La carne tiene futuro seguro

Buscan hacer acuerdos por mejor uso de la cuota 481

En la reciente feria de Anuga, celebrada la semana pasada en Alemania, circuló una carta entre los operadores, principalmente promovida por los exportadores de Estados Unidos, criticando el manejo de la cuota cárnica de alta calidad: la 481.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Federico Stanham. Foto: Archivo El País.

El cupo nació en el marco del litigio entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos por la carne con hormonas, luego de décadas de críticas y represalias recíprocas entre ambos países que no solo abarcaron a la carne, sino también a otros productos agropecuarios.

En el marco de la feria, el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham confirmó que "no es fácil avanzar en un acuerdo que conforme a todos los países que participan del cupo".

Stanham dijo entender la posición de los exportadores de carne de Estados Unidos, que ven como Australia y Uruguay han ganado terreno en el marco de la cuota en los últimos tres años. "Los exportadores de carne de Estados Unidos tienen 45.000 toneladas pero no han logrado producirlas porque no son competitivos para producir carne sin hormonas y sin antibióticos y Uruguay lo es", dijo.

El jerarca agregó que Estados Unidos "no puede vender a los precios que les resultan rentables y no han logrado ni acercarse a las 45.000 toneladas del cupo, pero ven que los demás países se las están comiendo. Ellos dicen que en algún momento se volverán competitivos". Ahora están molestos y les gustaría hacer algún arreglo, pero desde la óptica de Stanham, "no es fácil encontrar las herramientas formales para avanzar en un acuerdo que en definitiva sea aceptable para todas las partes".

El presidente del INAC, que encabezó la delegación uruguaya en la feria de Anuga, admitió que hubo reuniones formales e informales en el marco de una cuota donde hay muchos actores en juego. "Primero están los gobiernos de la Unión Europea y Estados Unidos. Luego están los exportadores de carne de Estados Unidos que son los que están desconformes porque no han podido capitalizar esa cuota para ellos y ven que Australia y Uruguay están avanzando en forma muy rápida. También están los exportadores de Uruguay y Australia, junto con Argentina que quiere entrar a la cancha, los importadores de la UE que están contentos con esta situación porque tienen más oferta de varios proveedores y eso es fundamental para un comprador. ¿Cómo se hace para que todos estos actores se junten en una misma mesa?", se preguntó Stanham.

Hasta ahora Uruguay está cómodo porque le ha sido muy favorable exportar en el marco de la cuota 481 y de hecho se está exportando más volumen que dentro del cupo Hilton (es para carne producida a pasto). "Estamos consolidados en volúmenes, creciendo este año y hemos crecido en los últimos tres años. Si alguien logra organizar a todas las partes para ordenar, estamos dispuestos a negociar. No vemos claro que haya espacio formal e institucional para juntar a todas estas partes en la mesa y dialogar", aclaró el presidente del INAC.

A la vez, también recordó que si el acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos caduca y el cupo se cae, Uruguay y Australia —como abastecedores—, basándose en los antecedentes de exportación, "tienen otro derecho ganado y ese antecedente se puede usar en las reglas de juego del comercio internacional".

Futuro

En otro orden, Stanham dijo que "el mundo de la carne es una película que transcurre favorable para Uruguay, desde hace varios años". En cuanto a los problemas coyunturales que se viven en algunos mercados, donde hoy Brasil y Paraguay están bastante más agresivos y pueden desplazar a la carne uruguaya porque sus precios son más favorables, aseguró que "tan sólo es un episodio de esa película", pero previó que el final será feliz. "Se dice que algunos mercados están sobre-stockeados, que Australia sigue exportando ganado en pie, faenando más y está liquidando su stock por la sequía. Hace meses que se dice que Australia va a parar y eso generará que falte oferta, pero parece que nunca llega el momento", explico. También recordó que "se dice que Brasil hoy está empezando a ser más agresivo, porque tiene una condición más competitiva, porque está con valores de hacienda relativamente bajos. Todas esas cosas son normales en los mercados en el devenir de los ciclos. La película general no cambió", afirmó el jerarca.

Stanham recordó en ese sentido que "la oferta general de carnes rojas en el mediano plazo no muestra una tendencia a aumentar en forma significativa. La demanda existe y no hay señales de que caiga en forma significativa, pero eso no quiere decir que haya mercados que puedan retraer en forma puntual la demanda. No se ve ni un aumento excesivo de oferta, ni una caída drástica de la demanda", aclaró.

Es más, Uruguay va por el camino que el mundo está pidiendo: carnes naturales, sin hormonas ni antibióticos, con trazabilidad y procesos certificados. "Las carnes que hoy tienen interés creciente son carnes naturales, sin antibióticos y con procesos certificados, en los mercados más valiosos eso es cada vez más demandado. En Estados Unidos, Unión Europea y está empezando en China y esas son las carnes que nosotros tenemos y los competidores no tienen. La película es buena y las señales son buenas", ratificó el jerarca de INAC.

Para Stanham fue la primera feria de Anuga y en ese sentido se mostró muy satisfecho con la experiencia y con el posicionamiento que el organismo que preside ha logrado en todos estos años. Eso también se refleja en la carne exportada.

Una menor participación.

La reciente edición de la feria de Anuga, especialmente en el segmento de la carne bovina, tuvo una menor concurrencia que en ediciones anteriores, en el marco de una competencia del cerdo y del pollo muy mayor. "Está claro que los importadores, los buenos clientes, tampoco son demasiados y el mundillo de la carne tampoco es muy grande", recordó el presidente del INAC, Federico Stanham, intentando buscar una justificación de esa menor concurrencia. "Anuga es una feria muy importante porque la participación de los importadores, los abastecedores, las instituciones y los consumidores permite auscultar el mercado de la UE", indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)