Productores uruguayos siguen sin vender anticipadamente

Cultivo de soja con estado óptimo y precios a la baja

En los últimos 20 días el precio de la soja en el mercado mundial bajó US$ 30 por tonelada, pero lo más preocupante es que la posibilidad de que los valores de la oleaginosa se comiencen a corregir aún está lejos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunas chacras está mostrando pequeños faltantes de agua. Foto: Daniel Rojas

La superproducción de soja y maíz que registra Estados Unidos está comprometiendo la oferta mundial de ambos granos y presiona los valores a la baja, complicando más el panorama para los agricultores que siguen enfrentando costos altos en el marco de una agricultura más tecnificada.

La caída de los precios no afectó el ánimo del productor uruguayo, que sigue sin vender soja anticipada, a diferencia de lo que sucedía el año pasado donde gran parte de la oleaginosa se había vendido previo al comienzo de las trillas. "No veo al productor pesimista como lo estaba en septiembre y octubre de 2014", aseguró a El País el consultor Marcos Carrera, técnico de Monsanto.

"No cabe esperar que los precios de la soja se corrijan el corto plazo. Ya se jugó casi todo el partido", aseguró.

En soja, donde la cosecha de Sudamérica puede tener algo de peso en la oferta mundial, no se ven amenazas climáticas que puedan revertir la caída de valores, sostuvo.

"Hoy lo único que queda por esperar es que Brasil, que está comenzando con la cosecha, tenga algún problema, que por ahora no se ve", indicó Carrera. Por otro lado, Paraguay enfrenta algunas dificultades en el norte y noreste que podrían llegar a condicionar los rendimientos de su soja, "pero no veo que eso haga mover los precios en el corto plazo", sostuvo el analista de Monsanto.

Más allá de que los productores uruguayos siguen sin vender soja anticipada esperando mejores precios, Carrera recordó que en febrero van a tener que comprometer algún precio, porque de lo contrario van a quedarse con un valor muy abajo y eso los perjudicará más.

Cultivos.

Hasta el momento, ayudados por las lluvias periódicas, los cultivos siguen con un muy desarrollo y prácticamente no se registraron problemas sanitarios de significación.

Las áreas de soja tuvieron algunos golpes de agua durante la fase de implantación que las complicaron, pero luego, al igual que las de maíz, retomaron su estado óptimo. Esos golpes de agua obligaron a resembrar varios cultivos de soja.

"Hoy esas sojas están con un desarrollo espectacular" y pese a toda la lluvia que recibieron, están precisando un poco más de agua, aunque ese faltante que se nota a nivel de algunas chacras "no es nada alarmante", aclaró Carrera.

Mientras tanto, para el maíz fue un año muy bueno hasta el momento y sólo estaría faltando ver cómo se terminan de definir las siembras de cultivos de segunda.

El consultor dijo que a nivel de maíces de primera ya están definidos los rendimientos. "Fue un año bueno", destacó el analista.

La expectativa es que las primeras cosechas de maíz, que comenzarán a levantarse a principio de febrero, estén aportando entre 6.000 y 6.700 kilos por hectárea, un rendimiento considerado normal.

Por el lado de los precios, tampoco se visualiza un repunte de valores para este grano, porque la cosecha de Sudamérica no tiene peso en la oferta mundial.

"No hay nada que pueda jugar muy fuerte para elevar los valores. La caída grande en Sudamérica fue en Argentina", donde el clima castigó duro al principal cinturón maicero, haciendo perder cultivos. A la vez, también hubo pérdidas en Brasil por la sequía viene afectando principalmente a Rio Grande do Sul.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)