MERCADO LABORAL

Trabajadores informales ganan 30% menos por hora

Según estudio, viene disminuyendo la brecha con formales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Informalidad

Un trabajo sobre el mercado laboral en Uruguay realizado por investigadoras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló que los trabajadores informales cobran una remuneración 30% inferior que los asalariados privados formales teniendo en cuenta el ingreso promedio por hora trabajada. Pese a esto, desde 2007 hay "una disminución en el diferencial salarial entre trabajadores formales e informales".

El estudio sostiene que "los asalariados privados informales, y los cuenta propia con y sin local informales reciben una penalización salarial si se los compara con los asalariados privados formales en la mediana de la distribución".

Otra conclusión es que "los trabajadores por cuenta propia formales (con y sin local) y los patrones informales no mantienen diferencias significativas de ingreso" con los formales.

El trabajo titulado "Diferenciales de ingreso entre trabajadores formales e informales en Uruguay 2001-2014" fue realizado por Verónica Amarante y Marcela Gómez. Ambas integran el equipo de la Cepal en Uruguay, aunque en el texto se aclara que las valoraciones que contiene "pueden no coincidir" con las de la organización.

Al inicio del estudio, las autoras explican que "en lugar de concentrarse en las diferencias en la media —abordaje habitual en los estudios de diferenciales de ingresos—, se consideran los diferenciales a lo largo de la distribución".

Respecto a la penalización salarial a los ocupados informales, se expresa que "alcanza su punto máximo en 2005, para luego descender y ubicarse en niveles similares" a los del comienzo del período de estudio.

También se analiza que "los trabajadores por cuenta propia sin local informales tienen una penalización salarial significativa en relación con los trabajadores asalariados privados (más de 30% al final del período), que no difiere significativamente de la de los asalariados por cuenta propia con local informales".

En el período estudiado, la tasa de informalidad laboral bajó de 36% a 23%, tanto por el efecto de las políticas estatales como por el aumento sostenido de la ocupación en la última década, con creación de empleo centrado en el sector formal de la economía. "El proceso de formalización entendido como el pasaje de trabajadores por cuenta propia informales a asalariados privados formales implicaría una caída en la desigualdad salarial", indican las investigadoras.

Además, se presentan resultados sobre el diferencial de ingresos por salario en relación al nivel educativo, el sexo y la región.

El estudio indica que la diferencia salarial de los trabajadores que tienen 16 o más años de educación "es creciente a lo largo de la distribución". Pero se advierte que hubo una "pérdida de empinamiento de la curva en 2014 en relación a los dos años anteriores", lo que refleja "el descenso de la prima por calificación" según las autoras.

A su vez, el diferencial salarial de género sigue siendo favorable a los hombres "con niveles superiores en los extremos y en la parte alta de la distribución", sin presentar esto variaciones relevantes en el período analizado.

Mientras que sí hubo un cambio importante en las diferencias de ingresos laborales según la región del país, con una "homogeneización a lo largo del territorio". El trabajo señala que "la significativa caída en el diferencial salarial entre Montevideo y el resto del país urbano probablemente se vincule con la reinstauración de los consejos salariales en 2006".

El estudio fue realizado sobre el universo de ocupados entre 18 y 60 años, que trabajan más de 10 horas semanales y viven en localidades urbanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)