RENTABILIDAD NEGATIVA Y EN DISCUSIÓN

"Volatilidad" hizo caer renta de fondos en AFAP por 2° año

Medida en UR baja, aunque sobre inflación sube; trabajadores cuestionan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
AFAP reconocen año difícil, pero sostienen que mediciones por UR las perjudican. Foto: A. Colmegna

La volatilidad del sistema financiero global durante 2016 trajo consecuencias para los inversionistas, entre ellos las AFAP que culminaron el año con una rentabilidad neta negativa medida en Unidades Reajustables (UR) en el subfondo de acumulación, que contiene los ahorros de los trabajadores menores de 55 años.

"Fue un año bastante intenso, el Brexit (salida de Gran Bretaña de la Unión Europea) y el triunfo de Donald Trump hicieron que los mercados se muevan de forma bastante dura" y no brindaran buenos rendimientos, explicó a El País el gerente general de AFAP Sura, Sebastián Peaguda, que también se desempeña como presidente de la Asociación Nacional de AFAP (Anafap) —que nuclea a las administradoras de ahorro previsional privadas.

Además, señaló que en base al pronóstico de las consultoras económicas de un dólar ascendente en 2016, las AFAP decidieron a principio de año su cartera de inversiones, viéndose perjudicadas porque la divisa cayó 2,1% en la comparación anual "punta a punta".

Según datos del Banco Central (BCU), en 12 meses a diciembre la rentabilidad real en UR del subfondo de acumulación cayó 1,52% en promedio entre las cuatro AFAP. En detalle, el rendimiento de Unión Capital fue -1,77%, el de Sura -1,61%, el de República -1,45% y el de Integración -1,18%. Es el segundo año consecutivo con caída de la renta del ahorro acumulado en las administradoras.

Para el director del Banco de Previsión Social (BPS) en representación de los trabajadores, Ramón Ruiz, estos números muestran las falencias del sistema de ahorro individual, al que se opone el Pit-Cnt. "No puede ser que los fondos de pensiones con los que se pagarán las futuras jubilaciones estén sometidos al riesgo y los vaivenes de la economía, deben de estar protegidos de alguna forma y que no sea el mercado el que marque la suerte de los trabajadores en el futuro", manifestó.

Pero, Peaguda cuestionó el método de evaluación de la rentabilidad en base a la UR, que evoluciona en línea con el Índice Medio de Salarios (IMS) que determina los ajustes de las pasividades. Mencionó que las inversiones pueden tener un rendimiento negativo respecto a la UR "pero en términos reales frente al IPC (Índice de Precios del Consumo), como se mide el resto de la economía, ser positivos".

En efecto, la rentabilidad nominal del subfondo de acumulación en 2016 fue 8,57% para el promedio del sistema de AFAP, levemente por encima de la inflación anual (8,1%).

Además, el presidente de Anafap defendió el programa de inversiones de las administradoras y apuntó que muchas veces no se ven reflejadas en la rentabilidad bruta porque son proyectos que aún no brindan beneficios. Como ejemplo puso los fideicomisos financieros que apuntan al sector forestal, comprando campos para plantar árboles que serán vendidos en el futuro. Estas inversiones no rinden en los primeros años y Anafap sugirió al BCU "una metodología muy seria que se utiliza en otros países para valorar las participaciones que tenemos en activos de ese tipo".

La información del BCU marca que la rentabilidad real en UR promedio del sistema en los últimos cinco años fue 0,33% en el subfondo de acumulación, mientras que desde el inicio del sistema en 1996 asciende a 6,27%.

Ruiz sostiene que es bajo el rendimiento en el largo plazo y "las consecuencias las pagarán las futuras jubilaciones". Cuestionó que las AFAP "les dicen a los jóvenes que les irá bien con este sistema y a cambio les dan una rentabilidad casi nula".

Para Peaguda, los números indican que "hubo tiempos de mejores rendimientos en la medida que las tasas de interés del mundo eran más altas, y ahora el desafío es obtener rentabilidad con tasas que están por el piso. Hay que adaptarse para poder traer proyectos de inversión y nosotros calzar nuestros fondos allí". Detalló que la apuesta es seguir reduciendo la inversión en títulos del Estado y mutar el portafolio a la financiación de proyectos de infraestructura por Participación Público-Privada (PPP) u otros "estilos que no sean deuda pública". El ideal sería tener una cartera con la mitad de inversiones en papeles del gobierno y la otra en títulos privados, sostuvo el gerente general de Sura.

Invertir en deuda en la nueva unidad

Las AFAP privadas apoyan la decisión del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de crear una nueva unidad de valor que evolucione en línea con las pasividades —que ajustan por el Índice Medio de Salarios Nominal— que se utilizará para emitir deuda pública y solucionar el descalce de moneda que sufren las aseguradoras que deben pagar la renta vitalicia en base al dinero acumulado en el pilar de ahorro individual.

El gerente general de AFAP Sura, Sebastián Peaguda, dijo incluso que las administradoras de fondos previsionales "podrían participar en la compra de esas emisiones". Aunque aclaró que como en los demás casos de opciones de inversión, la decisión "siempre es un tema de precios, depende de la tasa que ofrece el producto".

En relación con el reclamo de las AFAP privadas de medir su rentabilidad en base a la inflación y no en UR, Peaguda señaló que invertirán en el nuevo mercado si es redituable y no para mejorar los registros estadísticos de rendimiento del sistema.

Agregó que la nueva unidad "le va a solucionar un tema que hacía mucho ruido" a las empresas de seguros, que deben pagar una jubilación que ajusta anualmente por la evolución salarial y el mercado no les ofrece una opción de inversión que les asegure ese rendimiento. Esto llevó a que las firmas privadas abandonaran el mercado y actualmente sea el Banco de Seguros del Estado (BSE) el único que paga las rentas vitalicias.

Para Ramón Ruiz, director del Banco de Previsión Social (BPS) por los trabajadores, la nueva unidad se crea "para dar una respuesta al negocio de las aseguradoras pero no se contemplan las consecuencias en las finanzas públicas", en el entendido que el Estado se endeudará para cubrir una falencia del sistema previsional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)