a partir de los 55 años de edad, para que haya menos volatilidad en el ahorro del trabajador. A los 55 años, se transferirá solo un quinto del saldo de su cuenta de ahorro individual al subfondo, a los 56 un cuarto del saldo, un tercio al cumplir 57 años, la mitad a los 58 y el resto a los 59.

NO TOMARON LA DECISIÓN

TRAS LA ASESORÍA DEL BPS

Según los datos del Banco de Previsión Social (BPS) a los que accedió a El País, de las 31.086 personas que recibieron asesoramiento de la institución, a 21.631 se les venció el plazo de 90 días que tienen para elegir qué hacer, se les archivó el trámite y por tanto siguen aportando a sus AFAP. Esas 21.631 personas solo tendrán una oportunidad más de pedir el asesoramiento del BPS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)