COMERCIO DESLEAL

Siderúrgicas latinoamericanas piden a gobiernos medidas contra China

Las siderúrgicas latinoamericanas instaron hoy a los Gobiernos de Iberoamérica a adoptar medidas contra el comercio desleal de acero promovido por China, entre las cuales el no reconocimiento del gigante asiático como una economía de mercado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Siderúrgica. Foto: Darwin Borrelli


La petición fue hecha en una carta abierta enviada a la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará a partir del viernes en la ciudad colombiana de Cartagena, y firmada este miércoles en Río de janeiro por las empresas que integran la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

Los productores regionales de acero, que se reunieron entre el martes y el miércoles en esta ciudad brasileña en su Congreso Alacero 57, alertan en el documento sobre la difícil situación que enfrentan, con la consecuente pérdida de empleos y el cierre de plantas siderúrgicas, y piden una ayuda a los Gobiernos regionales para superar la crisis.

Las siderúrgicas instan a los Gobiernos a defender los empleos del sector y combatir las prácticas desleales de comercio en el sector siderúrgico, lo que exigiría "el no reconocimiento de China como economía de mercado", algo previsto para los próximos meses con el ingreso del gigante asiático a la OMC.

"Nos une una preocupación central que es la pérdida de empleos y su impacto en nuestras comunidades, el cierre de empresas, la falta de estímulo a las inversiones, las pérdidas financieras y la destrucción de nuestra cadena de valor metal-mecánica", aseguran los productores en el documento.

De acuerdo con las siderúrgicas regionales, gran parte de ese problema obedece a que las empresa estatales que producen acero en China, responsables por el 50 % de la producción mundial, cuentan con una millonaria estructura de subsidios para exportar acero a precios por debajo del mercado y, de esa forma, reducir las crecientes pérdidas que sufren por contar con una capacidad productiva muy superior a la de la demanda interna.

Agregan que las siderúrgicas chinas adoptan "una conducta comercial desleal que no se ajusta a las reglas internacionales de comercio, por lo que, en resumen, exportan desempleo".

Según las siderúrgicas, las prácticas comerciales desleales de China ya fueron penalizadas por más de 280 medidas antidumping aplicadas por miembros de la Organización Mundial del Comercio.

Agregan que las empresas chinas reciben múltiples subsidios y apoyos financieros cuando "debería actuar bajo los criterios comerciales y de mercado equivalentes a los de las empresas latinoamericanas".

"Las exportaciones de productos chinos con alto contenido de acero están afectando la industria metalmecánica de la región. Las empresas latinoamericanas del sector no pueden competir con el Gobierno chino ya que China no es una economía de mercado", aseguran.

En ese sentido instan a los Gobiernos de la región a garantizar la competencia en igualdad de condiciones, a reforzar los instrumentos de defensa comercial para adecuarlos a las nuevas realidades y a adoptar una estrategia común frente al desafío de China.

Igualmente a adoptar "una diplomacia comercial que consiga que China, de forma transparente, muestre sus costos reales de producción y reduzca su capacidad de producción de forma significativa y real".

"En defensa del empleo en América Latina solicitamos a nuestros Gobiernos que no le concedan a China el reconocimiento de economía de mercado", concluyen.

Pese a la crisis que dicen enfrentar por el comercio desleal de china y el gigantesco excedente de la capacidad mundial de producción de acero, los cerca de 500 representantes de empresas de siderurgia y metalurgia reunidos en Río de Janeiro coincidieron en que lo peor de la crisis del sector ya pasó y que el consumo de acero puede crecer un 3,6 % en 2017.

"Hay señales de que lo peor ya pasó y que vamos a volver a crecer gradualmente. La región necesita enfrentar sus desafíos particulares, pero principalmente sobrevivir al exceso de capacidad de producción de acero provocado principalmente por China", afirmó el presidente de Alacero y consejero delegado de ArcelorMittal para Centro y Suramérica, Jefferson de Paula, en la ceremonia de clausura del evento.

Parta los productores regionales de acero, la mejoría de las condiciones políticas y económicas en Argentina y Brasil permitirán que la economía de América Latina vuelva a crecer en 2017. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)