BANCO MUNDIAL

El uruguayo que será el economista jefe del BM

Carlos Végh asumirá el cargo. ¿Qué ha dicho sobre Uruguay?.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dr. Carlos Vegh

El uruguayo Carlos Végh asumirá desde febrero el cargo de economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial (BM), en reemplazo del ecuatoriano Augusto de la Torre. El economista y académico de 58 años tiene una dilatada trayectoria profesional en el exterior, siendo actualmente profesor de Economía Internacional en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins (SAIS por sus siglas en ingles) de Baltimore, Maryland (Estados Unidos).

Végh tiene un doctorado en Economía en la Universidad de Chicago y es miembro del National Bureau of Economic Research (NBER) que nuclea a los investigadores económicos más destacados de Estados Unidos. En el pasado, trabajo en el Departamento de Investigaciones Económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI) —entre 1987 y 1995—, la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Maryland. Su padre, Alejandro Végh Villegas, se desempeñó dos veces como ministro de Economía durante el período dictatorial (de 1973 a 1974 y de 1983 a 1985), mientras que su abuelo Carlos Végh Garzón ocupó el mismo cargo en 1967.

El gerente del Área de Investigaciones Económicas del Banco Central (BCU), Gerardo Licandro, comunicó la noticia en twitter y le deseó "el mayor de los éxitos para uno de los mejores economistas uruguayos". Varios colegas también felicitaron a Végh por la designación a través de la red social.

Los trabajos más divulgados del economista uruguayo han estado centrados en la política monetaria y fiscal de los países emergentes.

Al respecto, en una entrevista en agosto de 2014 publicada en el suplemento Economía & Mercado de El País manifestó que "el mayor problema macroeconómico de Uruguay —y me atrevo a decir de la gran mayoría de los países latinoamericanos en los últimos 10 años—, sin dudas es la prociclidad de la política fiscal" y en esa línea propuso la adopción de una regla estructural fiscal que asocie el crecimiento del gasto público a la evolución de la economía.

"Sería una excelente idea (que sería) acompañada por todos, no importa los partidos, como una política de Estado. Y no se trata de algo sumamente rígido. Puede ser que la coyuntura lleve a desviarse un poco de esa regla en determinado momento, pero al jerarca, su sola existencia lo ata, le pone un marco de referencia sobre el que el ministro de turno tendrá que explicar por qué no lo cumplió", explicó Végh en aquel momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)