Cuidar el costo de fondeo y enviar señales claras en materia salarial

Uruguay ante el fin de fiesta de liquidez y la crisis euro que sigue

La economía mundial tiene un solo motor de cuatro funcionando, la crisis en Europa no ha terminado y la fiesta de liquidez ("dólares baratos") empieza a llegar a su fin. Con ese panorama, Uruguay debe defender que no se dispare el riesgo país (para que su costo de financiamiento no salte) y enviar señales claras en materia salarial y presupuestal, para que el ajuste no venga por el lado del empleo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mario Blejer, Luis Mosca, Jean Bragard y Mariel Fornoni en el foro. Foto Ariel Colmegna

Esos conceptos fueron expuestos ayer por el exministro de Economía, Luis Mosca y el expresidente del Banco Central de la República Argentina y exasesor del Banco de Inglaterra, Mario Blejer. Ambos disertaron ayer en la Bolsa de Valores en el Foro View, "Economía y Política Internacional" junto al socio director de Bragard & Durán, Jean Jacques Bragard y la socia de la consultora argentina Management & Fit, Mariel Fornoni.

Blejer —que fue convocado por el Banco Central Europeo (BCE) a dar su opinión sobre la salida a la crisis en Grecia— fue muy crítico con la situación actual de Europa y con el euro particularmente.

A su juicio, la economía mundial es actualmente como "un avión cuatrimotor" con "un solo motor funcionando normalmente (que es Estados Unidos y el Reino Unido) y los otros tres (Europa, Japón, China y los emergentes) que no". El avión "así como está no nos va a llevar muy lejos, pero no está parado en el aeropuerto", añadió.

"La fiesta (de la liquidez de dólares) empieza a terminar, en Argentina estamos fuera de la fiesta y cuando lleguemos probablemente vamos a llegar tarde", afirmó.

Para Blejer la crisis en Europa "no ha terminado" porque los países "tenían un problema de deuda y una forma de resolver el problema fue aumentar la deuda, lo que obviamente no lo resolvió".

Luego dijo que la discusión sobre el problema de Grecia para pagar la deuda se debería resolver achicando la deuda. "Recomendé que fuera al estilo uruguayo (del canje de 2003) no argentino" y "dije que en otros países la deuda con el banco central (respectivo) no se paga (en Grecia buena parte de la deuda es con el BCE) y casi me echan", relató.

Blejer cuestionó la moneda única, el euro, porque "no es, ni fue un proyecto lógico, ha sido un proyecto político. No tiene mucha base económica la idea de una unión monetaria sin unión fiscal. Las contradicciones de ese proyecto llevaron a la crisis actual".

Señaló que "están buscando darle una solución económica a un problema político" y que "el proyecto está mal diseñado y como está mal diseñado va a tener problemas todo el tiempo".

Ante este panorama, el exministro Mosca dijo que en Uruguay "hay que cavar trincheras y defender la prima de riesgo", con un "costo promedio de fondeo en dólares de 5,2%-5,3%", que aún con suba de tasas internacionales no debería estar lejos de esos niveles.

"Uruguay no está en recesión, se está desacelerando el crecimiento y es probable que siga ocurriendo", hay un "ajuste en el plano fiscal lento, gradual" y "no hay ninguna previsión de enfrentar algo dramático de afuera que suponga un corte abrupto de los flujos de capital" así que "todo va a depender de lo que nosotros hagamos", afirmó Mosca.

En ese sentido, indicó que hay preocupación por los niveles de competitividad de la economía, de los costos medidos en dólares y ante ello hay que dar "señales" claras desde el gobierno a través del Presupuesto y la negociación salarial.

Apuntó que el mensaje hacia el sector público debe ser de que "no hay chances" de mejora real del salario en el Presupuesto. Por el lado del sector privado, dijo que "persistir" en mecanismos de indexación y subas por encima de la inflación "sería insistir en que el ajuste sea por cantidad", es decir menor empleo. "Cuando los ajustes se tienen que llevar a cabo, no hay forma de evadirlos", resumió.

Mosca ve como "auspicioso" el anuncio del gobierno sobre la utilización del mecanismo de Participación Público-Privada (PPP) para la obra en infraestructura porque eso puede traer inversión extranjera. "Estuvimos mucho tiempo bloqueados por temas ideológicos", señaló.

En ese sentido, Bragard expresó que "las autoridades han tomado conciencia" de la demora en la ejecución de PPP y van a "acotar los plazos", tomando "una decisión única en un mismo momento, en vez de ir organismo por organismo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)