turismo

100.000 turistas llegan a la frontera; buscan que no se limiten a comprar

Los ministerios de Turismo de Brasil y Uruguay quieren fomentar el flujo de personas en la zona y para ello realizarán un estudio para ofrecer recorridos que complementen el paseo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chuy. Foto: Archivo de El País.

Los ministerios de Turismo de Brasil y de Uruguay quieren fomentar el turismo en las ciudades fronterizas entre ambos países para que los visitantes no se limiten al comercio, el principal atractivo de esas zonas, dijo a Efe el viceministro uruguayo, Benjamín Liberoff.

"Si sabemos las edades y los gastos, por ejemplo, podremos impulsar políticas de promoción más ajustadas, no solo para las compras. ¿Cómo puedo generar oferta para retener más tiempo esos visitantes?", indagó el funcionario.

Liberoff participó en una reunión este miércoles en Brasilia con el director de Relaciones Internacionales del ministerio brasileño, Acir Pimenta, y el embajador uruguayo en Brasil, Carlos Amorín, para arrancar un plan piloto de análisis en la frontera entre Rivera (Uruguay) y Santana do Livramento (Brasil).

De acuerdo con el viceministro uruguayo, el programa permitirá cuantificar el flujo de personas que visitan esas ciudades a través de una serie de medidores terrestres combinados con un sistema de encuestas acordado entre organismos de migraciones y las aduanas, especialmente, de ambos países.

En ese sentido, destacó que se calcula actualmente en la frontera en la que se busca iniciar el proyecto que casi 100.000 visitantes al año pasan la noche en la zona, considerando que los fines de semana registran una ocupación "casi plena" de las 2.000 camas disponibles.

Sin embargo, muchas personas llegan en excursiones para pasar solamente el día en esos lugares, por lo que existe la necesidad de medir ese tránsito y conocer esas prácticas para fomentar el turismo local, reforzó Liberoff.

"En Uruguay, por ejemplo, se han desarrollado propuestas de recorridos para complementar el paseo", completó, y añadió que el programa será implementado tras una respuesta de Brasil, esperada para "las próximas semanas".

Además explicó que el proyecto surgió hace cuatro años, a partir de una iniciativa del Mercosur y de Chile, con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y está basado en sistemas ya operantes en la Unión Europea (UE), por lo que deberá ser ampliado a otras fronteras latinoamericanas en el futuro.

El viceministro uruguayo de Turismo presentó en la capital brasileña a Uruguay como un destino atractivo ante un escenario de crisis, ya que ofrece descuentos en el Impuesto de Valor Agregado (IVA) para pagos efectuados con tarjetas extranjeras, por ejemplo.

Asimismo, evaluó que la crisis económica en que se ha sumido Brasil y la fuerte devaluación de su moneda, el real, que ha perdido cerca de un 50% de su valor frente al dólar estadounidense desde enero pasado, no han afectado el flujo de turistas brasileños hacia Uruguay.

En los primeros nueve meses de este año, cerca de 320.000 brasileños viajaron hacia Uruguay, según Liberoff, una cifra similar a la registrada en el mismo período de 2014, cuando el impacto de la crisis y la depreciación del real no estaban presentes como ahora

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)