Tiene capacidad para 22.000 toneladas y seca 120 toneladas/hora

Cargill inauguró planta de silos en Florencio Sánchez

Con una inversión de US$ 10 millones y en el marco de la celebración de los 150 años de la compañía, la empresa granelera Cargill Uruguay inauguró ayer el elevador Florencio Sánchez, buscando mayor agilidad para el acopio y secado de granos, en el marco de una agricultura que no para de crecer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los nuevos silos se ubican un lugar estratégico. Foto: Gentileza Quatromanos

Eduardo Díaz, gerente general de Cargill Uruguay, explicó a El País que la nueva planta tiene una capacidad de 22.000 toneladas (con dos silos de 10.000 toneladas cada uno) y una capacidad de carga de 250 toneladas de grano por hora.

A la vez cuenta con una capacidad de acondicionamiento y secado de 120 toneladas/hora, "lo que a nosotros como compañía nos ofrece la posibilidad de acondicionar y almacenar un flujo importante de granos, pensando que las ventanas de cosecha de Uruguay se van a seguir achicando como ha venido pasando en este último tiempo", dijo el jerarca de Cargill.

El elevador está ubicado estratégicamente en una zona donde hay una gran afluencia de granos que está yendo hacia Nueva Palmira, pero a la vez, permite que haya una baja en el congestionamiento de camiones, un rápido acondicionamiento de los granos y agilidad en todo lo que es la logística para el productor.

La empresa tiene en total diez plantas —tres propias y otras con capacidad contratada— con un volumen de almacenamiento global de 350.000 toneladas. Los silos van desde Paysandú, Young, Mercedes, Durazno, Melo, Montevideo y Nueva Palmira.

"Estamos muy orgullosos de esta inversión, que refleja nuestro compromiso con la producción uruguaya. Hace diez años que estamos comprometidos con el crecimiento del sector agropecuario y hace dos años que nos posicionamos como el mayor exportador de granos del país. Esto nos demuestra que el camino recorrido es el correcto y nos motiva a seguir avanzando", afirmó Eduardo Díaz, gerente general de Cargill al inaugurar el emprendimiento junto al subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, entre otras autoridades.

Cargill, además de comprarle el grano al productor le brinda un servicio de venta de insumos, financiamiento, todo lo que son los servicios de mercados de futuro, logística terrestre y acceso a los mercados.

"Como compañía hay oficinas en 66 países y eso es lo que nos permite estar en los lugares de la demanda. Podemos llegar con las producciones de soja y trigo uruguayo directamente a los mercados", destacó Díaz.

Cargill está en Uruguay desde 2005, comenzó a través de un join venture con una compañía uruguaya y a fines de 2009 se compró la parte de los socios. "A partir de ese momento se comenzó con la estrategia de un porcentaje de la logística que había en el país que fuera propia. Ahí se comenzó a invertir", explicó el gerente de Cargill Uruguay.

Díaz dijo a El País que estaba muy preocupado por la actual campaña de cultivos de verano. "Pintaba bien desde el punto de vista productivo, pero la realidad es que en estos últimos diez días, la temperatura y la humedad que estamos teniendo en los cultivos, están pegando en los rendimientos. Lamentablemente, se ha producido en esta última semana pérdidas del potencial del rinde que teníamos", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)