Los efectos de la suba del dólar

La suba del dólar reduce las ventas en varios sectores

Entre los más afectados están los rubros electrodomésticos, viajes y autos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los comercios buscan, con las promociones, compensar la suba del dólar. Foto: AFP.

El dólar inició hace varios meses un proceso ascendente que según la visión de los analistas continuará y llevará la cotización por encima de los $ 35 este año. Esto fue bien recibido por los sectores exportadores, que mejoran su competitividad en el exterior, pero afectó directamente a varias industrias locales que importan productos o toman precios desde el extranjero.

Según datos de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), en el cierre del año pasado la venta de electrodomésticos cayó 11,1% en los comercios del ramo y 14,8% en los supermercados, acompañada de una baja de 9,3% en los registros durante las fiestas. Además, hubo un descenso del 12% en la venta de automóviles cero kilometro en 2015, mismo nivel de reducción que alcanzaron las ferreterías mayoristas e industriales (que importan insumos y maquinaria para la construcción en dólares). Las agencias de viaje también fueron otro de los rubros afectados y que cerraron el año con caída.

La economista y asesora de la CNCS, Ana Laura Fernández, expresó a El País que "los sectores de comercio y servicios en su mayoría están cayendo, pero claramente es peor en aquellos (con productos) de origen importado nominados en dólares, porque tuvieron un efecto en el precio importante y esta es una de las variables que más afecta la predisposición al consumo". Para este tipo de bienes, el mayor valor del dólar hace que disminuya el poder de compra de los clientes uruguayos, detalló la economista.

"Sin dudas el movimiento del dólar afecta y conspira contra la venta de electrodomésticos", expresó a El País el director de Motociclo, Leonardo Rozenblum. Explicó que la empresa que lidera tuvo durante diciembre —el mes de mejores ventas por las fiestas— registros apenas más bajos que el año anterior, mientras que "ahora en enero y febrero sí se notó" una caída (aunque tradicionalmente son los meses de peores ventas).

Por su parte, el presidente de la Cámara de Importadores de Electrodomésticos, Peter Zador, reconoció el efecto en el sector por la cotización de la divisa estadounidense pero sostuvo que "en general la caída no fue tan importante". Agregó que "la actividad se está manteniendo" porque existe un público activo que responde ante las ofertas y promociones que implementan los comercios.

Zador también señaló que la suba del dólar, que incrementó el precio de origen de los electrodomésticos, sumado a las promociones que impulsan los comercios para no perder ventas, están haciendo caer la rentabilidad de las empresas. También Fernández se refirió a este punto e indicó que varios comerciantes "tratan de absorber el mayor precio del artículo por el aumento del dólar" mediante promociones, pero "en un escenario de menor nivel de actividad la posibilidad de hacer eso es cada vez menor porque afecta su rentabilidad".

Al respecto, la economista de la CNCS prevé "que el escenario recesivo del sector se mantenga en 2016". El pronóstico se basa en "la tendencia de aumento del valor del dólar, el deterioro del mercado de trabajo, una reducción del salario real y menores expectativas de inversión de los empresarios".

Rozenblum apuntó que la expectativa para su empresa, Motociclo, es que este año "las ventas se sostengan parejas y no haya bajas importantes". Además, explicó que los precios de los electrodomésticos se mantendrán estables porque los empresarios locales "están compensando" el aumento del precio de origen en dólares con una baja del producto por el descenso de insumos básicos como plástico, hierro o chapa.

"Entendemos que este año será bastante similar al anterior en ventas", manifestó Zador e indicó que por la retracción del consumo las empresas del rubro deberán "usar la inventiva y seguir adelante".

Viajes.

Las agencias de viajes tienen en los pasajes aéreos su principal insumo, que deben ser abonados en dólares. "Indudablemente nos afectó" el tema cambiario, manifestó a El País el expresidente de la Asociación de Agencias de Viaje (Audavi), Sergio Bañales.

Durante 2015 el sector registró una mínima disminución de la actividad, mientras que en la comparación de diciembre y enero último con el período anterior, hubo una caída en el entorno del 7%. Bañales apuntó que también se registró una disminución en la actividad a nivel de cruceros.

A su vez, explicó que uno de los motivos por los que la caída de las ventas no fue tan pronunciada es que las principales líneas aéreas de la región (Latam, Aerolíneas Argentinas o Gol) sufrieron la devaluación cambiara de Brasil y Argentina, entonces impulsaron promociones que llegaron a Uruguay.

"Las promociones fueron un tema realmente importante, se convirtieron en un efecto para balancear la suba del dólar", concluyó Bañales.

El dólar está en un proceso ascendente desde 2013.

Más allá de variaciones puntuales, se puede ubicar el inicio del proceso ascendente del dólar en mayo de 2013, cuando la divisa aún cotizaba por debajo de $ 19. Desde allí hasta el precio al público que alcanzó el viernes ($ 31,65 a la compra y $ 32,65 a la venta) pasaron algo menos de tres años donde el dólar subió más de $ 12. El precio interbancario de la última jornada ($ 32,155) fue el mayor desde setiembre de 2002 y acumula un aumento de 7,64% en el año. Además, lleva nueve semanas consecutivas cerrando con subas. Los analistas que respondieron la Encuesta de Expectativas Económicas de El País para 2016, opinaron que el valor del dólar se ubicará en $ 35 hacia finales de año e incluso algunos señalaron que puede llegar hasta $ 38. También coincidieron con un dólar a $ 35 al final del año los analistas que contestaron una reciente encuesta de FocusEconomics. De alcanzar ese valor, acumulará una suba en 2016 de 17,16% en relación al cierre del año pasado.

Mayor consumo en ropa por tema cambiario.

Según la última encuesta de actividad de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), el rubro vestimenta fue uno de los pocos que cerró 2015 con registros de venta positivos. La comercialización de prendas femeninas creció 5,1% y las ventas de vestimenta masculina aumentaron 2,8%.

Para la economista Ana Laura Fernández, asesora de la CNCS, esta suba tuvo como uno de los factores preponderantes que "hoy la relación de precios con Argentina mejoró y estamos en la misma línea". Es que desde hace años había ofertas de vestimenta más barata en el vecino país y los clientes locales optaban por hacer las compras en comercios argentinos.

En este caso, el beneficio para los comerciantes locales deriva del proceso cambiario que inició Argentina tras el cambio de gobierno y la asunción de Mauricio Macri. Las nuevas autoridades levantaron el cepo cambiario que restringía la compra de dólares y posibilitaba a los uruguayos hacer valer más la moneda estadounidense con la compra del dólar blue o paralelo. A su vez, estas variaciones provocaron una suba de precios generalizada en el vecino país.

"Es uno de los elementos que el sector ve como positivo y hace que las ventas crezcan en contraposición con el resto de los sectores", explicó Fernández.

Otro aspecto favorable para la venta de prendas fue que la suba del dólar disminuyó las compras web de artículos. "Ahora la diferencia de precios no es tanta y eso juega a favor de las empresas locales", apuntó la asesora de la CNCS.

Las compras web desde el exterior bajaron 8,7% en el acumulado de 2015 en comparación con el año anterior. Según datos de la Dirección Nacional de Aduanas, en el año se efectuaron un total de 250.330 compras en el extranjero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)