Atrasos, preocupación del gobierno y analizan la rescisión de contrato de OAS

Vuelve la polémica por las obras de la regasificadora

Todos los días hay un quilombo" (sic), dijo semanas atrás a El País un funcionario de gobierno señalando hacia el sector de la bahía donde se dejan ver los primeros pilotes que formarán parte del muelle de la planta regasificadora de Puntas de Sayago. Así de gráfico fue sobre la obra de la regasificadora, uno de los emblemas del gobierno de José Mujica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Este es el lugar donde OAS construye el muelle para GNLS en Puntas de Sayago. Foto: Gas Sayago

Si bien en los planes del gobierno la idea es que esté operativa en el segundo semestre del año, la delicada situación financiera de la brasileña OAS —principal contratista de la obra civil—, que ingresó en default el mes pasado y el retraso que existe en el plan de obra es motivo de preocupación.

Fuentes cercanas al negocio de la regasificadora dijeron a El País que GNLS (el consorcio conformado por GDF-Suez y Marubeni para la operación de la planta) manejan rescindir el contrato con OAS desde noviembre del año pasado, pero no termina de definirse, si bien no se admite de forma pública.

Ayer el diario El Observador informó en base a fuentes de GNLS que en caso que OAS entré "formalmente en quiebra" la empresa "no tendrá otra opción" que "replantear" los términos del contrato, con "nuevos esquemas de negociación en la mesa, entre ellos factores como plazos y precios. Para ello se están evaluando alternativas", según se indicó.

Por otra parte, otra fuente cercana al tema indicó ayer El País que una empresa constructora de origen chileno podría hacerse cargo de la obra en caso que la brasileña no siga adelante, pero esto no pudo ser confirmado.

La obra civil de la planta incluye una escollera de 1,5 kilómetros, dos muelles para el amarre de la unidad regasificadora y el atraque de los barcos que transportan gas en estado licuado. Pero, su evolución no está de acuerdo al cronograma proyectado por motivos climáticos e incluso la aplicación de paros por parte de los trabajadores.

Este atraso que reconoce GNLS aun no fue cuantificado con precisión y se trabaja para determinar esa información. De todas maneras, fuentes cercanas al negocio estimaron que esto haría que la planta este operativa recién en el último trimestre del año, en vez de en junio o julio como se preveía.

Investigación.

La brasileña OAS además de atravesar por una mala situación financiera está envuelta en la investigación por corrupción que involucra a Petrobras.

Según informó el diario El Observador esta semana el gobierno uruguayo "está alerta" ante los posibles impactos que la situación de la constructora puede tener sobre el proyecto de la planta regasificadora y se busca información para confirmar o descartar eventuales efectos sobre la construcción de la obra. Incluso el director Nacional de Trabajo, Luis Romero sostuvo que solicitó información para saber qué puede pasar con los puestos de trabajo involucrados si la firma decidiera irse a la brevedad.

En enero, la agencia Fitch rebajó la calificación de la compañía a C y luego hicieron lo mismo Standard & Poor´s y Moody´s. Esta es la nota más baja y están normalmente en concurso de acreedores y supone cesación de pagos.

En tanto, un tribunal en el estado brasileño de San Pablo se apoderó un 8,9 % de las acciones que el grupo de construcción OAS tiene en la compañía de infraestructura Investimentos e Participações em Infraestrutura SA, por entender que el grupo endeudado está "en riesgo inminente de insolvencia".

La situación por la que atraviesa OAS y el atraso en el desarrollo del proyecto ha generado una fuerte preocupación en la gerenta general de Gas Sayago —empresa propiedad de Ancap y UTE—, Martha Jara que tiene a su cargo la gestión del proyecto en su conjunto.

Pero la polémica no termina allí porque la licitación y toda la firma del contrato con la sociedad anónima GNLS ha estado cuestionada. GNLS no es la misma sociedad anónima que se presentó a la licitación (era GDF Suez Energy Latin America Participacoes), solicitó una garantía soberana para firmar el contrato y la garantía que depositó de US$ 100 millones es vista como exigua en algunos ámbitos oficiales teniendo en cuenta que el contrato determina para Gas Sayago un pago de canon mensual de US$ 14.298.539 a lo largo de 15 años (US$ 2.573,7 millones).

Además, la jueza especializada en crimen organizado Adriana de los Santos y el fiscal Juan Gómez accedieron en mayo pasado a tramitar una denuncia que había presentado en 2013 el abogado Gustavo Salle por presuntas irregularidades en el contrato.

De las mayores obras de infraestructura

La regasificadora es una de las mayores obras de infraestructura de la historia de Uruguay. Con un costo de US$ 1.225 millones, GDF-Suez a través de una "filial indirecta" la llevará adelante y la operará.

La capacidad total de producción será de 10 millones de metros cúbicos de gas diarios y se podrá ampliar hasta 15 millones de metros cúbicos si la demanda lo requiere.

La previsión original es que arribe a Montevideo un barco con gas natural licuado por mes. En el proyecto se estimó que el proceso de transferencia desde el barco hasta la terminal durará 24 horas.

Después del proceso en la terminal, ese GNL ya convertido a gas natural será distribuido hasta la costa a través de un gasoducto.

En primera instancia operará el barco "puente" (que es parte de la primera fase del proyecto) durante 16 meses y que si se cumplieran los plazos establecidos inicialmente está previsto que llegue en julio. Luego, llegará el barco definitivo. Ese último barco tendrá una capacidad de almacenamiento de 263.000 metros cúbicos.

La estimación oficial es que el proyecto de regasificación ya es rentable solamente con el abastecimiento al mercado uruguayo. No obstante, existe posibilidad de colocar los excedentes en otros mercados con fuerte demanda como el de Argentina y Brasil

La previsión es que la demanda local sea de 5 millones de metros cúbicos por día (la mitad de la producción de la regasificadora). Para llegar a esos números Ancap debe potenciar el mercado de utilización de gas por cañería a nivel nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)