Caída histórica de reservas y revisión del crecimiento afectó a mercados

Otra vez China genera temores

Las reservas en moneda extranjera de China registraron su mayor caída mensual histórica en agosto, reflejando los intentos de Beijing por detener una depreciación del yuan y por estabilizar a los mercados financieros tras su sorpresiva decisión de devaluar a la divisa el mes pasado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las caidas fueron generalizadas en Asia, pese a algún repunte momentáneo. Foto: Reuters

A su vez, el gobierno chino revisó ayer levemente a la baja el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2014 y lo situó en el 7,3%, respecto al 7,4% anunciado por el Ejecutivo del país asiático a principios de año.

Las reservas cambiarias de China, las más grandes del mundo, se redujeron en US$ 93.900 millones el mes pasado, a US$ 3,557 billones, divulgó el banco central ayer.

La baja dejó a los observadores del mercado preguntándose qué tan sostenibles son los esfuerzos de China por respaldar al yuan, en la medida en que sale capital del país debido a temores de una desaceleración económica y perspectivas de alzas de tasas de interés en Estados Unidos.

"Intervenciones frecuentes quemarán reservas cambiarias rápidamente y endurecerán la liquidez del mercado local", comentó Zhou Hao, economista senior de Commerzbank en Singapur.

No obstante, existió cierto alivio de que la caída de las reservas no hubiera sido mayor, dado que hubo especulaciones de que las reservas de China podrían bajar en casi US$ 200.000 millones.

El declive en las reservas se ha acelerado tras la devaluación de casi 2% del yuan chino el 11 de agosto, que provocó nuevas preocupaciones sobre la economía y fuertes ventas de la moneda asiática.

Las autoridades chinas ahora están determinadas a mostrar que sus mercados financieros volvieron a la normalidad, luego de que la devaluación del yuan combinado con fuertes oscilaciones en sus mercados bursátiles provocaron agitación en los mercados de todo el mundo.

El gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan, dijo el fin de semana a los líderes financieros mundiales del G-20 que los mercados financieros chinos casi habían completado su corrección tras una fuerte alza de los precios de las acciones en la primera mitad del año.

Gran parte de las reservas de China son bonos del Tesoro de Estados Unidos. La semana pasada, operadores sospechaban que China estaba vendiendo notas del Tesoro. Ayer, el yuan cerró en 6,3659 unidades por dólar.

Crecimiento.

Por su parte, la Oficina Nacional de Estadísticas china publicó ayer la revisión tras haber realizado nuevos cálculos, y estimó que el país asiático generó en 2014 un PIB de 63,61 billones de yuanes (US$ 10 billones), 32.400 millones de yuanes (US$ 5.095 millones) menos que el anterior dato.

Como ya ocurría con la cifra anterior, el aumento del 7,3% es el menor incremento registrado por China en 24 años, desde 1990. La cifra anual se situó dos décimas por debajo de la previsión del gobierno, de 7,5%, y siguió la tendencia a la desaceleración de los últimos ejercicios, tras incrementos de 7,7% en 2013 y 2012 y de 9,3% en 2011.

La revisión del crecimiento del PIB se anunció en un momento delicado para la economía china, después de un verano de vaivenes en las bolsas del país que han sembrado las dudas en la comunidad internacional sobre la estabilidad de la segunda potencia mundial.

En un mensaje de tranquilidad, la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC) aseguró que el mercado bursátil de China "se ha estabilizado gradualmente", después de las caídas que comenzaron a mediados de junio, publicó en la madrugada de ayer la agencia oficial Xinhua.

La comisión argumenta que los "razonables" precios de las acciones, el menor nivel de deuda y la abundante liquidez en el mercado evidencian la vuelta a niveles normales.

La preocupación por la situación en China, tras la crisis bursátil vivida este verano y la devaluación de su moneda, el yuan, centró el debate en la cumbre del Grupo de los 20, que concluyó sus reuniones este fin de semana esperanzado en poder acelerar el crecimiento económico global.

Los mercados financieros de China deberían permanecer estables y el yuan no está en camino a una devaluación de largo plazo, mientras que el gasto fiscal se acelerará más de lo esperado este año, dijeron altos funcionarios del país asiático al grupo del G-20.

El ministro de Finanzas Lou Jiwei dijo que el gasto del gobierno central aumentará en un 10%, más que el crecimiento del PIB de 7% previsto a comienzos del año, de acuerdo a una declaración publicada por el Banco Popular de China.

China también elevará los pagos de dividendos para empresas estatales designadas, a fin de compensar por cualquier déficit.

Mercados.

Las bolsas de Asia operaron sometidas ayer, sin contar con una dirección clara en momentos en que las acciones en Shanghái entraban y salían de territorio negativo después de que los mercados chinos reanudaron sus actividades tras un fin de semana de cuatro días.

En ese sentido, el índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón bajó 0,7%. El referencial cayó al inicio de la sesión, empujado a la baja por el declive del viernes en Wall Street luego de que el reporte de empleo estadounidense en agosto no logró ofrecer una visión clara sobre cuándo la Reserva Federal subirá las tasas de interés.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con una baja de 0,38%. El índice surcoreano Kospi retrocedió 0,2% y las acciones en Australia cayeron 0,7%.

El índice compuesto de Shanghái subió inicialmente hasta un 1,8% gracias a los comentarios que los reguladores ofrecieron el fin de semana para calmar el mercado, pero más tarde restaba un 0,8% después de entrar y salir de territorio negativo.

A su vez, el barril de crudo Brent para entrega en octubre cerró en el mercado de futuros de Londres en US$ 47,83, un 3,43% menos que al cierre de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa y Uruguay, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con una caída de US$ 1,70 respecto a la última negociación, cuando finalizó en US$ 49,53. El precio del Brent retrocedió en una jornada en la que el gobierno chino revisó a la baja el crecimiento de su economía en 2014.

No hubo mercados en Estados Unidos por el Labor Day.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)