EL PRIMERO DE LA LISTA

Uruguay es el más caro en distribución de combustibles

El margen para gasolina llegó a 55% y promedio latinoamericano fue 18%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La baja del dólar sigue siendo un problema, aunque la baja del crudo ayuda. Foto: A.Martínez.

La Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) encomendó un informe en el marco de una revisión de la metodología que usa para determinar los precios de paridad de importación (PPI) de los productos derivados del petróleo. Los PPI surgen de un ejercicio teórico: el cálculo del precio en el mercado doméstico de los productos terminados de calidad similar a la de los que produce la petrolera estatal Ancap, en el entendido de que estos se adquirieran fuera de fronteras.

El trabajo —elaborado por la firma argentina Mercados Energéticos Consultores— fue puesto en consulta pública por la Ursea esta semana. Los PPI han estado en el centro de la discusión acerca de qué es más eficiente a nivel económico para el país: refinar a nivel local o comprar los productos ya terminados.

Con la ministra de Industria, Carolina Cosse, a la cabeza las autoridades vinculadas al área han defendido las ventajas de la refinación por parte de Ancap en su planta de La Teja. "Refinar combustibles es la estrategia adecuada que tiene que seguir el Uruguay, porque cuando estamos pasando por una excepción de importación (N. de R.: por la parada técnica de la refinería) se marca que eso es contraproducente", sostuvo la jerarca cuando Ancap presentó sus resultados del primer semestre del año.

A principios de julio, la ministra dijo al portal de Presidencia que "la Ursea está trabajando en revisar esa metodología y en adecuarla a lo que es la realidad".

Sin embargo, el informe de la firma argentina señala que "del estudio de regulación comparada en la región no surge ninguna metodología con un nivel de detalle y precisión en la definición de los conceptos, como la que publica la Ursea".

"Fueron revisados todos los conceptos de costos que forman la cadena de valor de cada uno de los productos y no hay recomendación de modificaciones, a excepción de que debe incorporarse en el PPI el costo que para Ancap tiene el cumplir con los mínimos de mezcla de agrocombustibles exigidos por la ley", añade el trabajo.

Márgenes.

El informe pone la lupa en los márgenes de distribución, tanto de gasolina como de gasoil. Se buscó brindar a la Ursea "elementos para decidir sobre los costos de distribución a agregar al precio explanta en la determinación del PPI de venta al público", se indica.

Los costos o margen de distribución, define la consultora, es el total de costos que se realizan desde "la puerta de la refinería hasta el surtidor en la estación de servicio". Quedan contemplados los fletes desde La Tablada (distribuidora mayorista) hasta las estaciones, el margen de las distribuidoras, las bonificaciones que reciben las estaciones, la tasa de inflamables que cobra la Intendencia de Montevideo a Ancap y la Tasa de Control del Marco Regulatorio de Energía y Agua que cobra la Ursea.

La consultora comparó los márgenes de distribución a nivel local con los de otros países de la región. En febrero de este año —mes para el que se realizó este ejercicio, aunque en el caso de Uruguay se tomó el promedio enero/noviembre de 2016— Uruguay fue el país con mayores márgenes de distribución, tanto para gasolina como gasoil, de un total de 11 relevados. En el caso de la gasolina, llegó a 55% y para el gasoil, a 46%. El promedio regional fue de 18% para la primera y de 15% para el segundo.

"En Uruguay, los márgenes de distribución se ubican muy por encima de los valores que surgen de la regulación comparada", señala el informe, que agrega que "estos porcentajes dan indicios claros de que hay espacio para mejorar en eficiencia en este segmento del mercado".

La consultora sugiere "un análisis de costos de detalle para el mercado de distribución de combustible en Uruguay (...) bajo la premisa de optimización de la operativa global y gestión eficiente del negocio".

Si se observa lo que pasó a nivel doméstico, el margen promedio de comercialización de la gasolina Premium 97 SP tuvo su máximo en febrero de 2016 (62%) y el de la gasolina Super 95 SP también (66%). En ambos casos los márgenes estuvieron por encima del precio de referencia de mercado desde septiembre de 2015 "con una tendencia estable" hacia el final de 2016. El gasoil, en tanto, tuvo su máximo histórico en enero de 2016 (54%).

Los márgenes comenzaron a crecer desde 2009, fruto de dos factores: el descenso del precio del petróleo y los "incrementos reales" de los márgenes de comercialización de los distribuidores y las bonificaciones a las estaciones.

"Mientras el precio FOB de mercado de referencia de los combustibles presenta una evolución errática, alineada a las fluctuaciones del precio internacional del crudo, se verifica una clara tendencia creciente en el caso de los márgenes de comercialización de los mismos en el mercado uruguayo. Esta tendencia persistió incluso en períodos donde el precio del petróleo sufrió fuertes shocks a la baja", sostiene el estudio.

Cómo incorporar los agrocombustibles.

Desde la última actualización de la metodología de la Ursea el mercado de combustibles local sufrió algunos cambios. Entre otros, en 2007 se aprobó la ley de agrocombustibles, que establece que Ancap deberá mezclar etanol con las naftas y biodiesel con el gasoil. Es por esto que el informe aborda la conveniencia de incorporar en los PPI "un componente específico para tener en cuenta" los agrocombustibles que componen tanto las gasolinas como el gasoil.

Se señala que el precio que pagan los consumidores incluye los costos de los agrocombustibles que Ancap usa para su mezcla.

El estudio sugiere incorporar el efecto de los agrocombustibles en los PPI de dos maneras. Por un lado, establecer un PPI para el etanol y otro para el biodiesel.

Por otro, "en base a los mínimos de mezcla exigidos por la normativa, calcular un PPI para cada una de las gasolinas y el gasoil como un promedio ponderado considerando el PPI sin agrocombustibles y el PPI de cada agrocombustible".

De acuerdo al análisis realizado, se recomienda tomar como mercado de referencia a Brasil en el caso del etanol y a Argentina para el biodiesel.

"El acceso a la información en estos mercados es transparente y el nivel de actividad (...) es reportado por las consultoras especializadas", se destaca. "En base a los principios de simplicidad y materialidad, el consultor propone para completar la cadena de valor de los PPI de agrocombustibles explanta de La Teja (donde se realiza la mezcla), considerar los mismos costos que para gasolinas y gasoil", recomienda el estudio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)