Empresas uruguayas siguen contactos en la ProExpo Moscú

La devaluación del rublo complica más a importadores rusos

El mercado ruso continúa mostrando señales de frialdad, básicamente debido a la devaluación del rublo que obliga a los importadores de carne a mantener la cautela y ofrecer valores a la baja por la carne que pretenden importar para abastecer el mercado.

Aún así, algunos frigoríficos uruguayos vienen manteniendo contacto con sus clientes en la ProExpo Moscú que se viene cumpliendo en la capital rusa, donde el Instituto Nacional de Carnes (INAC) está presente con un stand de prácticamente 100 metros cuadrados.

"Los importadores rusos tienen una gran incertidumbre por la devaluación del rublo y desde que eso sucedió, todas las empresas importadoras pusieron freno a las compras", aseguró anoche a El País el gerente general de San Jacinto (Nirea S.A.), Gastón Scayola desde Moscú, tras reunirse con varios clientes de la empresa. Los frigoríficos uruguayos buscan mantener el vínculo con sus compradores más allá de los problemas del mercado y miran a más largo plazo. "El año pasado el rublo estaba a 30 y hoy está en 60, pero se maneja que puede llegar a 100 en dos semanas. Es muy difícil para los importadores planificarse y por lo tanto no se animan a asumir compromisos", explicó Scayola a El País.

Más allá de la devaluación, hay otro elemento que suma y es que "el principal productor y vendedor de carne local rusa está poniendo carne propia con buenos precios en el mercado", agregó el industrial. Los rusos se sienten agredidos por el resto del mundo y el consumidor apunta a comprar productos locales. Eso baja más el consumo y dificulta más las ventas.

"Para el sector importador no está fácil y no ve un horizonte del rublo mínimamente estable. No tienen certezas para organizar el negocio hoy", destacó Scayola.

En caso de Uruguay, al cierre del mes de enero, se llevaban colocadas 385 toneladas peso canal contra 474 toneladas toneladas que había vendido la industria a igual fecha de 2014 (datos INAC). Hasta que la devaluación pase, el mercado ruso quedará fuera de competencia, pero Uruguay tiene a quien venderle.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)