desde este mes se modifica la BPC que es la base de cálculo del aporte

Sube el mínimo no imponible del IRPF; será de $ 21.363

El mínimo no imponible del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se elevará 8,26% hasta $ 21.363. De la misma forma también se elevarán los montos a deducir por hijos a cargo y por cuota hipotecaria, entre otros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con el ajuste de la BPC se modifican las franjes del IRPF. Foto: Archivo El País

El tradicional ajuste que se realiza a la Base de Prestaciones y Contribuciones (BPC) a partir del 1° de enero tiene como base a la suba del Índice de Precios del Consumo (IPC). Ese incremento será de 8,26%, de acuerdo al dato cerrado del año pasado que se conoció ayer (ver nota aparte).

De esta forma, la BPC aumenta de $ 2.819 a $ 3.052. Esta unidad de referencia afecta a las franjas de ingresos que se usan para aplicar el IRPF, los mínimos no imponibles y las deducciones.

Lo mismo ocurre con el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (ver nota aparte). Con el aumento de la BPC, el mínimo no imponible de IRPF (que equivale a siete BPC al mes) aumenta de $ 19.733 a $ 21.363. Los ingresos laborales nominales menores a ese valor estarán exonerados de IRPF. Ese es el estimativo mensual, si bien el impuesto es de carácter anual.

El gobierno también tiene la opción de hacer el ajuste de BPC por la variación del Índice Medio de Salarios, aunque en los dos últimos años el Poder Ejecutivo mantuvo a la inflación como forma de ajuste para la base.

El Poder Ejecutivo está facultado a realizar una suba adicional del mínimo no imponible por la ley 18.910, aprobada en 2012. Esa norma lo habilitó a incrementar de siete a ocho BPC mensuales el mínimo del IRPF y el del IASS de ocho a nueve BPC.

Sin embargo, hasta ahora esa facultad no fue utilizada. En 2013, desde el gobierno se expresó que esa decisión respondía a que la situación fiscal era "bastante delicada" y aunque sobre fin de año el déficit fiscal mejoró, el ajuste adicional tampoco formó parte de la agenda del ministro de Economía, Mario Bergara. Esto no tendría cambios en lo inmediato si se utiliza el mismo razonamiento y se toman en cuenta los resultados actuales. De acuerdo al último dato de 2014, el déficit fiscal en el año móvil a noviembre fue de 3,6% del Producto Bruto Interno (PIB), lo que representó un empeoramiento de 0,4 puntos respecto a los 12 meses a octubre.

El IRPF es un impuesto progresional y con el incremento de la BPC, suben también las franjas de aportación que definen con qué tasa está gravado cada tramo de ingreso (ver tabla). Por ejemplo, el tramo del salario entre $ 21.365 y $ 30.518 estará gravado con un 10%, los salarios mayores a $ 350.963 estarán gravados con todas las tasas y el tramo de ingreso que supere ese monto llegará a pagar un 30%.

La modificación de la BPC también implica un aumento del mínimo no imponible que aplica en caso de tributar por núcleo familiar. Si los dos integrantes de la pareja perciben más de un salario mínimo por mes, tendrán como mínimo no imponible de IRPF el equivalente a 14 BPC, que serán $ 42.726 (hasta el año pasado $ 38.970). Si solo uno de ellos percibe un salario mínimo o más, el nuevo mínimo no imponible pasa de $ 23.382 a $ 24.415 (ocho BPC).

Con referencia a las deducciones que pueden hacerse al IRPF, la que se puede hacer por cada hijo menor a cargo aumentará de $ 3.054 a $ 3.306 mensuales. En el caso de un hijo a cargo con discapacidad (no importa la edad), la deducción sube de $ 6.108 a $ 6.612 mensuales.

Por otra parte, éste será el tercer año en que se podrán deducir del impuesto los pagos por cuotas hipotecarias. A este descuento se puede acceder siempre que el valor de la vivienda no haya superado las 794.000 Unidades Indexadas ( unos US$ 97.462). La ley especificó que el monto total deducible no podrá superar las 36 BPC anuales; esto equivaldrá en 2015 a $ 109.867 en el año, lo que significa un tope de $ 9.156 al mes.

La suba de la BPC también incide en los aportes anuales al Fondo de Solidaridad que otorga becas a estudiantes universitarios. A este fondo contribuyen los egresados de la Universidad de la República y de nivel terciario de la UTU a partir de los cinco años de haber egresado.

Si la carrera de la que se recibieron es menor a cuatro años, deberán aportar $ 1.526. Para las de cuatro años, el aporte es de $ 3.052 y para las de cinco o más deberán pagar $ 5.086. También aumenta el beneficio máximo que reciben los estudiantes becados (dos BPC mensuales, que se perciben de forma bimestral) a $ 6.104.

El mínimo del IASS aumenta a $ 24.415

El ajuste anual de la BPC también incrementa el mínimo no imponible del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social, que pasa de $ 20.552 a $ 24.415 (ocho BPC en el mes), por lo que aquellos que perciben pasividades inferiores a ese monto estarán exonerados del pago del tributo.

También cambian las franjas que determinan los pagos del IASS, al igual que ocurre con el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF). De esta forma, el tramo de pasividad que estará gravado con una tasa de 10% es el que va de $ 24.416 a $ 45.778. En tanto, se le descontará un 20% al tramo entre $ 45.779 y $ 152.592, y el tramo de la pasividad que supere ese monto pagará un 25% de IASS.

Por otra parte, también cambia la jubilación mínima (cobrada por algo más de 100.000 personas) que hoy es de 2,5 BPC. Incluyendo el ajuste de 8,26% en la BPC esta prestación aumentará de $ 7.048 a $ 7629.

Según supo El País, si bien está acordado realizar una nueva suba de jubilaciones a mitad de año, no está definido cuál será el monto del ajuste. El gobierno ha dispuesto incrementos extras de las jubilaciones desde el 2005, que hasta ahora se efectivizaban en julio, pero por ser un año de cambios en el Poder Ejecutivo los detalles aun no se conocen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)