SECTOR LECHERO

Brasil busca poner nuevas trabas a ingreso de lácteos

Diputado promueve una auditoría para Uruguay y Argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Discusiones contra subsidios llevan más de 20 años. Foto: AFP

Un diputado brasileño promueve junto al Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), una auditoría a industrias lácteas de Uruguay y Argentina, para controlar la calidad de la leche en el entendido que para llegar al mercado brasileño, la calidad debe ser muy superior a la de su país.

Argentina y Uruguay son fuertes exportadores de lácteos a Brasil, pero la gran diferencia es que las industrias argentinas tienen su ingreso de leche en polvo y quesos cuotificado.

El diputado Alceu Moreira, promotor de la auditoría, sostiene que "la idea es verificar la condición sanitaria de la producción" y según su visión, esa calidad "precisa ser igual o superior a la de la leche producida por Brasil". Moreira reconoció que es un viejo pleito del sector lácteo brasileño con el de los países vecinos.

Según publicó el portal especializado MilkPoint, el diputado dijo que el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, consideró oportuno el desarrollo de esa misión, hasta para un intercambio de información, pero confirmó que no hay fecha precisa para la auditoría.

La expectativa de Moreira es que se desarrolle en este segundo semestre.

A su vez, el presidente de Sindilat, Alexandre Guerra, consideró positivo el planteo. "Podemos analizar la producción y entender la visión que tienen sobre el mercado de aquí para adelante". El dirigente consideró que Uruguay y Argentina siempre fueron referentes en la producción de leche de alta calidad. Cabe recordar que entre enero y junio de 2016, las importaciones brasileñas de lácteos crecieron 57,5% respecto a igual período del año anterior, según datos oficiales.

Déficit.

El déficit de la balanza comercial brasileña en el primer semestre de 2016, ya es el doble del registrado a lo largo de todo 2015, reflejando la escasez de materias primas en el mercado interno.

En el primer semestre del año en curso, Brasil importó por US$ 268,6 millones en productos lácteos, lo que generó un déficit de US$ 205,9 millones. En todo 2015 el déficit había sido de US$ 100 millones.

Medido en litros, el déficit en la balanza comercial brasileña fue de 683,7 millones de litros ante 343,7 millones registrados en el primer semestre de 2015. En todo 2015 el déficit alcanzó los 548 millones de litros.

Visión.

Mientras tanto, desde Embrapa se espera que la producción brasileña de leche crezca en los próximos 10 años.

El organismo estimó que en la próxima década el consumo esté próximo a la producción, con un crecimiento anual de 2,2% anual, pero podría llegar a 3,5% anual.

Según Embrapa, el crecimiento en la producción podría mejorar el comercio mundial, elevando la balanza comercial para Brasil.

"Hay una concentración en el proceso de producción en la industria láctea, lo que redundará en una mayor competitividad para el sector", consideró Embrapa. El crecimiento de la oferta en los últimos 20 años estuvo en el entorno de 4% anual, pero todavía existe mucha tecnología para que sea incorporada a la producción.

Estiman que los precios de los lácteos en Brasil suban en el mercado interno entre 6% y 8% en la próxima década. En lo interno se proyecta un crecimiento muy leve de la demanda brasileña, por mayor población.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)