Compras de vehículos cayeron 7% en el año; comerciantes esperaban baja

Vendieron 177 automóviles y utilitarios por día en 2014

La venta de vehículos 0 kilómetro cerró el 2014 con un descenso de 7%, y tal como proyectaban los agentes del mercado no se pudo alcanzar otro año récord como en las cuatro temporadas anteriores.

Si no puede ver la infografía correctamente, haga click aquí.

Si bien en el primer semestre se había observado una leve suba (1%), durante la segunda parte del año la demanda mostró una desaceleración y la comercialización de vehículos nuevos totalizó finalmente 56.548 unidades.

En tanto, si se toman las ventas de automóviles y utilitarios, durante el año pasado se comercializaron 177 unidades por día, al dividir los 52.688 vehículos entre los días hábiles.

El mercado automotor tuvo una retracción en todos sus rubros a excepción de los ómnibus. Durante el 2014 se colocaron 40.171 automóviles para pasajeros, frente a 41.785 del año anterior, lo que representó una caída de 4%, según datos del la Asociación del Comercio Automotor (ACAU).

En el caso de los vehículos utilitarios, se vendieron 12.517, un 18% menos que en 2013 donde se habían alcanzado las 15.336 unidades.

Por su parte el rubro camiones tuvo un descenso de ventas de 6% respecto al año anterior con un total de 3.493 unidades comercializadas, mientras que la venta de ómnibus tuvo un alza de 63%, con 367 unidades vendidas frente a 225 del año anterior.

El directivo de ACAU, Ignacio Paz, dijo a El País que el comportamiento del mercado fue el esperado y destacó que los números de los últimos años muestran una estabilidad, con "oscilaciones normales". Las cifras del año pasado son muy similares a las registradas en 2012 (ver gráfico).

Si bien se esperaba que la demanda tuviera cierta debilidad, como sucede tradicionalmente en años electorales, el comportamiento mensual de ventas comenzó a mostrar por primera vez una caída respecto a 2013 recién en agosto. Esa tendencia se profundizó en octubre (-25%) y noviembre (-27%) por la distorsión de las actividades en la Dirección General de Registros que llevó a que muchas operaciones quedaran en suspenso. De todas formas, Paz sostuvo que las cifras no habrían sido muy distintas de no producirse el conflicto.

Un elemento que sí pudo haber tenido incidencia fue la volatilidad del dólar, tomando en cuenta que se trata de un mercado muy sensible a su evolución. La moneda norteamericana tuvo el año pasado el mayor aumento anual desde la crisis de 2002 y subió 13,76% para cotizar por encima de los $ 24.

En materia de precios, el ejecutivo indicó que las modificaciones que hubo atendieron a estrategias comerciales de cada empresa, pero "no hubo una regla en común". "Hubo marcas que bajaron, otras que se mantuvieron estables y otras que subieron", indicó.

Uno de los aspectos relevantes el año pasado fue la entrada en vigencia de la ley sobre tránsito y seguridad vial en el mes de julio. Esto obligó a las automotores a desarrollar estrategias para poder vender las unidades nuevas que tenían en stock y que no contaban con los elementos de seguridad que establece la normativa (frenos abs y doble airbag) a precios de usados.

Consultado sobre las perspectivas del sector para el 2015, Paz indicó que si no hay "grandes alteraciones", por ejemplo, en la carga impositiva de los vehículos que suele repercutir en la demanda, se puede prever "un mercado estable".

"Siempre que hay un nuevo gobierno vienen algunos cambios. Estamos esperando la asunción ( de Tabaré Vázquez) y veremos, pero no hay porqué pensar que vaya a haber alteraciones importantes. Un cambio impositivo tiene una repercusión inmediata en el mercado", dijo Paz.

Menos créditos.

Los créditos automotores otorgados a las familias por el sistema bancario para la compra de autos totalizaron a noviembre de 2014 US$ 7,2 millones, con 942 préstamos por US$ 7.640 en promedio, según datos del Banco Central (BCU).

Si bien resta conocer los resultados de diciembre, este comportamiento hace prever una caída importante respecto a lo ocurrido en 2013 cuando se otorgaron créditos por US$ 11,3 millones y se batió el récord.

La financiación bancaria para la adquisición de automóviles, que estaba en niveles bajos tomó impulso lentamente en los últimos años a expensas de las ventas a tasa 0% y los planes con tarjeta de crédito sin intereses que animan a sectores importantes de compradores a tomar el riesgo.

Hasta el año pasado la demanda de este tipo de préstamos había tenido un crecimiento exponencial: 2009 (US$ 4 millones), 2010 (US$ 4,4 millones), 2011 (US$ 6,7 millones) y 2012 (US$ 10,2 millones). Su utilización se registra de forma mayoritaria para la compra de unidades de baja gama como, por ejemplo, los de origen chino.

Por otra parte, las ventas de vehículos también mostraron una desaceleración en los países de la región. En Brasil que es el quinto mercado del mundo se registró una caída de 7,15%, lo que representó el volumen más bajo en cinco años.

Uno de los elementos que pesó muy fuerte fue el débil crecimiento de la economía norteña.

También en Argentina, el nivel de empadronamientos de unidades 0 kilómetros registrado en 2014 fue inferior en un 28% al observado en 2013.

23 millones de autos en China

Más de 23 millones de coches se vendieron en China en 2014, aunque el crecimiento se redujo a la mitad con respecto al año anterior, reflejando la desaceleración de la segunda economía del planeta y las medidas para luchar contra la contaminación, según informó la agencia AFP. Las ventas de autos crecieron 6,9%, un 1,51 millones de vehículos más, a 23,49 millones, informó ayer la Asociación China de Fabricantes de Automóviles (ACFA). La ACFA considera que estas ventas son "estables" teniendo en cuenta el "complejo contexto internacional y la ardua tarea" de las reformas emprendidas por el gobierno chino. La economía china creció en el tercer trimestre del pasado año un 7,3%, el más bajo desde lo peor de la crisis en 2009.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)