Aumento de tarifas luego de dos años

Suba de tarifas en el puerto preocupa a los exportadores

Operadores advierten que complica competencia de terminal con vecinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Puerto de Montevideo aplicará una suba en algunas de sus tarifas. Foto: A. Colmegna

La Administración Nacional de Puertos (ANP) resolvió esta semana aplicar una suba en algunas de sus tarifas que se producirá en el primer semestre. Ante ello, los exportadores ya solicitaron una entrevista con el directorio del organismo para conocer las razones que motivan el ajuste tarifario. En otros sectores se entiende que el aumento podría desalentar la llegada a la terminal montevideana de mercadería argentina en tránsito.

La suba debe ser aprobada por el Poder Ejecutivo y será aplicada 90 días después de publicada en el Diario Oficial.

El aumento será para el almacenaje de mercadería y contenedores y también para el uso de los muelles públicos. En el primer caso, el incremento será de 42% y en el segundo de 0,16%, según informó ayer el diario El Observador.

Se estima que la primera —por depender de la aprobación del Ejecutivo y tener el plazo de 90 días— entrará en vigencia aproximadamente en cuatro meses. La segunda será aplicada a partir del año que viene.

En conocimiento de la resolución de la ANP, la Unión de Exportadores (UEU) ya solicitó una reunión con el directorio del ente. "Allí le haremos conocer la situación del sector exportador y también preguntaremos cuáles son las razones del ajuste", dijo a El País la secretaria ejecutiva de la UEU, Teresa Aishemberg. La gremial espera que el encuentro pueda concretarse la semana próxima.

Por su parte, el representante del Partido Nacional en el directorio del ente, Andrés Chahnazaroff, —que se opuso con su voto a la decisión del ajuste tarifario— señaló que el aumento no fortalece al Puerto de Montevideo.

"No lo hace con el objetivo de recuperar mercadería y contenedores de transbordo de Argentina. Va en la línea opuesta a la de aprovechar los beneficios que traerá la caída de las disposiciones que Argentina impuso tiempo atrás a los transbordos", dijo a El País.

En noviembre de 2013, la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables argentina prohibió el tránsito de mercadería de su país en puertos uruguayos, lo que le ocasionó una serie de perjuicios a la terminal montevideana. Pero a días de asumir, Mauricio Macri, informó que dejaría sin efecto la resolución, algo que confirmó luego al presidente Tabaré Vázquez en una reunión que se produjo los primeros días de enero.

Chahnazaroff sostuvo además que el nivel tarifario del Puerto de Montevideo es más oneroso que en el resto de la región.

El jerarca indicó que la fundamentación del ajuste promovida por el oficialismo del directorio fue la de amortizar inversiones ya efectuadas y a realizar. Pero aclaró que en informes técnicos que manejó el directorio para la resolución "no se incluyó una evaluación técnica, económica, detallada y completa, de diferentes alternativas posibles de amortización de esas inversiones".

"Habría que haber analizado antes de meter un tarifazo", añadió.

Operadores portuarios consultados por El País indicaron que la decisión de la ANP es desbalanceada.

"Por un lado (la ANP) sube las tarifas en las áreas públicas porque entiende que están por debajo de los costos de mantenimiento de la infraestructura. Pero la ANP sigue dando utilidades. Por lo tanto, el déficit se ve compensado porque lo recauda con otra tarifa", dijo uno de los consultados. Esa tarifa es la tasa de mercadería que el ente le cobra a importadores y exportadores y que representa el 75% de los ingresos por concepto de servicios que percibe la ANP.

Además, para los operadores, el aumento es un castigo al comercio exterior que deberá asumir la suba en un período de pérdida de competitividad y bajos precios internacionales.

En tanto, el presidente del Centro de Navegación, Alejandro González, prefirió no hacer declaraciones hasta no recibir la resolución formal de la ANP y conocer las razones del ajuste.

En Montecon también optaron por no efectuar comentarios. La empresa es la principal operadora de contenedores en las áreas públicas del Puerto de Montevideo.

Actualmente está enfrentada con Terminal Cuenca del Plata (TCP) y entre ambas se reparten prácticamente en partes iguales los movimientos de contenedores.

Incluso, desde TCP se ha mencionado que Montecon puede competir en esa actividad ya que las tarifas que debe pagarle a la ANP están subsidiadas. La suba tarifaria dispuesta por el ente portuario incluye a Montecon y a los demás operadores de los espacios públicos de la terminal montevideana.

Solicitan inicio de investigación en ANP.

Una autorización de la Gerencia General de la Administración Nacional de Puertos (ANP) a Montecon para instalar pasarelas para tomas eléctricas de contenedores refrigerados en espacios públicos del Puerto —luego revocada— tuvo sus coletazos en la interna del ente.

El directorio del organismo decidió esta semana remover de su cargo al gerente general, Néstor Fernández. La autorización había sido concedida en julio del año pasado y fue suspendida en diciembre.

La remoción surgió luego que el director nacionalista en el directorio de la ANP, Andrés Chahnazaroff, solicitara una investigación administrativa sobre el tema.

Chahnazaroff dijo a El País que a pesar del cese de Fernández insistirá en la próxima reunión del directorio la semana entrante con el inicio de esa investigación. "Será a los efectos de establecer otras eventuales responsabilidades", dijo.

"Quiero que se investigue, porque hubo otras áreas (de la ANP) que informaron en el expediente", con el cual se tomó la resolución, señaló.

La resolución de la Gerencia General a favor de Montecon generó la respuesta de Terminal Cuenca del Plata (TCP, única terminal especializada en movilizar contenedores dentro del Puerto de Montevideo). Con un escrito, TCP se opuso a la autorización y ese pedido fue la base para la revocación.

Esta semana, la ANP lanzó una licitación mediante la cual otorgará ahora un permiso para brindar el servicio para refrigerar contenedores.

Pero Montecon pretende un resarcimiento económico de la ANP por las obras para refrigerado que ya había comenzado. Y su competidor, TCP, tampoco estuvo de acuerdo con la licitación y ya la impugnó.

La terminal, compuesta mayoritariamente con capitales de la multinacional belga Katoen Natie y participación estatal, entiende que el llamado igualmente sigue siendo favorable a Montecon.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)