GENÉTICA URUGUAYA PARA EL MUNDO

Avanza la creación del compartimento bovino

MGAP y privados trabajan para exportar genética a EE.UU.

Muy pronto la genética uruguaya renovará sangre en cabañas de EE.UU. Foto. A. Colmegna
Muy pronto la genética uruguaya renovará sangre en cabañas de EE.UU. Foto. A. Colmegna

La figura del compartimento de alta bioseguridad, no sólo se adapta al ovino y permitió la apertura de Estados Unidos para la carne con hueso, también Uruguay supo utilisarla para poder llegar con su genética bovina a destinos que tenían las puertas cerradas hasta ahora.

Amparándose en el código zoosanitario de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y avalado por este organismo que establece las normas para la comercialización de animales y subproductos en el mundo, el sector privado, con el apoyo del sector público —a través de la Dirección General de Servicios Ganaderos/MGAP— dio un paso más.

Según destacó a El País el Dr. Jorge Bonino, delegado del sector privado que representa a Uruguay en la OIE desde hace más de 20 años, utilizando el compartimento bovino de alta bioseguridad, se podrá colocar semen bovino congelado en Estados Unidos y "también hay ha tenido demanda de algunos países de la Unión Europea".

A través del trabajo mancomunado entre públicos y privados, está muy avanzada la instrumentación del compartimento bovino de alta bioseguridad, desde el que, bajo certificaciones especiales y auditado por la Dirección General de Servicios Ganaderos, se podrá exportar genética bovina a países que hasta ahora no admitían esos materiales porque Uruguay es libre de fiebre aftosa con vacunación y ellos están libres de la enfermedad.

"Los servicios oficiales están haciendo contacto con sus pares buscando una salida rápida y así poder darle viabilidad a esta figura del compartimento bovino", adelantó Bonino.

El delegado de la Asociación Rural del Uruguay en la OIE, remarcó que en una primera instancia "sería muy rápido colocar genética bovina en Estados Unidos y posteriormente se haría todo un protocolo para dejar estabilizada la figura. Hay interés de otro centro de toros de Uruguay de hacer algo parecido". Los centros de toros habilitados para exportación, cumplen estrictos requisitos para la exportación de genética, los que incluso se verían incrementados a través de la figura del compartimento, para brindar garantías adicionales, por más que el semen bovino y los embriones sean considerados por la OIE como un producto seguro.

A su vez, en el caso del ovino, se sigue avanzando en la instalación del segundo compartimento, también en Florida, pero esta vez en un predio del Instituto Nacional de Colonización —en San Gabriel— donde los primeros corderos estarían entrando el mes que viene. Los dos primeros embarques de carne ovina uruguaya con hueso a Estados Unidos —a Filadelfia y Nueva York— fueron un éxito, valorizaron la carne ovina y demostraron que los costos de instalación de esta figura sanitaria —por el compartimento ovino— se cubren plenamente con la exportación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)