EXPO PRADO 2016

Zambrano concretó renta de campo a US$ 140,6/Há

Son 1.102 Hás.: 32% a 705 Kg. de soja y 68% a 61 Kg. carne.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estímulo: Zambrano es optimista con el rubro agropecuario. Foto: A. Colmegna

Es una muy buena señal para todo el sector. Expresó Gerardo Zambrano al comentar el negocio de renta por licitación de un establecimiento en Río Negro concretado por la firma que dirige.

Se trata de una estancia "Los Laureles", de Valdo Caffarel, campo ganadero agrícola de 1.102 hectáreas, en Las Flores, departamento de Río Negro.

"Es un buen campo de los que no aparecen, con área agrícola y ganadera", dijo Zambrano. Se arrendó por licitación en forma mixta, con 350 hectáreas de área agrícola mínima que se compone por fracciones que vienen de rotación con praderas. Y un área ganadera de 752 hectáreas, con 411 Hás de campo natural y 293 Hás de praderas aproximadamente.

Ese mix entre agricultura y ganadería fue el atractivo importante para potencial la parte de producción de carne. Es sobre el Río Negro, con muy buenas aguadas en todos lados.

Sobre 350 has agrícolas, había una base de 500 kg de soja y sobre 752 has ganaderas una base de 45 kg de carne de novillo sobre el promedio de los 6 meses anteriores, pago semestre adelantado.

El interés.

Según Zambrano fue una sorpresa la cantidad de interesados: "recibimos 18 personas a revisar el campo, y algunos repitieron la visita, sobre todo para ver la parte agrícola", afirmó.

Y se recibieron 6 ofertas.

La que ganó fue de 705 kg de soja y 61 kg de carne. Pero hubo de hasta 710 kg de soja y 56,5 kg de carne y ahí para abajo. Incluso alguien planteó, el de menor valor en la parte ganadera, 110 kg de novillo que es lo mismo que 485 kg de soja y 48 kg de carne.

El promedio de los últimos 6 meses de novillos daba 1,525 dólares y el promedio de la soja que se manejaba era 345 dólares por tonelada. Sobre esa base se hicieron los números para saber cuánto valía la hectárea y quien era el que ganaba.

Así la oferta ganadora tuvo un promedio de 140,6 US$/Há., considerando los valores del 32% agrícola y 68% ganadero.

"Es un buen valor que en el promedio histórico del departamento de Río Negro se ubica por encima de la media", dijo.

El negocio.

Zambrano afirmó que la oferta ganadora, de 705 Kg de soja y 61 de carne, provino de un empresario que si bien tiene asesores en la agropecuaria, no es del sector. "Su intención era entrar al negocio agropecuario" y dijo que "es bienvenido".

Agregó que van a seguir con la producción agrícola y ganadera. "Es muy bueno que a pesar de las dificultades o los costos de los que nos quejamos, haya gente dispuesta a hacer una apuesta. Entran al sector para conocerlo y posicionarse, más que para un resultado en el corto plazo".

El director de Zambrano & Cía. consideró que fue un buen negocio para las partes. "Cuando tienes un campo ganadero o agrícola solamente, tienes definida las proyecciones para hacer. Al tener campo mixto, las posibilidades dejan soñar más, hacer cálculos más variados, más optimistas, más realistas".

Como son contratos de largo plazo, con un sistema de renovación, se pueden tener perspectivas distintas. "Las perspectivas de soja son buenas, hay que ver que hoy EE.UU. está con las mejores cosechas históricas y con un clima muy bueno, y que los chinos cada vez van a comprar más". O sea que "si se mira a mediano y largo plazo, las perspectivas son optimistas. En el corto plazo puede bajar la soja, pero en el largo plazo no".

Y en la carne, con todos los posicionamientos que tiene Uruguay pasa igual. "Los única lástima son los cuestionamientos internos, la pulseada productores industria. Pero en definitiva, Uruguay produciendo alimentos, el mundo creciendo, más allá de los problemas económicos y la gente consume, la clase media crece y consume". O sea que, concluyó, "las perspectivas de producir alimentos es el mejor panorama que podemos tener.

La señal.

Para Zambrano la inquietud de gente de fuera del sector a hacer una inversión de este tipo "es buena para el sector sin dudas".

Porque dijo que "productores, exportadores, tenemos mercados, credibilidad, nos falta competitividad en función del ancla interna: impositiva, infraestructura, costos, ineficiencia del Estado, cosas internas". Pero a pesar de esa ancla "el exterior sigue creciendo y eso da para confiar".

Además mencionó que "si hay gente exitosa en otro rubro y que apuesta a un esquema productivo, es un estímulo. Es un buen síntoma".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)