ENTREVISTA

"Ahora sí Brasil va a empezar a mejorar"

Gedeao Pereira dijo a El País: "las nuevas políticas nos beneficiarán y saldremos fuerte con el Mercosur".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gedeao Pereira. Foto: Pablo D. Mestre

—¿Cómo puede incidir el cambio político en el sector?

—Estábamos esperando, como todo Brasil, el impeachment a la Presidenta, porque le agarró la caída económica a Brasil en los últimos 4 años. El segundo mandato de esta señora fue terrible para todos nosotros. La economía de Brasil decreció, bajó y ahora esperamos que la cosa cambie. El estado de ánimo del empresariado brasilero estaba esperando eso para empezar a andar y a hacer inversiones necesarias".

—¿Cómo está el agronegocio?

—Está andando, a pesar de todo, bastante bien. Claro que la baja de la soja, si bien se espera un crecimiento para la próxima zafra, afecta. Pero el sector viene y viene, esa es la realidad. Un ejemplo claro es la carne.

—¿En qué sentido?

—Con la entrada al mercado de EEUU, siguiendo el ejemplo de Uruguay, porque es importante no sólo por sí mismo sino para abrir Canadá, México, Japón, para otros mercados que nosotros no llegábamos, aunque estamos exportando carne bovina a 170 países del Mundo. Pero además estamos con este gran mercado que nos impresiona a todo el mundo que se llama China, que siguen importando cada vez más por una razón muy simple: si están creciendo un 7% al año, significa que cada año que pasa, 30 millones de personas empiezan a comer. Y Brasil es uno de los grandes proveedores de este gran mercado.

—¿Por dónde pasan los problemas entonces?

—Debemos ajustarnos porque tenemos grandes deficiencias de logística, infraestructura del puerto, son cosas que se están corrigiendo muy lentamente pero están caminando. El tema cambiario incide también. El Real fue devaluado y de estar a 4 por 1, ahora estamos en 3,10 a 1 y con la salida esta señora (Dilma Rousseff), no sabemos si el dólar no viene a 2,80. Y ahí si aparecen los problemas de Brasil con las ineficiencias internas del país, para que sigamos competitivos con el resto del mundo.

—¿Qué balance hace de esta Expointer?

—Está en el medio de una crisis del país que sigue decreciendo, recién se está moviendo la cosa porque hay un estímulo al productor con este nuevo gobierno y las cosas tienen que empezar a caminar. En este huracán político quizás se venda menos que el año pasado, porque en este año de crisis la gente está con cautela mirando para volver a hacer inversiones. Tenemos plata de los bancos pero el productor brasilero está muy tomado de sistema financiero porque hizo grandes inversiones en los últimos años y eso también trae un problema. Además tenemos un horizonte de soja más barata que el año pasado en reales, y el maíz, aunque esté en un precio espectacular, va a volver a caer.

—¿Y la carne?

—Mira, estamos con 12 millones de personas sin empleo, algo así como cuatro Uruguay de gente que no está haciendo nada, que está atrás del empleo. Y eso hace que la gente ajuste su cinturón, va a comprar absolutamente lo necesario para vivir y este es un tema que nos está llegando muy fuerte y afecta justamente a una exposición como Expointer. Ojalá que el año que viene sea mejor.

—¿Es optimista?

—Más allá de la cautela soy optimista, porque Brasil es un gran mercado. Somos 200 millones de personas, estamos en prácticamente todos los mercados del mundo, es una cuestión de ajustar el tema político mejorar el mando, mejorar el gasto público para que vuelvan las inversiones en infraestructura y Brasil va a salir muy fuerte en los próximos años en el mercado internacional sin duda ninguna. Y eso puede traer al Mercosur junto con nosotros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)