Jorge Dimu

Demanda para carne ovina continuará firme

Lleva varios años en el negocio de la carne y es el principal comprador de cortes ovinos para el grupo JBS/Friboi (el mayor productor y exportador de proteínas del mundo). Dimu es un fuerte impulsor de la colocación de corderos pesados en el mercado brasileño.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Dimu

—¿Qué se puede esperar del mercado brasileño para la carne ovina?.

—La demanda sigue muy firme y continuará con esa firmeza. El problema hoy es la diferencia del valor del real y los costos que está teniendo Uruguay que están complicando el negocio. Hemos llegado a un tope y algo va a tener que bajar el precio del ovino, porque de lo contrario no se venderá.

— A lo largo de 2014 el mercado brasileño fue fundamental para la carne ovina uruguaya, no solo por sus precios, sino también por su demanda ¿cómo está cerrando el año?.

—Está con precios firmes, con buena demanda, pero protestando por los valores actuales. Ya están bajando los precios, pero todavía son buenos para el productor que se dedica al rubro ovino. Brasil llevó toda la res y eso favorece mucho la colocación del producto. Es un mercado grande y no solo para los corderos, también favorece a otras categorías.

—Habla de un ajuste de valores para mejorar la colocación de la carne ovina uruguaya. ¿Eso no desestimulará más al productor y hará bajar el stock?.

—Hoy estamos en un nivel de valores muy buenos para el productor. No es malo para el negocio si pasa a recibir entre US$ 3,80 o US$ 3,90 por kilo de cordero. Son valores históricamente muy buenos. Hoy el año está cerrando con valores de US$ 4,20 y US$ 4,30 por kilo para corderos pesados, según la planilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado y el mercado muestra firmeza.

—El mercado de la Unión Europea está algo complicado. ¿Es posible que mejore la exportación de carne ovina uruguaya a ese mercado?.

—Son varios los factores que están complicando a la Unión Europea. La baja del euro, la suba del dólar y la oferta mundial de carne ovina —entre muchos otros— están afectando la exportación y hay precios menores, principalmente para las piernas ovinas. A la vez, la demanda cayó.

—Rusia es otro destino de importancia, principalmente porque permite el ingreso de cortes con hueso. ¿También lo ve complicado?.

—Lo veo muy complicado, principalmente por la devaluación del rublo (moneda local). Lo mismo está pasando para la carne bovina. Hay que acordarse que fue un mercado muy importante para los frigoríficos uruguayos por el volumen de carne que captaba. Sin embargo, a China, donde también van cortes con hueso y menudencias, lo veo positivo para 2015, porque seguramente mantendrá su demanda.

—Una de las metas más importantes para Uruguay es el ingreso a Estados Unidos con cortes con hueso. ¿Considera que el hecho de entrar con hueso podría mejorar los valores de la carne ovina uruguaya?

—La apertura para la carne con hueso cambiará el negocio, pero no creo que suba los precios. Es que ya estamos con precios altos en el negocio, pero seguramente mejorará el ánimo del productor y podría hacer que apueste más a la producción de corderos. La producción bajó y hay que incrementarla. Los costos uruguayos son significativos y ajustándolos, la demanda se mantendrá firme para los cortes que se produzcan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)