Firma quiere un año más, pero se rechaza pedido por “bonanza eléctrica”

UTE niega prórroga a grupo brasileño para parque eólico

La empresa brasileña Alubar Energía S.A. solicitó a UTE una prórroga para la instalación del parque eólico Molino de Rosas de 50 megavatios (MW) en el departamento de Maldonado. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hay algo más de 500 MW de eólica instalados y operativos, y se espera más del doble en 2017.

El ente aceptó en primera instancia, pero luego modificó esa decisión por recomendación de la Dirección Nacional de Energía (DNE) que entendió conveniente no seguir con el proyecto debido a una coyuntura de "bonanza eléctrica".

Las partes firmaron un contrato en 2012 para la compraventa de energía eólica por 20 años, y se estableció como plazo límite para lo concreción del proyecto el mes de junio de 2015. En abril de 2014 los responsables del parque pidieron a UTE que se extendiera ese plazo hasta el 27 de junio de 2016.

El pedido fue atendido por el ente, que en julio del año pasado mediante una resolución otorgó la ampliación, previo a que se acordara el pago de una compensación económica por unos US$ 3 millones. Hasta la fecha eso no fue establecido en el contrato para que se pueda seguir la construcción, según los inversores.

"Estamos encontrando trabas con UTE para firmar la adenda del contrato PPA para extender esa prórroga que nos habían otorgado. UTE está argumentando varios cambios en las ecuaciones de la situación energética de Uruguay, por lo que nos está demorando la firma de esa adenda, lo que nos impacta fuertemente en la posibilidad de concretar nuestro proyecto", expresó el directivo de Alubar Energía S.A. Fernando Nakazato, ante la comisión de Industria, Energía y Minería de la Cámara de Diputados, según la versión taquigráfica a la que accedió El País.

Incluso la empresa presentó como inversor y garantía al grupo Sun Edison para reforzar el pedido. Esa empresa es líder mundial en energía solar, tiene dos contratos en construcción con UTE y acaba de comprar 14 parques eólicos en Brasil y 1.000 MW en Estados Unidos.

"Nosotros no pedimos nada diferente a lo que nos otorgaron y que, a su vez, ya fue concedido a otros. Es más, el año pasado fue otorgado a parques que tenían los plazos vencidos, y no les otorgaron doce meses, sino diecisiete. Por eso decimos que no queremos ninguna excepcionalidad: si ya fue otorgado con anterioridad en casos similares, solicitamos que se haga ahora", expresó el director del proyecto Rubén Sabena. La inversión de US$ 110 millones tiene además como requisito que el 35% de los componentes (unos US$ 40 millones) sean de producción nacional.

"En diciembre UTE nos decía que estaba en una coyuntura de bonanza eléctrica, porque había mucha hidroelectricidad, costo muy bajo y el precio spot (máximo que sale producir electricidad) valía cero; es decir, no se necesitaba energía. Sin embargo, como es de público conocimiento, en abril cambió el escenario y ahora el spot cuesta US$ 150, 50% de generación térmica", añadió Sabena.

"UTE no corre riesgos, porque tiene que cobrar una compensación y si uno se atrasa o incumple, le aplica penalidades. Además, hay un plazo de seis meses más —se puede llegar a diciembre de 2016—, pero con penalidades que pueden ascender a aproximadamente un millón de dólares más", dijo Sabena. La firma Alubar Energía S.A. ya opera un parque eólico en sociedad con Petrobras en Rio Grande Do Norte y tiene una concesión de una línea de transmisión, en sociedad con Eletronorte, que es la empresa estatal brasileña encargada de todos los temas de energía.

Otro de los emprendimientos que se encuentra en una situación similar es el parque eólico Artigas (50 MW) cuyos plazos se vencen en diciembre. En este caso, la empresa alemana Innovent GmbH, que es la firma desarrolladora, solicita 18 meses hasta junio de 2017 para poder cumplir.

Con la eólica disponible se cubre hoy entre el 15% y 20% de la demanda, y desde UTE se asegura que con los proyectos en construcción por parte de inversores privados, más los parques que desarrolla el ente por cuenta propia, es suficiente para cubrir la demanda y minimizar el uso de energía térmica. En ese escenario el ente no tiene la misma urgencia de antes por seguir incorporando a gran ritmo generadores privados para que le provean de energía de origen eólico.

De hecho, UTE ya decidió rescindir a principios de año los contratos para la compraventa de energía con la argentina Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A. (Impsa) que tenía a su cargo la construcción de tres parques eólicos en Maldonado y Lavalleja, debido a que no cumplió con los plazos establecidos para concretar las obras por su difícil situación económica. Como informó El País, aunque presentó nuevos inversores y ofreció vender la energía a UTE más barata de lo previsto en los contratos, el ente no aceptó ninguna de las propuestas y argumentó que "no había interés" en dar prórrogas.

Además, desde la DNE se ha argumentado que el impacto negativo que podría provocar el no cumplimiento de los contratos por parte de desarrolladores privados, ha sido "suplantado" por los parques alternativos que ha iniciado UTE por cuenta propia. Otro argumento es que el plan de expansión de generación propuesto en 2010 y 2011, que dio pie para las contrataciones del orden de los 1.200 MW de energía eólica y 200 MW de energía solar, suponían el ingreso de una demanda importante adicional asociada a la explotación minera de Aratirí para el 2015, hoy en suspenso.

Reclaman pago de US$ 400.000

El Centro Comercial e Industrial de Florida manifestó que entre varios de sus socios existe malestar por las deudas que mantiene la empresa Jayme Da Costa - Ingeniería y Sistemas S.A. con comercios del departamento y que ascienden US$ 400.000.

Según informó el portal Florida Diario, la empresa participó en la construcción de las obras del parque eólico Akuo Energy-Polesine S.A. ubicado en la Ruta 56 y más de 10 comercios de la zona le suministraron bienes y servicios a crédito que no han sido pagos. Además, la gremial expresó que el Centro como promotor del desarrollo del departamento trabaja para captar inversiones, pero que es "desalentador" que a la vez que se materializan, produzcan un efecto adverso al esperado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)