ALGUNAS LUCES AMARILLAS

Zafra "exitosa", pero con un ojo en costos e informalidad

Cámara de Turismo pide que los beneficios impositivos sean permanentes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En los primeros tres meses del año la llegada de turistas creció 18,4%. Foto: F. Ponzetto

La zafra de verano de este año dibujó una sonrisa en los jerarcas del Ministerio de Turismo. El plato fuerte de la actividad llegó con un mayor ingreso de visitantes de fuera de fronteras que un año atrás estableciendo un máximo histórico. De la mano de este aumento, el gasto fue también más importante que el registrado durante los primeros tres meses de 2016.

Ahora es momento de pasar raya a la temporada. De esto se encargaron las autoridades de la cartera y la gremial del sector sobre fines de abril, cuando organizaron una reunión para evaluar la zafra estival.

De la misma manera que había hecho en esa oportunidad en Piriápolis, el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo (Camtur), Juan Martínez, destacó esta semana en el Parlamento el peso que el sector ha adquirido en el país —es el mayor generador de divisas, superando con amplitud a la tradicional carne o a la soja, el caballito de batalla de la canasta de exportación de los último años—, al tiempo que calificó a la temporada de verano como "exitosa". También aprovechó su visita a la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados para reclamar por más presupuesto y que los beneficios impositivos que se pusieron en marcha en 2012 no se detengan.

Martínez hizo mención a que es innegable el incremento de turistas que se experimentó en el arranque de este año: "todos los destinos turísticos se han visto desbordados este verano", dijo según la versión taquigráfica. De todas maneras, agregó rápidamente que más gente no equivale a más ingresos para el país —lo que sí ocurrió en esta ocasión, aclaró— ni tampoco a más rentabilidad para los empresarios.

En esa línea, comentó que especialmente el sector alojamiento ha sufrido en carne propia los cambios en la manera de vincularse con este servicio a impulso de plataformas como Airbnb o Booking. "Porque estamos teniendo una actividad que no podemos llamar ilegal, porque no va contra ninguna ley, pero que sí es informal", apuntó Martínez. Por este motivo, agregó, se debería regular de alguna forma a esta oferta que compite contra los alojamientos establecidos.

El dirigente gremial afirmó que en Maldonado —uno de los departamentos que atrae a más visitantes durante la época de sol y playa— las camas hoteleras son entre el 12% y 13% del total de la oferta, fenómeno que se replica en otros destinos como Colonia o Montevideo. "Por lo tanto, hay un 85% o un 87% de camas que no están controladas", señaló Martínez. "Debe tenerse cuidado cuando se habla de cifras, porque no se toma en cuenta que hay un gran sector de la actividad que trabaja de manera informal y no muy controlada", agregó.

Beneficios.

Años atrás, cuando el gobierno argentino encabezado por Cristina Fernández adoptó una serie de políticas que buscaban desalentar la salida de argentinos al exterior, el gobierno uruguayo trató de mitigar sus efectos con un paquete de beneficios impositivos para los no residentes que eligieran descansar en Uruguay.

Aquellos que llegaran al país gozarían así de reducciones de IVA en una serie de servicios —como gastronomía, hotelería y arrendamiento de autos—, con el objetivo de volver a Uruguay un destino más competitivo.

Según los datos manejados a mediados de febrero por la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, la renuncia fiscal que hizo el Estado uruguayo por estas exenciones ascendió el año pasado a unos US$ 23 millones.

Diferentes decretos fueron extendiendo el plazo de vigencia de estos beneficios. El último, de fines de abril, los renovó hasta octubre de este año.

La Camtur entiende que sería bueno que los beneficios no vayan a ninguna parte. "Entendemos que la medida de los beneficios no debería ser tan analizada y discutida, ya que el turismo debería tener una política de Estado, teniendo en cuenta que es el generador de divisas más importante a nivel individual, el mayor generador de mano de obra y de imagen país", sostuvo Martínez durante su visita el Parlamento.

El presidente de la gremial añadió que la permanencia de los beneficios se vuelve más urgente producto de la implementación por parte de Argentina de una política similar. "Si no lo tenemos y la República Argentina sí, lo que se va a lograr es el efecto inverso: nosotros vamos a ir para allá, y lo que los empresarios uruguayos queremos es que vengan", dijo.

A su vez, indicó que el Ministerio de Turismo "debe seguir teniendo un crecimiento importante en la asignación de recursos presupuestales".

Rentabilidad.

Por otra parte, Martínez formuló la inquietud de los operadores en el terreno de los costos. Dijo que la baja del dólar respecto a la temporada anterior generó una "pérdida en pesos", la moneda en la que se abonan los costos, que crecieron un "poco" por arriba de la inflación, agregó. "El mayor incidente de costos en el sector servicios es la mano de obra, que tuvo una recuperación salarial por encima de la inflación y generó una pérdida de rentabilidad", sostuvo.

La informalidad sumada a la incidencia de los costos y un dólar más bajo pegaron en el negocio, pese al alza de visitantes, indicó. Pero, agregó: "decir esto no es ser pesimista, llorar y quejarse, porque si no hubiéramos tenido una buena temporada no estaríamos contentos, y lo estamos". Sí, dijo, a la hora de analizar las cifras "todas se deben poner sobre la mesa" para que el "crecimiento sea para todos".

Planteos para tres situaciones.

El asesor jurídico de la Camtur, Julio Facal, también concurrió al Parlamento, donde mencionó tres borradores de proyectos de ley que "combinados solucionarían (...) el flagelo del informalismo y de la intermediación electrónica informal que hoy padece la hotelería". El primero plantea la creación de un órgano que controle, registre y certifique a prestadores, intermediarios y plataformas electrónicas que desarrollen su actividad en el país. El segundo busca regular la vivienda turística. "Regula a todo aquel que ofrezca su vivienda turística o una habitación dentro de su casa de forma habitual y profesional o determinadas veces en el año", dijo. Finalmente, el tercero crea, entre otros objetivos, un registro departamental de alquiler de viviendas por temporada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)