Hay paquetes tecnológicos validados para evitar pérdidas

Daños climáticos sobre los ovinos se pueden revertir

El ovino no la está pasando bien, principalmente en el norte del país. El exceso de lluvias y su periodicidad (prácticamente una preciitación a la semana) provocaron un exceso de pasto en los campos que afectan a la oveja y benefician al vacuno, pero a eso hay que sumarle un incremento de las bicheras (miasis), problemas podales y una explosión de parasitosis internas, principalmente de lombriz del cuajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La majada podrá mejorar su estado para volver a preñarse. Foto: Ariel Colmegna

Este mes se produce el destete de los corderos y la ventaja es que permite acomodar muy rápidamente la condición corporal de la majada. "Las madres van a tener dos o tres meses de descanso productivo y la suerte de la encarnerada no se está jugando en este momento y va a transcurrir en marzo o abril", aseguró a El País el jefe del Área de Transferencia de Tecnología del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Adolfo Casaretto.

Si las condiciones climáticas mejoran y las majadas responden, se podrá comenzar un año productivo en buenas condiciones. "Si bien la situación está complicada, es posible revertirla", sostuvo el técnico.

Casaretto recordó que hay zonas en el norte del país donde habitualmente llueven 2.400 milímetros anuales, donde hoy prácticamente se duplicó el volumen de agua. Se llevan prácticamente dos meses, donde además de la tremenda cantidad de agua, las lluvias son continuas, generando condiciones de humedad que afectan al ovino, que precisa clima seco.

A la vez, enero es un mes clave, porque los productores hacen diversos trabajos sobre la majada, que este año prácticamente no se pudieron hacer.

Pasturas.

El clima generó un exceso de pasto en los campos que facilitan el engorde del vacuno —los kilos baratos— pero complican mucho al ovino que precisa pasturas cortas. Además de complicarse para comer, el exceso de pasto está generando problemas podales.

"Estamos teniendo muchos problemas de patas", aseguró el técnico del SUL. No sólo hay pietin, sino también infecciones de la piel. Para atacar estos problemas hay un paquete de medidas de manejo impulsado por el SUL que está muy probado en el Uruguay.

"El productor tiene que estar dispuesto a sentar las ovejas y revisar pata por pata y clasificar las lesiones que se presentan. Es tedioso pero genera muchos beneficios", explicó Casaretto.

Para atacar la explosión de parasitosis internas, el experto del SUL recomendó a los productores a realizar "un monitoreo para determinar la carga de lombrices en la materia" y advirtió que "si esperamos darnos cuenta a través de los síntomas, que es una medida habitual que usa el productor, pero a la vez muy tardía, las grandes infestaciones terminan en la muerte del animal".

Controlar las cargas parasitarias pasa por aplicar las drogas efectivas para evitar resistencia de los parásitos. "La buena noticia es que en estos últimos 3 años, para la especie ovina, apareció un arsenal terapéutico que no existía para lombriz del cuajo.

Además de los fosforados surgieron drogas con principios activos nuevos. Hoy los ovinos y la lombriz del cuajo cuenta con un repertorio de productos como para bajar las cargas a cero, cosa que no está pasando en el vacuno", reconoció Casaretto.

Pastoreo.

Será fundamental el manejo del pastoreo. "Generalmente cuando aparecen estos años, los productores intentan atajar el pasto en todos los potreros y en toda la superficie del establecimiento, lo que finalmente resulta imposible, el pasto les gana y no hay campo apropiado para los ovinos", admitió el experto del SUL.

La recomendación de los técnicos es que se cierre algún potrero, se haga reserva de forraje aunque se pierda calidad de la pastura y especializar áreas del establecimiento para el ovino a través del pastoreo con vacunos, para que el problema del exceso de pasturas no se traslade hasta el otoño, "una instancia clave donde no podemos mal alimentar a los ovinos", aseguró Casaretto.

Es un año donde se debe aplicar mucho manejo sobre la majada para poder reponerla y lograr una buena cantidad de corderos tras la encarnerada.

Darle mayor cuidado a corderos destetados

Más allá de los problemas climáticos que vienen afectando a los ovinos, principalmente en los departamentos del norte del país, el destete de corderos viene bien, aseguró el jefe del Área de Trasnferencia de Tecnología del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), el doctor Adolfo Casaretto.

El destete genera mucho estrés sobre los corderos y esa situación puede generar que sean más frágiles ante las enfermedades, lo que obliga a tener ciudados adicionales sobre esa categoría.

"Hay que cuidar mucho la parasitosis del cordero que al estar desmamantado pasa a ser una categoría de mucho riesgo", advirtió el especialista.

"Probablemente haya que darle potreros más chicos para cuidarlos de las enfermedades de las patas, las bicheras y las lombrices. Son veranos que requieren mayor dedicación sobre el ovino", la única forma de evitar pérdidas productivas severas en el establecimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)