Cepal da al país como el de menor pobreza y mejor distribución en la región

Uruguay: se estanca baja de pobreza, pero el país lidera el ranking

Al igual que en América Latina, en Uruguay se frenó la reducción de la pobreza y la indigencia. Aún así, es el país con menores niveles de pobreza e indigencia en la región. A su vez, Uruguay también se colocó en el tope del ranking sobre mejor distribución del ingreso.

El informe "Panorama social de América Latina" de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indicó que la pobreza en Uruguay fue de 5,7% al cierre de 2013, mientras que la indigencia alcanzó 0,9%. Fue seguido por Chile con 7.8% y 2.5%, respectivamente.

Si no puede ver la gráfica correctamente haga click aquí.

Por otra parte, El Salvador fue el país con el nivel más alto de pobreza con 40,9%, mientras que República Dominicana fue el que tuvo mayor porcentaje de indigencia con 20,2%. De América del Sur, ni Argentina ni Bolivia presentaron datos de pobreza e indigencia.

El documento expresó que en lo que respecta a la evolución de la pobreza por país, se observa que de los 12 países que tienen información disponible de 2013, en seis se registraron disminuciones estadísticamente significativas.

Si no puede ver la gráfica correctamente haga click aquí.

Paraguay presentó la mayor disminución, que alcanzó a 4,5 puntos porcentuales por año, al pasar de 49,6% en 2011 a 40,7% en 2013, mientras que la indigencia cayó casi al mismo ritmo anual, descendiendo de 28% a 19,2% en el mismo período. Contrariamente, en Uruguay y Costa Rica los descensos tanto de la pobreza como de la indigencia no fueron significativos y variaron alrededor de 0,3 puntos porcentuales, o incluso menos, en ambas magnitudes analizadas (ver gráfico).

Ingresos.

El informe de la Cepal indicó que a principios de la década del 2000 en la mayoría de los países de la región se inició un proceso de reducción de la desigualdad que aún se mantiene.

Entre 2002 y 2013 el índice de Gini promedio cayó aproximadamente un 10%, de 0,542 a 0,486. Este indicador varía entre 0 y 1, siendo 0 la distribución perfectamente equitativa y 1 cuando el ingreso está todo concentrado en una persona.

La tendencia a la disminución de las disparidades se aceleró a partir de 2008, sobre todo en Bolivia, Uruguay, Argentina, Brasil, México y Colombia.

En el caso de Uruguay, la participación del quintil (el 20%) más pobre en el ingreso total pasó de 8,7% a 10% entre 2008 y 2013, mientras que la participación del quintil (el 20%) más rico se redujo de 42% a 36,4%. Uruguay es el país que tiene mayor participación del quintil más pobre en los ingresos y la menor del más rico en el total (ver gráfico).

En la distribución del ingreso en distintos grupos de población a nivel regional, entre 2008 y 2013 la participación del 20% de los hogares más pobres se incrementó, pasando en promedio de 5,2% a 5,6% del total.

En contraste, la Cepal informó que durante el mismo período se observó una reducción del promedio de la participación del quintil más rico, que descendió de 48,4% en 2008 a 46,7% en 2013.

En ese sentido, se constató que la participación del quintil más pobre se incrementó en 11 de los 15 países en el período mencionado, habiéndose registrado aumentos de un punto porcentual o superiores en Argentina y Uruguay.

Por otro lado, la participación del quintil más rico se redujo en 11 de los 15 países considerados, registrándose caídas superiores a 4% en Argentina, el Brasil y el Uruguay.

Paralelamente, entre 2008 y 2013 se observó en Costa Rica, Panamá y Paraguay se observó el efecto opuesto (cayó la participación del 20% más pobre y creció la del 20% más rico).

Salarios.

La Cepal señaló que el poder adquisitivo de los salarios medios se mantuvo constante o se incrementó en la mayoría de los países de los que hay información disponible, aunque a tasas menores que las observadas en años anteriores.

El mayor incremento se registró en Chile (cercano a 4%), seguido por Uruguay (3%), Colombia (2,6%), Paraguay (2,2%) y Brasil (1,1%). Solamente en Venezuela se produjo una caída significativa del salario medio real de 4,4%, como resultado principalmente de la aceleración del proceso inflacionario.

En el caso de Uruguay, en períodos anteriores, la tasa media de variación anual del salario medio real fue de 0,1% entre 2000 y 2010; pasó a 4% en 2011, se incrementó a 4,2% en 2012, para finalmente descender y llegar a 3% en 2013.

Como reflexión final, la Cepal señaló que las tendencias muestran un freno en el crecimiento del gasto público social en la región en 2012 y especialmente en 2013. Por eso, para la Cepal se hace necesario un mayor esfuerzo en una mejor planificación de los gastos, junto con el desarrollo y fortalecimiento de los mecanismos de evaluación, que apunten a aumentar la eficiencia en el uso de los recursos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)