CRISIS DE DEUDA

"Traicionado", Juncker urge a Grecia a votar "Sí" para seguir en el euro

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo sentirse traicionado por el primer ministro Alexis Tsipras por su comportamiento en la negociaciones en Europa y llamó al pueblo griego a votar por el "Sí" en el referéndum del próximo domingo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jean-Claude Juncker en Bruselas durante una reunión de la Comisión Europea. Foto. Reuters

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker urgió este lunes a los griegos a votar "sí" en el referéndum del domingo, para no darle la espalda a Europa, mientras el país vivía su primer día de corralito entre la inquietud de los mercados financieros.

En Bruselas, Juncker atacó con dureza, en un discurso muy emocional, al gobierno griego del primer ministro Alexis Tsipras, y dijo sentirse "traicionado" por su comportamiento en las fracasadas negociaciones, tras las cuales Grecia pasó su primer día con control de cambio y feriado bancario, en la víspera de la fecha límite para pagar un cupón de su deuda.

El sistema financiero quedará paralizado hasta el 6 de julio, un día después de la fecha prevista del referéndum sobre las propuestas de reforma de los acreedores del país
.
"Estoy profundamente compungido por el espectáculo que dio Europa el sábado pasado (...) Después de todos los esfuerzos que he realizado, me siento traicionado, ya que mis esfuerzos no han sido suficientemente tomados en consideración", lanzó Juncker en Bruselas ante la prensa.
Su frustración frente a Tsipras se explica, según los analistas, por el hecho de que en cinco meses de negociaciones el presidente de la comisión ha sido el más cercano aliado --y a veces el único-- de Atenas.

"Pediré al pueblo griego que vote sí" dijo Juncker, refiriéndose al referéndum que, inesperadamente, convocó Tsipras la noche del viernes pasado. Un 'no' en este referéndum supondría "decir no a Europa" añadió.

El gobierno de Grecia respondió duramente a Juncker y cuestionó su "sinceridad" y renovó su demanda de una "extensión de algunos días" del plan de ayuda a Grecia (que termina el martes), hasta que se celebre el referéndum previsto el domingo, y con el objetivo de preservar el equilibrio del sistema bancario griego, falto de liquidez.

Las bolsas europeas cerraron este lunes con fuertes pérdidas. La bolsa de Fráncfort cerró con una caída de 3,56%, la plaza de París cayó 3,74%, Madrid bajó 4,56% y Lisboa 5%. En tanto Londres limitó sus pérdidas a 1,97%.

Euro contra dracma .

En Grecia, donde el gobierno pidió "sangre fría" tras anunciar el control de capitales, el referéndum tomó tinte de consulta sobre la permanencia en el euro.

Tsipras, cuyo partido de izquierda radical Syriza llegó al poder en enero con un programa antiausteridad, ha pedido a los votantes griegos que se opongan en este referéndum a las medidas propuestas por los acreedores, que calificó de "humillantes" para un país que ya ha sufrido cinco años de recesión.

En ese contexto, Tsipras justificó el control de capitales adoptado este lunes por el "carácter de extrema urgencia y la necesidad imprevista de proteger el sistema financiero".

En Grecia, los ciudadanos comenzaban a convivir con el control de capitales y con el tope para los retiros que hasta el 6 de julio se fijó en 60 euros.

El lunes en la tarde los cajeros comenzaron a ser aprovisionados, después de que previo al anuncio, muchos ciudadanos corrieran en busca de efectivo.

Los turistas, un motor vital de la economía del país, o cualquier persona que tengan una tarjeta de crédito extranjera, no se verán afectados por la medida del control de capitales.

Los griegos, sin embargo, mostraron sus inquietudes.

"Mañana, es el día de pago. Pero ahora, los bancos están cerrados y el dueño no tiene dinero (...) ¿Cómo lo vamos a hacer? Tenemos que pagar nuestras facturas", se preguntó Sofia Chronopoulos, una vendedora de telas en Atenas.

Sin embargo, Tsipras dijo el domingo que "los depósitos de los ciudadanos en los bancos están absolutamente garantizados", al igual que la entrega de salarios y de las jubilaciones.

"Esperanzas de un acuerdo" 

Sin embargo todavía hay esperanzas para evitar el peor de los escenarios posibles, el impago de Grecia, que tiene las arcas vacías y debe pagar el martes 1.500 millones de euros al FMI.

El presidente francés, François Hollande, afirmó este lunes que Francia está "disponible" para reiniciar las negociaciones. "Hoy sigue habiendo posibilidades de un acuerdo" pero a partir del domingo 5 de julio "dependerá de la respuesta de los griegos", agregó.

A su vez, la canciller alemana Angela Merkel aseguró que incluso "después del referéndum" su país mantendría abierta la puerta a proseguir las negociaciones con Grecia.

Por su parte, el primer ministro chino, Li Keqiang, expresó su deseo de que el país siga en el euro y pidió a Atenas y a sus acreedores que lleguen rápidamente a un acuerdo.

Sin embargo, Li no respondió de forma directa a la pregunta de si Pekín estaba lista para ofrecerle a Atenas una línea de liquidez para capear la crisis, pero agregó que China ha hecho sus propios "esfuerzos" para ayudar a Grecia .

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)