SOJA PERDIÓ US$ 11,4 POR TONELADA

Cayó fuerte la soja por la suba del dólar en Brasil

Mayor presión vendedora no se reflejó aún en valor FOB.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bolsa de valores. Foto: Wikipedia

El precio de la soja tuvo una caída ayer de US$ 11,4 por tonelada en Chicago y el escándalo de corrupción generado en Brasil provocó una devaluación del real, con fortalecimiento del dólar, hecho que generó mayor presión de ventas en el mercado de la oleaginosa que repercutió en las cotizaciones.

El bróker Fernando Villamil, director de Agrosur dijo a El País que "la mayor presión de ventas a nivel de los productores fue absorbida por los exportadores que estaban cortos en sus compras y sirvió para nivelar su relación compra-venta".

La baja del real y valorización del dólar, según la visión de este operador "todavía no salió al mercado FOB (grano libre a bordo, con puerto de descarga convenido) como una presión de oferta".

El director de Agrosur afirmó que "sin duda, una devaluación del real va a desarrollar mayores ventas de los productores que hasta ahora, tanto en Argentina y Brasil como en Uruguay, porque estaban reteniendo sus ventas, esperando una recuperación de valores". Se estima que en Uruguay aún queda entre 40% y 50% de la soja perteneciente a la reciente cosecha que todavía no se vendió, pues los productores esperan mejores valores. Fue una cosecha con rendimientos históricos y una producción estimada de 3,5 millones de toneladas, que permitirá revertir dos años de pérdidas a nivel del cultivo.

Villamil explicó que el mercado de Chicago, con su cierre de la soja a la baja, hizo "una reacción anticipada a una posible venta de los productores brasileños tras la valorización del dólar" generada por el escándalo de corrupción en su país. En ese sentido, estimó que si la valorización del dólar continúa, esa mayor presión de venta puede llegar a desplomar más los precios de la oleaginosa, porque agarra a Brasil con una cosecha récord de 113 millones de toneladas, de los cuales unos 63 millones son el saldo exportable que ubica a Brasil como el primer proveedor mundial de la oleaginosa.

"En caso de Argentina y Brasil, donde el tipo de cambio tiene un atraso mayor que en Uruguay, cualquier devaluación de la moneda local genera movimientos de ventas", afirmó el bróker.

Ayer, el precio del maíz también cayó al igual que la soja; en maíz Brasil espera un nuevo récord histórico pues piensa levantar casi 93 millones de toneladas, de las cuales 26 millones deberán ser exportados. Y tanto en soja como en maíz, las ventas de los agricultores brasileños están demoradas frente a los registros de 2016 y a los promedios históricos, justamente por la fortaleza que el real venía mostrando frente al dólar, lo que debilitaba los recios recibidos por los productores.

El sector productivo sigue alerta a los movimientos del mercado mundial de granos, esperando mejores oportunidades de ventas que posibiliten concretar el cierre de un ejercicio agrícola, donde los rindes parecen haber dado revancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)