Las baja temperatura vienen ayudando a los cultivos

Muy buen desarrollo para trigo y cebada

Los cultivos de trigo ya pasaron la etapa más crítica y vienen mostrando buenos desarrollos, ayudados principalmente por el clima.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
trigo

En los departamentos del sur, donde hubo temperaturas bastante bajas, se evitó la aparición de fusarium (hongo) y el clima está haciendo que el llenado de grano venga muy bien, confirmó a El País el asesor agrícola privado Carlos Dalmás.

Las cebadas también venían bastante feas y estaban en peor situación que el trigo en cuanto a su desarrollo, pero ayudados por las últimas lluvias también avanzaron bastante, aunque aún tienen tiempo para continuar esa recuperación tan esperada por los productores.

En los cultivos del sur, principalmente Soriano y Colonia, los trigos están enfrentando la etapa de llenado de grano, pero hay algunas chacras donde están comenzando a espigar, porque este año se plantó bastante temprano.

Mientras tanto, en los cultivos del norte, los trigos están en pleno llenado de grano y dejaron atrás la floración sin la presencia de fusarium, problema sanitario que castigó bastante las últimas zafras y dejó por el camino la buena calidad de estos granos. Octubre es un mes clave para el trigo pues es cuando se define la calidad de grano y eso determinará cuánto trigo se podrá exportar. Por eso, más allá de que el fusarium quedó atrás, los agricultores y los técnicos siguen jugados al clima.

Según la Encuesta Agrícola de la Dirección de Estadísticas Agropecuaria (MGAP), los cultivos de invierno alcanzan 485.000 hectáreas en la zafra 2015/16.

Verano.

Si bien las temperaturas bajas son favorables para trigo y cebada, son nocivas para los cultivos de maíz.

En ese sentido, Dalmás aseguró que los maíces plantados temprano vienen con un crecimiento muy lento y lo que es peor, los plantados por último, tienen serios problemas para poder emerger (están algo atrasados respecto a otros años). Las temperaturas son muy bajas para las que habitualmente se registran este mes y eso preocupa a los agricultores que se volcaron al maíz.

Mientras tanto, a nivel de soja, el mercado recién se está empezando a mover —según sostuvieron algunos técnicos consultados por El País— y se espera que aumente el movimiento en la venta de semillas a medida que vayan pasando las semanas.

Seguramente, sobre fines de la semana que viene se comience a plantar soja en el norte del país, mientras que todos se juegan a que, en el sur, la siembra de la oleaginosa estarán más cerca del 20 de noviembre.

En este caso, según la encuesta de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (Diea/MGAP) en el año agrícola 2014/15, se estimó que la superficie de soja llegó a 1.334.000 hectáreas, estimándose una producción de 3,1 millones de toneladas. En la zafra pasada, DIEA estimó un promedio cosechado fue de 2.331 kilos por hectárea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)