EL SUBSIDIO DE DESEMPLEO EN URUGUAY

El seguro de desempleo con baja cobertura, dice informe

Pocos desocupados acceden y algunas empresas hacen un uso “abusivo”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según la Cepal, una de las razones de la baja cobertura es que muchos trabajadores no alcanzan a configurar la causal. Foto: Francisco Flores.

Un informe elaborado por la Cepal evidenció una serie de debilidades del seguro de desempleo en Uruguay. Entre ellas, destacó el bajo porcentaje de trabajadores desocupados que acceden al subsidio y el uso abusivo del seguro por parte de algunas empresas.

La oficina en Montevideo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) efectuó un análisis sobre el subsidio donde concluyó que la tasa de cobertura es reducida. Tomando en cuenta trabajos previos de los economistas Néstor Gandelman, Verónica Amarante y Marisa Bucheli, se indicó que durante el período 1991 y 2014, de los trabajadores desocupados solo una proporción pequeña cobró el subsidio: dicha cobertura varió entre 2,4% hasta 6,2%.

El informe de Cepal señaló que uno de los motivos de la baja cobertura es el alto nivel de la informalidad persistente en el mercado laboral uruguayo. En ese sentido, dijo que el porcentaje de trabajadores informales disminuyó en los últimos 10 años de cerca del 40% al 24%.

"Sin embargo, a pesar de esta importante mejora, el porcentaje sigue siendo alto", sostuvo el documento.

La dificultad para cumplir con los requisitos exigidos por el programa de seguro de paro por parte de los trabajadores formales es uno de los elementos que explican la baja cobertura del programa en el caso de la totalidad de los trabajadores desocupados.

El documento explicó que las empresas uruguayas registradas en el Banco de Previsión Social (BPS) habrían mantenido en el seguro de desempleo, en el promedio de su vida, al 11,7% de sus trabajadores.

Los valores más altos se observaron en el sector de transporte y almacenamiento, seguido de la construcción y la industria manufacturera.

"Sin embargo, mientras la industria manufacturera parecería haber hecho un uso igualmente intenso de las modalidades despido y suspensión, las empresas de las otras dos ramas habrían hecho un uso mayoritario de la modalidad despido", manifestó la Cepal.

El informe expresó que pertenecer al género masculino aumentaría las probabilidades de que el trabajador sea enviado al seguro de desempleo por despido, pero la variable no sería significativa en las otras modalidades (suspensión y reducción).

Por su parte, la edad del trabajador impactaría positivamente en la probabilidad de ser enviado al subsidio en cualquiera de las tres modalidades, aunque en forma decreciente.

Una mayor antigüedad o mayor salario reducirían la probabilidad de ser enviado al seguro de desempleo (en cualquier modalidad) y nuevamente el impacto sería decreciente.

El tamaño de la empresa solamente resultó significativo bajo la modalidad de suspensión, teniendo un efecto negativo sobre la probabilidad de ser enviado al seguro de desempleo, dijo el estudio.

Cuando se analizó la utilización del programa desde la perspectiva de los trabajadores, se observó que tienen menos probabilidad de ser enviados al subsidio si son más jóvenes, tienen mayor antigüedad y ganan un mayor salario.

En el caso de la modalidad despido, la probabilidad baja en el caso de ser mujeres, mientras en el caso de la modalidad suspensión, la probabilidad de ser enviado al subsidio disminuye con el tamaño de la empresa.

A modo de resumen, el organismo indicó que los resultados indicarían que existe una gran diversidad en la utilización que le dan las empresas al seguro de desempleo, siendo mayor en la industria manufacturera, la construcción y transporte y almacenamiento.

Sin embargo, dentro de cada rama se encuentra una alta proporción de empresas que nunca hicieron uso del subsidio y a la vez, un grupo más pequeño que ha utilizado intensivamente el programa.

"Las empresas que han hecho más uso del seguro de desempleo suelen ser más pequeñas, más viejas, tener estructuras salariales menos desiguales y una menor rotación en el empleo", marcó la Cepal.

Además, concluyó que las tasas de desempleo aumentan entre los menos educados. Cuando la tasa de desempleo era de casi 10% entre los trabajadores con secundaria incompleta, no llegaba a 2% entre quienes tenían estudios terciarios finalizados.

Uso abusivo.

La Cepal mencionó un trabajo previo de Gandelman, donde se hace referencia "al uso abusivo por parte de las empresas del mecanismo de seguro de desempleo por causal suspensión".

"El objetivo de dicho mecanismo es suavizar el impacto de los cambios en la demanda de trabajo explicados por variaciones bruscas de la demanda de algunos productos. Según el autor, este mecanismo podría dar lugar a un subsidio encubierto a sectores de actividad con una importante estacionalidad en el uso de mano de obra", explicó la Cepal.

"Esta crítica ha llevado a que algunos autores propongan modificaciones al mecanismo". Entre ellas están "eliminar la causal suspensión" y "financiar el subsidio con una tasa creciente a medida que las empresas hacen una mayor utilización del mecanismo". Esta última, permitiría no eliminar la causal suspensión pero tendría como desventaja que las empresas se verían enfrentadas a mayores costos en los momentos en que atraviesan mayores dificultades", dijo Gandelman.

La comparación con el mundo.

La Cepal también realizó una comparación del sistema uruguayo con otros países del mundo. Allí constató que solo 12 de un total de 44 tienen sistemas de seguro de desempleo que contemplan una cobertura similar a la causal de suspensión del programa uruguayo. Por cobertura similar se consideraron los casos en los que, de alguna manera, los programas habilitan a algunos trabajadores a cobrar el subsidio manteniendo la relación laboral con la empresa, pero interrumpiendo su trabajo en ella y sin que el empleador tenga que pagar indemnización por despido. En algunos casos, la cobertura por suspensión temporal del trabajo, está limitada a interrupciones debidas a razones meteorológicas, como en Alemania, Dinamarca, Liechtenstein y Portugal, explicó la Cepal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)