MATERIAS PRIMAS

En Chicago la soja completó la octava semana alcista consecutiva

Pese a que en la última sesión de la semana la oleaginosa bajó US$ 4,50, cerró el segmento con una ganancia del 4,19%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
bolsa de granos

Pese a las bajas reflejadas el viernes por las pizarras de la Bolsa de Chicago, que superaron los 4 dólares por tonelada, la soja logró completar el octavo segmento comercial alcista consecutivo en la plaza estadounidense, producto de las fuertes subas registradas en las dos ruedas precedentes, donde la especulación de los fondos de inversión y las contingencias de la cosecha argentina alentaron las nuevas mejoras para la oleaginosa.

Al momento de fijar los ajustes del viernes, las posiciones julio y agosto de la soja en Chicago mostraron bajas de US$ 4,50 y de US$ 3,21, mientras que sus ajustes resultaron de US$ 415,94 y de US$ 412,27 por tonelada. En el balance de la semana, estos contratos ganaron un 4,19% y un 3,60% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de US$ 399,22 a US$ 397,94 por tonelada.

La caída diaria respondió a una toma de ganancias de los inversores, que durante la rueda se desprendieron de unos 12.000 contratos, equivalentes a poco más de 1,6 millones de toneladas. No obstante, la fuerte devaluación del dólar frente al euro, que llevó la relación entre ambas monedas de 1,1154 a 1,1359, en un movimiento que mejora la competitividad de las exportaciones estadounidenses, limitó las pérdidas e incluso posibilitó la mejora de las posiciones correspondientes a la campaña 2016/2017, como noviembre, que sumó US$ 1,28 al cerrar la jornada con un ajuste de US$ 398,76 por tonelada.

En cuanto a la extendida tendencia alcista de la soja, las pérdidas productivas en la Argentina y en Brasil ya están asumidas en el actual nivel de precios. Pero las lluvias que se registraron durante la semana en amplias zonas agrícolas argentinas acentuaron la atención de los operadores estadounidenses respecto de nuevas demoras en la cosecha y de mayores mermas en la calidad de los granos, ambos, factores que podrían implicar más chances para la mercadería de EE.UU. en el mercado global de poroto de soja y de subproductos.

En ese sentido, el saldo de la semana de negocios en Chicago también fue positivo para el precio de la harina, que ganó un 2,90% al pasar de US$ 443,79 a US$ 456,68 por tonelada, y del aceite, que sumó un 2,48% al variar de US$ 694,01 y de US$ 711,20.

El viernes próximo el USDA publicará su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial, por lo que la expectativa de los operadores estará centrada en el tratamiento que el organismo le de, particularmente, a las existencias finales estadounidenses. Hasta llegar a ese reporte oficial, al mercado le prestará atención a las estimaciones privadas, que marcarán una orientación para los precios, según el promedio que vaya surgiendo de las mismas.

Los contratos julio y septiembre del maíz subieron US$ 1,18 y US$ 1,58, al cerrar con ajustes de US$ 164,66 y de US$ 165,25. En la cuarta semana consecutiva alcista, estas posiciones ganaron un 1,34% y un 1,33% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de US$ 162,49 y de US$ 163,08.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)