Competitividad, déficit fiscal y la infraestructura son las preocupaciones

Seis de cada diez empresarios ven peores perspectivas para 2015

El 62% los empresarios tiene peores perspectivas sobre la situación económica para 2015, de acuerdo a la última encuesta realizada a fines del año pasado por la consultora KPMG, que recoge la opinión de directores, gerentes generales y financieros de 86 medianas y grandes empresas provenientes de diversos sectores de actividad.

Si no puede ver la gráfica, haga click aquí.

Según el documento al que tuvo acceso El País, los ejecutivos que tienen peores perspectivas sobre la situación económica para este año supera a la mitad de los encuestados y crece respecto a la anterior encuesta (ver gráfico). En tanto, el porcentaje de empresarios que son optimistas sobre la economía es de 10,5%, el doble que el año anterior.

"El cambio de signo en materia de crecimiento que comenzó a avizorarse en 2012 se ratificó en 2013 y 2014, con una convergencia del crecimiento hacia un entorno del 3% - 3.5%", dice el informe y agrega que lo expresado por las empresas privadas está en línea con las perspectivas macroeconómicas de los analistas privados.

La consultora también preguntó a las empresas sobre las variables que se consideran como las principales "amenazas" o "debilidades" de la economía uruguaya. Más de la mitad (52%) calificó en primer lugar a la competitividad, seguido por el déficit fiscal (18%) y la infraestructura (15%). En tanto, la inflación es considerada la principal "amenaza" solo para el 5% de las empresas encuestadas.

En relación al clima de negocios, la mayoría de los empresarios mantienen una percepción "buena" o "muy buena", aunque el porcentaje es algo inferior al de un año atrás (ver gráfico). En tanto, el porcentaje de empresas que considera el clima de negocios como "malo" o "muy malo" es de 16,9%, manteniéndose estable con relación a la medición de 2013.

En caso de no ver la gráfica, haga click aquí.

En este sentido, la percepción sobre el clima de negocios es "ampliamente favorable" en las calificaciones otorgadas sobre el "régimen de promoción de inversiones", "estabilidad macroeconómica", "disponibilidad de financiamiento" y "seguridad jurídica". Sin embargo predomina la visión negativa sobre el "régimen tributario", disponibilidad de recursos humanos apropiados", "clase política", "relaciones laborales" y "calidad de infraestructura".

Por otra parte, la encuesta señala que el 84% de las empresas consultadas ajustó sus precios durante el 2014, un porcentaje mayor al verificado en 2013 (ver gráfico). Entre los principales motivos que llevaron a realizar la suba, el factor fundamental más mencionado fue el aumento de los costos laborales (36,6%) y en segundo lugar la evolución registrada en el tipo de cambio (34,8%). En un tercer escalón fue mencionado el aumento del costo de la materia prima importada (9,8%).

En tanto, durante el 2014 hubo una mayoría relativa de empresas (46,3% ) que verificó un aumento en su volumen de ventas. Por otra parte, la mitad de las empresas reportó haber experimentado una disminución del margen frente a un 17,5% que tuvo un incremento.

En relación al comportamiento conjunto de márgenes de ganancia y cantidades vendidas, la combinación que se verificó con más frecuencia fue la de menor margen y menor cantidad (22,5%).

Además, el estudio da cuenta que como "es habitual" en las percepciones de expectativas empresariales, los empresarios son "más pesimistas" sobre la economía en general que sobre la actividad de la propia compañía.

Esa percepción se verifica tanto en las empresas que venden en el mercado interno, como externo, con "un sesgo más optimista" sobre las que se dedican a comercializar en el mercado local.

Este año más de la mitad de las empresas piensan realizar inversiones, tal como sucede desde años anteriores. No obstante, se aclara que la cantidad de firmas que tiene ese tipo de planes ha venido decreciendo desde el 2011. El principal motivo para invertir en 2015 será incrementar la productividad de la empresa.

Inflación y dólar.

Sobre la evolución de la inflación, la totalidad de las empresas considera que al cierre de este año será superior al techo del rango meta establecido por el Banco Central (3%-7%). Aunque la tasa de inflación tuvo un comportamiento decreciente en los últimos 12 meses y cerró el año en 8,26%, el informe señala que "las expectativas empresariales muestran que los empresarios continúan siendo escépticos" respecto a que ese comportamiento continúe en este año.

En este sentido, el 74% de los encuestados espera una inflación superior a 8%.

Sobre el comportamiento del tipo de cambio, una mayoría relativa (39,5%) espera que la cotización del dólar se ubique entre $ 26 y $ 27 al cierre del año.

Esta expectativa está en línea con las expectativas de los analistas económicos privados, a diferencia de las expectativa de inflación donde las empresas son un poco más pesimistas.

Con respecto a la disponibilidad de recursos humanos apropiados, la mayoría de los consultados reportó dificultades para cubrir mandos medios y mano de obra, siendo menor la dificultad para cubrir puestos directivos.

El informe de KPMG afirma que una proporción "relativamente elevada" del 43.8% de las empresas encuestadas estuvo operando entre el 85% y el 100% de su capacidad instalada durante 2014, al igual que lo había hecho en 2013. En tanto, las empresas que operaron entre el 70% y el 85% mostraron una reducción de siete puntos porcentuales en comparación con las respuestas recogidas el año anterior, al tiempo que se incrementó la participación de empresas que operaron entre el 50% y el 70%.

La lectura de los analistas

Uno de los principales desafíos que enfrentará el próximo gobierno en el plano económico pasará por adaptarse y sostener el crecimiento del país en un contexto internacional más adverso que el de los últimos 10 años. En ese nuevo escenario, uno de los retos pasará por "alinear" la ley de Presupuesto Quinquenal a las menores tasas de expansión que tendrá la economía en el futuro. Estos son algunos de los puntos que mencionaron los 11 analistas que participaron de la Encuesta de Proyecciones Económicas 2015 de El País. De acuerdo a las estimaciones de estos expertos en mediana, la economía crecerá 2,8% en 2015, la suba de precios para el consumidor será de 8%, el déficit fiscal alcanzará -2,9% del Producto Interno Bruto (PIB), el desempleo rondará el 6,8% de la población económicamente activa y el dólar finalizará el año cotizándose a $ 26,6.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)