Es la fórmula que se maneja en la discusión con el gobierno

UTE puede recurrir a las PPP para invertir por encima del tope marcado

Hasta el momento, la única diferencia planteada entre una empresa pública y el gobierno para la autorización de inversiones es con UTE. Jerarcas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de UTE siguen trabajando para que el ente cumpla con el instructivo definido por el presidente Tabaré Vázquez en cuanto al monto a invertir en el quinquenio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gonzalo Casaravilla FOTO: Archivo El País

Según había publicado el diario El Observador de acuerdo a los lineamientos del Poder Ejecutivo, UTE "estaría en condiciones de invertir un tope de US$ 250 millones por año" lo que equivale "a US$ 1.250 millones entre 2016 y 2020". Sin embargo, el ente planteaba la necesidad de que "su inversión debería llegar a los US$ 2.300 millones" en el período.

La posición del Poder Ejecutivo es que por un lado, se quiere reducir el déficit fiscal de 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB) y por otro se quiere evitar situaciones como las de Ancap con inversiones que dejaron a la empresa muy endeudada en dólares, lo que genera luego buena parte de las pérdidas históricas de US$ 323 millones que tuvo en 2014.

Pero, el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla insiste en el plan de inversiones que tiene que desarrollar que por ejemplo incluye la mejora de las redes de distribución, dijeron a El País fuentes del gobierno. "Hay muchas inversiones que (Casaravilla) dice que tiene que hacer", dijo un informante.

Ante ello, una posibilidad que cobra fuerza es que UTE utilice el mecanismo de proyectos de Participación Público-Privada (PPP) o como hizo con el parque eólico Pampa, donde estructuró un fideicomiso y emitió certificados de participación, adelantaron las fuentes. En ambos casos, el riesgo queda del lado del privado.

Es "para que no todo lo asuma UTE", indicó un informante.

En los proyectos PPP, el privado asume la construcción y gestión de la obra y recibe por ello un pago de parte del contratante (en este caso UTE) o se cobra mediante un peaje (el pago lo asume quien usa la obra), pero siempre y cuando esté disponible. En el caso del fideicomiso, el patrimonio de UTE no se ve afectado y el pago surge de la obra misma. Para el caso del parque eólico, el inversor que compró el certificado de participación cobra cuando el parque está disponible para generar.

Visión.

La semana pasada, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori había dicho a El País que en el caso de UTE "estamos tratando de llegar a la definición que le propusimos originalmente con el presidente de la República (Tabaré Vázquez)".

Astori agregó que "seguimos trabajando con cada empresa en particular y de acuerdo con las pautas establecidas. Estamos encontrando comprensión" sobre la situación fiscal.

Fuentes del gobierno dijeron que Antel está en línea con el instructivo presidencial sobre inversiones, reducción de horas extras, publicidad oficial y no provisión de vacantes en tanto Ancap no prevé grandes inversiones para este período debido a la situación deficitaria que atraviesa.

La ministra de Industria, Carolina Cosse, dijo con respecto a las inversiones de las empresas públicas que "prudencia hay que tener siempre, y también hay que tener cuidado, lo cual no quiere decir que las obras para la comunidad no se vayan a hacer".

"Aun en el Presupuesto que estamos trabajando hay prevista una importante inversión para las empresas públicas. No se trata de una retracción", agregó.

Cosse visitó el viernes 12 de junio la polémica obra del Antel Arena que impulsó durante su presidencia en el ente. Demandará una erogación de US$ 43 millones y no es bien vista por el Ministerio de Economía.

El diputado del MPP, presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Sánchez, dijo a El País sábado que "el Antel Arena es una obra que necesita el país, no solo Montevideo, y creo que es una muy buena inversión. No veo las razones para que no continúe. En un país como Uruguay donde no hay plata para todo, hay quienes tienen un enorme miedo al gasto, sobre todo en la oposición. El problema es que nos contagiemos de ese miedo, que nos contagiemos en el Frente Amplio de ese terror de que no se puede gastar. Hay que ser muy eficiente con el gasto, no se trata de gastar plata por gastar plata".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)