ASOCIACIÓN CULTIVADORES DE ARROZ

Arroceros piden la libre importación de combustible

La ACA criticó suba de tarifas y servicios que afectan costos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Arroz: preparan negocio por 25.000 toneladas con Venezuela. Foto: AFP

La Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) pidió ayer la "libre importación de combustible y abrir la prestación de servicios monopólicos a otros actores, siempre que puedan y se comprometan a prestarlos a menores valores en sana competencia con los organismos públicos".

A través de un comunicado, al igual que otras gremiales de productores, los arroceros dicen tener la sensación de que sus reclamos, así como los de otras gremiales y del sector privado en general, "no sean comprendidos y atendidos por el sistema político". Por eso, la ACA exhortó a la sociedad toda a transitar un camino que busque, además, "asegurar que la responsabilidad fiscal, con la que estamos de acuerdo, no sea resuelta siempre con más aportes de trabajadores y empresas, y sí con una verdadera reforma del Estado, por la cual el país viene esperando desde hace décadas", afirmó el comunicado.

El aumento de tarifas de los servicios prestados por las empresas del Estado llega en la mitad de la zafra agrícola. En especial "combustibles y energía eléctrica afectan directamente los costos de la producción arrocera, muy golpeada por los altos egresos de producir en el Uruguay para competir en el mercado mundial. Más aún cuando se observa claramente que dichos aumentos responden a las necesidades puntuales de un Estado que ha demostrado no poder ajustar internamente el equilibrio entre ingresos y gastos, como sí debemos hacerlo los que nos desenvolvemos en actividades privadas", remarcó el comunicado.

El sector arrocero es uno de los que más combustible por hectárea utiliza —a razón de entre 150 y 170 litros de gasoil por hectárea— y en los últimos años, las bombas usadas para inundar las chacras se pasaron de gasoil a energía eléctrica; por eso el incremento de las tarifas le pega fuerte. "La suba de las tarifas castiga más porque los sectores primarios no podemos transferir los costos al precio de venta. Es diferente a cualquier otra producción industrial o que venda a mercado interno, que puede transferir los costos", explicó a El País el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Ernesto Stirling.

"Los números se van a poniendo cada vez más difíciles, porque los costos de producción no bajaron", agregó Stirling a El País.

Cultivos.

En cuanto al desarrollo de los cultivos del cereal, Stirling dijo que a diferencia de la zafra pasada el arroz se implantó bien, pero admitió que en algunos lugares está faltando un poco de sol. "Las chacras se sembraron en tiempo y forma, no existieron los problemas de inundaciones del año pasado que fueron terribles en la siembra y la cosecha", destacó el titular de la ACA. Aún así, todavía queda mucho por delante, pues faltan casi tres meses y medio de ciclo productivo.

En la zafra anterior se plantaron 166.000 hectáreas —en esta zafra el área es bastante similar, alrededor de 165.000 ha— pero el rendimiento cayó 6% respecto al ejercicio agrícola anterior por el clima, lo que marcó una caída de 3,4% en la producción, según los datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa). Con un área sembrada en la presente zafra muy similar a la anterior y estimando un rendimiento promedio de 8.200 kilos por hectárea, la producción alcanzaría más de 1.330.000 toneladas cáscara.

En cuanto a embarques, Stirling destacó un negocio que se venía manejando desde 2016, consistente en la colocación de un barco con arroz Paddy en Venezuela (con cáscara) por unas 25.000 toneladas. La industria enviará un segundo barco a Irán por 30.000 toneladas (el primero salió en 2016).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)