Exportaciones a ese país representan el 4,4% del PIB uruguayo

Uruguay entre los más afectados por desacelere de China

Los países de América Latina que "están más expuestos a una desaceleración en China bajo cualquiera de los casos son Chile, Venezuela, Perú, Uruguay y Brasil", señaló la calificadora de riesgo Moody’s en el informe "América Latina: vulnerabilidad a la desaceleración del crecimiento de China varía por sector", al que accedió El País.

Tras haber crecido a alrededor de 10% en los últimos 30 años, "la tasa de expansión de China ha ido, naturalmente cayendo. Esta desaceleración es evidente no solo en las cifras de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), que más o menos ha disminuido de 14,2% en 2007 a alrededor de 7% en la actualidad, sino también en la disminución gradual de la participación de la inversión en el PIB", aseguró Moodys.

De acuerdo al informe, "la vulnerabilidad a la demanda en China depende de la composición de la canasta de exportaciones de un país".

Agrega que mientras la desaceleración sea impulsada por una caída relativa de la inversión de China, una reducción de las importaciones chinas desde América Latina probablemente afectaría a exportadores de metales industriales básicos (mineral de hierro, cobre y zinc) como Chile, Perú y Brasil más negativamente que, por ejemplo, Uruguay, cuyas exportaciones principales son la carne, el arroz y la lana".

En tanto, "el impacto en Venezuela, que es principalmente un exportador de combustible, dependerá de la medida en que los precios mundiales de los combustibles se ven afectados por el cambio en el modelo de crecimiento de China", expresa Moodys.

"Aún si se tiene en cuenta la composición de los commodities en el comercio, todavía esperamos que los efectos de una desaceleración de China bajo cualquier escenario en América Latina sea pequeña", añade.

Para la calificadora "Chile encabeza la lista de los soberanos de América Latina expuestos a China a través del comercio, seguido por Venezuela, Uruguay, Perú y Brasil".

"El comercio es el principal canal a través del cual China y las economías de América Latina interactúan entre sí, con la inversión extranjera directa y otros flujos financieros con importancia secundaria", dice.

"Sin embargo, la región latinoamericana tiene la exposición global más baja entre los mercados emergentes que comercian con China, de hecho, las exportaciones a China ascendieron a solo el 2% del PIB de América Latina en 2013, creando pequeña exposición media (en el comercio de la región) a una desaceleración del crecimiento en China", explica Moodys.

"Sin embargo, algunos países están mucho más expuestos. A saber, Chile tiene la exposición comercial más alta a China entre los países en América Latina, seguido por Venezuela, Uruguay, Perú y Brasil", afirma.

Las exportaciones de Chile al gigante asiático representan el 7,4% de su PIB, lo sigue Venezuela con un 5,8% de su PIB exportado a China y luego Uruguay con el 4,4% del PIB en exportaciones a ese país.

Estos países "son los más vulnerables en la región a una reducción en la demanda china de importaciones".

La calificadora analiza otros posibles impactos por el lado de inversiones chinas y por el lado de financiamiento a la región.

En el primero de los casos, los más afectados son Surinam, Venezuela y Ecuador. En el caso de Uruguay, la inversión china representa apenas el 0,02% del PIB.

Por su parte, "los bancos de América Latina están relativamente aislados de la desaceleración del crecimiento chino", aseguró Moodys.

Los bancos en la región "sólo tienen exposiciones moderadas relacionadas con los sectores que dependen de la demanda de China, como la minería y la agroindustria, lo que limita su sensibilidad al crecimiento de China".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)