LAS RESERVAS SEGÚN EL FONDO MONETARIO

El "seguro" para enfrentar crisis, así lo maneja el BCU

Las reservas colocadas en cuatro fondos y seis monedas; dólar predomina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bóveda de banco. Foto: Pixabay

Las reservas internacionales funcionan como una especie de "seguro" ante eventos problemáticos que pueden desembocar en una crisis. Del nivel de reservas y su manejo dependerá en buena medida qué tan efectivo es ese "seguro". En Uruguay, el Banco Central (BCU) es el encargado de la gestión de las mismas y por primera vez publicó un informe de cómo las administra.

En el Informe de Gestión de Reservas al 31 de diciembre de 2016, el BCU recuerda que el artículo 28 de su Carta Orgánica le establece que "determinará el nivel adecuado y administrará los activos externos de reserva, los que estarán compuestos por activos aceptados para tal fin por la práctica internacional. Para ello, el BCU tomará debidamente en cuenta el riesgo, la liquidez y la rentabilidad de los distintos activos que la compongan".

¿Para que sirven las reservas? "El BCU mantiene activos de reserva como un instrumento de apoyo a la política monetaria y cambiaria a efectos de cumplir con la finalidad de estabilidad de precios —que contribuya con los objetivos de crecimiento y empleo— consagrados en su Carta Orgánica", señaló la autoridad monetaria en el informe.

"Bajo el régimen cambiario vigente —tipo de cambio flotante—, los activos de reserva permiten" por un lado "asegurar el acceso a la liquidez en moneda extranjera para poder intervenir en el mercado de cambios cuando las circunstancias lo ameriten" y por otro "garantizar el servicio (pagos) de la deuda en moneda extranjera del BCU", explicó.

Además, "un adecuado nivel de reservas permite reducir la probabilidad de crisis debido a shocks externos, mejorando la percepción de riesgo de los inversores sobre la capacidad de pago del país; y por ende contribuyendo a la disminución del riesgo país", añadió.

Según el Central "el nivel de reservas consistente con el logro de los objetivos del BCU reviste en gran parte el carácter de un seguro, constituyéndo- se en un fondo disponible pa- ra cubrir las eventualidades referidas".

¿Cómo maneja las reservas el BCU? Por un lado cuenta con un protocolo de Administración de Reservas Internacionales que fue aprobado el 6 de octubre de 2008. Allí se definió la creación de dos comités: el Comité de Políticas de Administración de Reservas y el Comité de Inversiones.

El primero, define los criterios y objetivos estratégicos en cuanto "al nivel de reservas adecuado y el perfil riesgo-retorno de las mismas, así como definir los distintos tramos en que se estructuran los activos". El de Inversiones selecciona "los índices de referencia (base de comparación con la que se evalúa el rendimiento de un portafolio de inversiones) para cada tramo de las reservas definido" y define "los lineamientos operativos" y evalúa la gestión de las reservas.

¿En qué invierte las reservas el Central? A fin del año pasa-do, el BCU administraba US$ 13.463,3 millones de reservas, dividas en cuatro portafolios. Dos de ellos, son los fondos "Liquidez" y "Precautorio" que "tienen como finalidad cubrir los pasivos en moneda extranjera del BCU", señaló el informe. Luego están el fondo "Inversión" y el "Especial".

El fondo Liquidez "tiene como cometido principal atender la operativa diaria de colocaciones, retiros y pagos, y es por ello que el objetivo liquidez y seguridad en moneda extranjera domina al de rentabilidad", indicó el Central. Este fondo es el más importante, ya que el 45% de las reservas están en él. A fin de 2016 tenía US$ 6.041,3 millones. De ese monto, US$ 5.874,4 millones estaba en activos en dólares, US$ 158,7 millones en activos en euros, US$ 4 millones en francos suizos, US$ 3,6 millones en libras y US$ 0,6 millones en yenes.

El fondo "Precautorio" cumple "un papel de seguro del fondo Liquidez, por lo que no se espera recurrir a él periódicamente para hacer frente a la operativa normal del BCU. Ello implica que se puede incluir en este fondo instrumentos que ofrezcan niveles superiores de rentabilidad esperada, aunque los objetivos de liquidez y alta calidad crediticia de los instrumentos se mantienen como prioridad. El horizonte de inversión de este fondo es de seis meses", explicó el Central.

Este fondo tenía a fin de 2016 US$ 3.186,8 millones (el 23,7% del total) y estaba en activos en dólares únicamente.

El fondo "Inversión" es "diferente a los fondos Liquidez y Precautorio, ya que no se espera recurrir a él salvo en coyunturas excepcionales. Por lo tanto su objetivo está menos asociado a obtener liquidez y seguridad en moneda extranjera, aunque sí existen límites en cuanto al riesgo a asumir y a la calidad crediticia de los instrumentos", señaló el informe. Contaba al cierre de 2016 con US$ 3.019,8 millones (22,5% del total), estaba invertido en dólares con un horizonte de dos años de plazo.

El objetivo del fondo "Especial RMB" (renminbi que es el nombre que también recibe el yuan chino) "está menos asociado a obtener liquidez y seguridad en moneda extranjera, no obstante lo cual existen límites en cuanto al riesgo y calidad crediticia de los instrumentos que lo integran", afirmó el Central. Tenía activos en yuanes por US$ 248,6 millones (1,9% del total), con un horizonte a tres años.

El resto, US$ 939,8 millones (7%) estaba en: billetes en bóvedas del BCU (1,2%) y dos tramos en "administradores externos" (2,5% y 3,3% en cada caso). En todos los casos estaban en dólares.

En títulos de EE.UU. y AAA

Del informe se desprende que el 96,9% de las reservas está en activos en dólares. Lo siguen los activos en yuanes con 1,9%. El BCU no informó en qué activos estaba invertido cada fondo, pero sí a nivel general. Así, el 55% de los US$ 13.463,3 millones (es decir US$ 7.404,8 millones) estaba en títulos del "gobierno americano" (estadounidense). Luego, el 21% en títulos "supranacionales", el 14% en "caja", el 5% en "agencias europeas", el 3% en "administradores externos", el 2% en "agencias americanas" y el 1% en activos de "otros gobiernos". A su vez, el 86% de los US$ 13.463,3 millones (es decir US$ 11.847,7 millones) estaba en títulos AAA (máxima calificación, es decir los de menor riesgo). El 2% en AA+, el 7% en AA, el 4% en billetes y el 3% en administradores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)