Algunos cultivos están formando la espiga y podrían afectarse los rindes

Clima continúa complicando a los arroces más avanzados

El retorno de los días fríos está comenzando a afectar la etapa reproductiva de los arroces que se plantaron más temprano y las lluvias, prácticamente constantes, complican el manejo de los cultivos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Arroz es uno de los rubros a negociar para un futuro comercio. Foto: F.Flores.

Los productores viven un año difícil y las medidas de manejo de cultivo serán fundamentales en esta zafra para evitar que caigan los rendimientos y que compliquen más los números de las empresas.

El área arrocera estará muy cercana a las 162.000 hectáreas y cayó 10% en un año. Debido al exceso de lluvias, los arroces se plantaron en tres etapas y eso hay situaciones bien dispares actualmente a nivel de cultivo. En 2012/13 se plantaron 173.000 hectáreas, con un rendimiento promedio de 8.064 kilos por hectárea. El rendimiento fue muy bueno porque el clima ayudó y el grueso del cereal se plantó en las fechas de siembra consideradas óptimas.

"Hubo tres tramos de siembra: uno a fines de septiembre y principio de octubre, otra sobre fines de octubre y el restante a fines de noviembre", recordó a El País el vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Hernán Zorrilla.

Los primeros arroces son los que están hoy en pleno período reproductivo, están en la etapa de formación de la espiga y posterior llenado de grano y precisan calor y buena luminosidad, porque de lo contrario tendrán malos rendimientos.

En la otra vereda, hay otros cultivos que están en estado vegetativo y su desarrollo dependerá de cómo manejen los productores el agua, las aplicaciones de urea (fertilizantes) y otras acciones clave.

Zorrilla recordó que sobre fines de diciembre de 2014, "muchos cultivos habían logrado acomodarse bastante", mejorando sensiblemente su estado.

De aquí en más, los productores están jugados al clima —también al manejo del cultivo en cada caso— , porque "este año vamos a precisar enero, febrero y seguramente una parte de marzo sin fríos, ni días nublados, para conseguir buenos rendimientos. El partido recién se está comenzando a jugar", advirtió el vicepresidente de la ACA.

Costos.

Pero, más allá del clima, los productores también están muy preocupados por los costos del cultivo. En los últimos cuatro años, el componente que más subió fue la mano de obra (alrededor de 60% en dólares y 52% en pesos corrientes según los datos de Opypa), mientras que el valor de los combustibles creció 12% en dólares y 10% en pesos corrientes.

La baja del precio internacional del petróleo alimentaba la esperanza de los arroceros uruguayos de que se trasladara a lo interno con una rebaja del gasoil mayor al 5% que anuncia el gobierno. "Estamos muy preocupados, porque el porcentaje que se anuncia de rebaja del gasoil, prácticamente no tiene efecto sobre una posible rebaja de los costos de producción", destacó Zorrilla.

El fortalecimiento del dólar, seguramente pueda generar "una caída de US$ 100 por hectárea en el costo de producción y si a eso le sumábamos una mayor rebaja en el valor de los combustibles, capaz que podríamos tener una cierta ayuda por ese lado", explicó el vicepresidente de la ACA.

Mercado.

El mercado internacional del arroz "está complicado" y no hay ventas de la nueva zafra. Todo el grano de la pasada zafra que se cosechó en abril está prácticamente vendido y la gremial, seguramente sobre fines de febrero, retomará la negociacíón con los molinos sobre el precio definitivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)